BOXEADORES GALLEGOS QUE LOGRARON MEDALLAS NACIONALES DE PLATA Y BRONCE

Después del recopilatorio de boxeadores aficionados que alcanzaron el Campeonato de España, quiero cometer la osadía de traer a colación y recuerdo a los púgiles que lograron preseas de Plata y Bronce. Y digo osadía, por la complejidad que encierra el buscar información donde casi no existe. Así que la mayor parte del listado ( no se contemplan campeonatos de clubes, etcétera ) está basado en el archivo existente desde el nacimiento de boxeodemedianoche, y en algunos casos almacenados en mi memoria. Supongo que quedarán nombres en el tintero, pero el error o la omisión son involuntarios.

Sobre un óleo de Juan Barral, se reflejan los nombres que he podido recopilar de los gallegos que consiguieron medallas en los nacionales absolutos. Posiblemente son todos los que están, pero quizá no estén todos los que han sido.

Todos tenemos en mente nombres de las boxeadoras que, aparte de otras preseas, lograron la Plata como la asturiana afincada en Vigo Rocío Suárez Gión, así como Montse Rey Beiro, Alba Pedrosa en categoría Joven, Cora Ayude Payas y últimamente, la doblemente plateada Olga Vázquez Carro. También entran en el argénteo listado, las otrora medallas auríferas Estefanía Mendes AndradeDaiane Da Silva Ferreira y Judith Barbosa Sotelo que ocupa el primer escalafón de la historia femenina con triples en Oro y Plata.

La rianxeira Estefanía García Figueira abre la lista de las púgiles que se hicieron con la medalla de Bronce, de la que también forman parte, y que repitieron preseas, Lorea Murgoitio DomínguezMontse Rey Beiro y Rocío Suárez Gión y Ana Acevedo Gómez.

Los primeros nombres de los Chicos de Plata gallegos que vienen a mi memoria son los de Ramón Casal (1959), Benito Canal Rodríguez (1960), José Grandío (1963), González Dopico (1964), Gonzalo Pérez González, alias Zamora, que perdió la final 1972 ante el almeriense López Barrilado. El lucense Miky Sánchez, el coruñés José Cañás Curruncho o los vigueses Tante Martínez que aglutina oros y platas, y Fernando Rodríguez (1979). El mítico Iván «Dinky» Sánchez es otro de los nombres de la listaen la que también se encuentran  el aguerrido Tito Bestilleiro Barrientos finalista en los absolutos de Santander. Además de Aarón GonzálezYdne  Subiñas en categoría Joven, junto con Rubén Pérez Rial, Wilker Faña Guerrero y Yago Outeiriño Rodríguez, y el noies Silvestre Gómez Otero en Categoría Junior. También fue medalla de Plata Junior, en Brunete ( Madrid ), Xesús Ferreiro García, Cachorro.

Entre los Chicos de Bronce  se encuentran Alberto Piñeiro Louzao y el amiense Ramón Miras Lago quienes forman parte de la lista en la que también entran el sadense Carlos García Cal, los herculinos Adrián Miraz MuiñoPablo González, los pontevedreses Enrique Pereira, Alex Barros Sobral, Alberto Loureiro López, Charly López Pereira, y Juan Carlos Padín. Así como Diego Couceiro Botana. En categoría Joven lo fueron Jonathan Rodríguez Bouza y Juan Vilariño Vázquez. Mi cordial agradecimiento a Javi Araujo, por haber tenido la cortesía de ampliar información al respecto de una medalla de Bronce obtenida por Santiago Ponce De León Molina en el 2018.

NUEVA «ESCOLA DE BOXEO XESÚS FERREIRO CACHORRO» EN O TEMPLE

Terra de loitadores, terra de soñadores, afirma la letra de una popular canción de la que, el cuatro veces campeón de España, Xesús Ferreiro García, fue fuente de inspiración.

Luchar y soñar es recurrente en la trayectoria de Cachorro, púgil que comparte con Moncho Casal el honor de ser los únicos coruñeses en conseguir el título de España en dos pesos distintos. Asimismo, pertenece al selecto grupo de boxeadores que fueron campeones de España en categoría Aficionado y Profesional. Además, protagonizó la romántica anécdota de trocar los golpes en emocionadas palabras y el sudor en lágrimas, para, rodilla en lona, pedir matrimonio a la madre de sus hijos, inmediatamente después de haber logrado uno de sus triunfos. La ovación, indescriptible

Luchador y soñador, contra virus y confines, el boxeo por bandera, la técnica como insignia y la Escola Boxeo Xesus Ferreiro como paraninfo pugílistico. A partir de julio en El temple.

En la actualidad el técnico herculino, que imparte pedagogía boxística a cerca de noventa alumnos que acuden a sus clases, lucha por hacer realidad el sueño de la nueva Escola de Boxeo Xesús Ferreiro Cachorro.

A pesar de las pandémicas circunstancias que obligaron a paralizar las obras un par de veces, el proyecto continúa y se espera inaugurarlo el próximo día 15 de julio. Más de dos centenas de metros cuadrados serán el feudo de loitadores y soñadores en busca del bienestar físico, y quien sabe si también, el crisol donde se fundan nuevas figuras del boxeo que emulen las gestas del maestro Ferreiro García.

Infantes, jóvenes y adultos de ambos sexos, podrán disponer del clásico gimnasio de boxeo a la antigua usanza en armonía con los más modernos complementos, y asimilar las técnicas de entrenamiento impartidas por una de las más importantes figuras del boxeo nacional.

Lo dicho, a partir de julio podéis alcanzar un óptimo estado de forma mediante el ocio, la diversión, y si surge, la competición en: Rúa Polígono nº 32 del Temple ( Cambre ). Y todo ello bajo la atenta mirada de un tri-campeón de España profesional reconvertido en Técnico de Boxeo. Podéis contactar a través del número 648 912 233

BOXEADORES AFICIONADOS GALLEGOS QUE FUERON CAMPEONES DE ESPAÑA

La parte relativa de la historia de Galicia en los inicios de los Campeonatos de España de Boxeo Aficionado, no está muy documentada. El posterior cambio tecnológico en sistemas de archivado se llevó por delante mucha información en soporte de papel. Si además añadimos el incendio que asoló los archivos de la FEB, destruyendo una importante parte de documentación, nos complica, aún más, el poder recopilar todos los datos que quisiéramos.

En sobreimpresión los nombres de los gallegos que, salvo error u omisión, figuran como Campeones de España de Boxeo Aficionado.

Los campeonatos nacionales comenzaron su andadura en el año 1924. Según le consta al enciclopédico, otrora boxeador y entrenador, Fabio Antonio Matilla Ameijeiras el primer campeón de España amateur de origen gallego fue César Campuzano, un redondelano que en 1928 ganó en Barcelona el cinturón de la división reina. En el año 25 no se celebraron los campeonatos, así como durante los relativos a la contienda civil española.

Y no encontramos más información hasta el año 40, en que el boxeador herculino apodado el Toro del Matadero, Francisco Beltrán Camba se proclamó campeón nacional amateur del peso ligero.

El boxeador de Mugardos, Joaquín Alejos, perteneciente al equipo de boxeo del Deportivo de La Coruña, que había sido subcampeón anteriormente, se haría con el cinturón de la división pluma al vencer en la final de Zaragoza de 1944 al vasco Victor Belandía.

Tengo conocimientos de subcampeones como Ramón Casal (1959), Benito Canal (1960), José Grandío (1963), González Dopico (1964) o Fernando Rodríguez (1979). Hasta que apareció el púgil de Santiago de Sísamo ( Carballo ) Raúl Añón, que en 1974 fue campeón de España de la división welter al imponerse en la final a Francisco Rodríguez, y que, un año después, recuncó en Zaragoza.

Felipe Rodríguez Piñeiro, alias Pantera, de Vilaxoan ( Pontevedra ), se convirtió en internacional con la selección española de boxeo merced a haber conquistado dos campeonatos nacionales, dentro de la máxima división, en los años 74 y 76 del pasado siglo.

También, otros campeones nacionales fueron Tante Martínez Fontenla, que lo hizo en tres ocasiones. Asimismo, Manuel Rodríguez ‘Laranxo’, y el imbatido como boxeador amateur Jorge Araujo Alonso, ambos dentro de la división superwelter.

El marinense Pedro Ferradas alcanzó la titularidad nacional, al igual que el vigués Alfredo Costas. Roberto Domínguez se hizo con la presea de oro dentro de los pesos semipesado y pesado.

A partir de que se instauran categorías por edades en el boxeo olímpico hay que citar a Iván Pozo que fue campeón español Junior dos años consecutivos. También alcanzaron el doblete Cándido Rey, así como Alfonso Orio doble campeón Junior 2006 y 2007 del superwelter. El boxeador del barrio Piringalla de la ciudad amurallada Alberto Piñeiro Louzao se coronó en el 2007 y fue bronce en el 2012. El púgil de Sada Iago Fernández Domínguez se proclamó campeón en 2014 y obtuvo el subcampeonato un año después. También alcanzaron el título Pedro FernándezAgustín Álvarez Martínez en semipesado y Borja Martínez Pérez en peso medio. César Martínez y Miguel San Román lograron el cinturón español de categoría Juvenil. Igualmente tuvieron su reinado nacional el coruñés Jesús «Cachorro» Ferreiro, el ferrolano Carlos Pena Rubianes y Vicente Fernandez.

El multidisciplinar competidor de Santiso Aron Ayude Payas se aupó al puesto de oro al vencer al castellano-leones Jefrey Reyes en la final del 2016 en Coruña. Asimismo, el púgil olívico Alexandre Juncal Krikova, aunque compitiendo con la territorial castellano-leonesa,  obtuvo el Cinturón de Campeón de España Junior.

Alcanzaron el campeonato Élite el marinense Aarón González en 2017 y el burelense Martiño Río en el 2017 y el 2019.

Y dentro de la categoría femenina destacar a las campeonas de España Judith Barbosa Sotelo, que lo fue en tres ocasiones, además de sus gestas internacionales que la auparon al top ten mundial. Otro triple consiguió la arteixana Marta BrañasOlalla Cruces que lo fue en una. Así como Estefania Mendes Andrade que se impuso en la final 2016 a la cántabra Alba Cascajo y obtuvo el subcampeonato en 2019; y Daiane Da Silva Ferreira que se hizo con dos cinturones, uno de ellos en la final disputada en Coruña 2016 con la melidense Cora Ayude Payas, y otro en el 2019.

PROFESIONALES GALLEGOS QUE ASPIRARON A REINAR EN EUROPA Y LUCHAR POR UN MUNDIAL

A lo largo de la historia del boxeo galaico 10 boxeadores profesionales adquirieron el derecho a disputar un Campeonato de Europa. Tan solo Iván Pozo – del que se habló en el capítulo correspondiente al 18/V/20 – logró alcanzar el preciado entorchado continental. Dentro de esa decena de excelentes púgiles gallegos podemos encontrar, también, los 3 magníficos que dispusieron de una oportunidad de luchar por un Título Mundial.

Quiero aclarar que, exclusivamente, se hace referencia a púgiles nacidos en Galicia. ( No entran en la relación el campeón de Alemania José Varela, nacido en Coristanco-Coruña, que se proclamó campeón de Europa combatiendo bajo licencia y bandera alemana; tampoco Valery Yanchy, el púgil bielorruso residente en Sada-Coruña, que obtuvo el título dentro de las 7 ocasiones en que lo intentó ). Asimismo, especificar que los títulos elegidos para esta reseña son el oficial EBU ( European Boxing Union ) y los oficiales de los organismos WBA, WBC, WBO y la IBF.

Imagen histórica con Manolo Pombo, Roberto Castañón, Fernando Rodríguez, su preparador Fabio Matilla y Carlos Miguel, que acoge las sobreimpresiones de: González Dopico, Pantera Rodríguez, Senén Bernárdez, Jorge Araujo, Pedro Ferradas, Roberto Domínguez y Alfredo Costas. Foto archivo de Rubén Moralejo Alcántara

José González Dopico ( Ferrol 1944 – Ferrol 2007 ) el Bombero Boxeador, fue el primer gallego en optar al título de Europa. En el otoño de 1973 acude a París en busca del cinturón de Campeón de Europa, que se encontraba bien custodiado entre los poderosos puños del eterno Roger Menetrey. En el momento de su enfrentamiento con el campeón español el púgil galo presentaba unas temibles credenciales de 55 combates con 53 triunfos ( 44 ko ), una derrota por puntos ante Mantequilla Napoles en su asalto al mundial, y un nulo. A pesar de la derrota por puntos, González Dopico siempre afirmó haber merecido el triunfo. El gran combate realizado por parte del ferrolano, le valió para que el famoso actor Alain Delon, que también se dedicaba a promotor de boxeo, le firmase un contrato para volver a boxear en París frente a Roger Zamí.

Fernando Bernardez Villar ( Vigo 1951 ) Le llegó su oportunidad europea en Vigo ante el francés Daniel Trioulaire. El montaje del importante evento tuvo sus inconvenientes previos al salir a colación el conflicto de intereses que mantuvieron el promotor y manager Elio Guzmán y el entrenador olívico Francisco Amoedo sobre los derechos que ambos habían adquirido con el púgil vigués. El boxeador francés, quizá el menos emblemático de los campeones aquí citados, retuvo la corona continental conquistada en su quinceavo combate profesional ante el hispano-ghanes Bob Allotey, al hacer combate nulo con el púgil olívico.

Felipe Rodriguez Piñeiro ( Vilaxoan 1953 – 2000 ) el eterno campeón español de la máxima división. Nadie consiguió arrebatarle el Cinturón que se llevó puesto a su retiro. Dispuso de dos oportunidades para alcanzar el Campeonato de Europa. Una ante Lorenzo Zanón, que se había aupado al trono continental venciendo a Evangelista, y que derrotó al pontevedrés por puntos en octubre del 79. Y la segunda, en París frente a Lucien Rodríguez, con derrota por idéntico resultado en noviembre del 81. Tanto el púgil transalpino, como el boxeador franco-marroquí intentaron el mundial ante Larry Holmes.

Carlos Miguel Rodriguez ( Vigo 1957 ) guarda un paralelismo en su antología europea, con el inmortal boxeador Luis Folledo Carmona, pues, al igual que el madrileño, lo intentó en 3 ocasiones y se encontró con los más poderosos campeones de la época. La primera con derrota por ko técnico en el otoño de 1981 ante Carlos ¨Pecho Liebre¨ Hernández, quien disputó el entorchado europeo en doce ocasiones. La segunda oportunidad surgió en León frente al todopoderoso  Roberto Castañon – 17 disputas continentales y 2 mundiales – quien le venció por puntos en el invierno de 1983. Y la tercera en Carballo, enfrentándose al ocho veces campeón de Europa Poli Díaz, quien le venció por ko técnico en el noveno asalto del combate que disputaron en septiembre de 1990, justo 8 meses antes de aspirar al mundial de Whitaker. Fue el último combate del buen boxeador gallego.

Alfredo Costas Soto ( Vigo 1963 ), le llegó una ocasión para opositar al Campeonato de Europa en agosto de 1985. Viajó a la Calabria italiana para enfrentarse al temible mauritano, afincado en Roma, Cheid Tidjani Sidibe. El púgil de color – 74 triunfos con 54 ko´s – que había adoptado el nombre latino de Nino La Rocca, no le dio opción al vigués, venciendo por ko técnico.

Fernando Rodriguez ( Vigo 1960 ), dispuso de una exitosa carrera como aficionado dirigido por Fabio Matilla en la que alcanzó el subcampeonato nacional. Con tan solo veinte combates en su trayectoria profesional de siete años, lo que arroja una media inferior a tres combates por año, logró aspirar en cinco ocasiones al título nacional y una vez al continental. A este último entorchado tuvo acceso en la primavera de 1986, en Brustem ( Bélgica ), frente al púgil local Jean Marc Renard que alcanzó 8 títulos en las 9 ocasiones en que lo disputó, y que aspiró, en vano al mundial de WBA. El belga se impuso al gallego por ko.

Pedro Ferradás Couso ( Marín – Pontevedra 1966 ) Persona de férrea voluntad, sufrió un grave accidente laboral en plena carrera boxística, pero contra todo pronóstico y gracias a su  tesón y constancia, logró recuperarse de nuevo para el boxeo. Optó en dos oportunidades al campeonato de Europa cayendo derrotado por ko técnico, en ambas ocasiones, ante el kazajo Anatoly Alexandrov, que se coronó en seis de las siete lides con el europeo en juego, y obtuvo el mundial WBO. La primera en Porriño durante el estío de 1996, y justo dos años después, en Vigo. Con anterioridad había logrado la fortuna de intentar el asalto al título mundial en el verano de 1995, pero el británico Steve Robinson le venció por ko técnico en el Reino Unido.

Roberto Dominguez  Pérez ( Vigo 1961 ) optó al Cinturón de Europa frente a Crawford Ashley en Liverpool cayendo por ko, en marzo de 1997. Paradójicamente, antes de su oportunidad europea había disputado el título mundial WBO, ante el pegador polaco Dariusz Michalczewski, en un combate disputado en Colonia, y donde el vigués llegó a sentar al teutón en la lona durante  el primer asalto. Pero en el segundo asalto llegó el potente puño del campeón, y se produjo el adiós del vigués al sueño mundialista.

Jorge Araujo Alonso ( Vigo 1970 ), debutó en el profesionalismo con 28 años y en su carrera de apenas un bienio obtuvo el aspirantazgo al título continental en febrero de 2003. El ruso Roman Karmazin le cerró el camino de la gloria europea, venciendo por ko técnico en el combate que ambos disputaron en La Cubierta de Leganés.

CULTURA LITERARIA TRAS LAS BAMBALINAS DEL BOXEO GALLEGO

Hace media docena de años hice una serie de entrevistas al equipo de boxeo femenino gallego que había logrado grandes gestas en los campeonatos estatales. Entre las boxeadoras entrevistadas se encontraba la competidora de Rianxo Estefanía García, quien me sorprendió con la petición de que incluyera la pregunta ¿ a quien desea dedicar su medalla nacional ? Por supuesto que incluí tal cuestión, y la respuesta de la deportista gallega fue un alegato de respeto, gratitud y aprecio hacia su preparador.

Alfredo Blanco Ríos, segundo en cuclillas por la izquierda, con el galardon acreditativo de su Premio Rubén martinez 2014.

Buen entrenador, pensé, debe ser Alfredo Blanco Ríos. Cosa que pude comprobar unos meses después cuando la FGB premió su labor, junto con su colega Johnny Hermida, como seleccionador del Combinado Infantil Gallego compuesto por Filomena del RíoAriadna SuárezJuan PiñeiroPablo Piñeiro, que asimismo se llevaron el premio Rubén Martínez 2014 en el apartado de Boxeo Infantil. Desde entonces, hemos coincidido en muchos eventos boxísticos y discrepado en alguno.

Hoy he recibido una nota de Alfredo Blanco Ríos, que agradezco y aprecio cordialmente en las consideraciones hacia mi persona, sobre la que debo confesar sentirme maravillado en lo correspondiente a la riqueza de la prosa y la calidad académica que destila el singular texto. Desde mi punto de vista se trata de una pequeña joya literaria en la que cualquier ávido lector puede percibir el orbe nerudiano, o sentir una influencia conradiana a través de las concisas líneas. Ahí abajo os las dejo, para que comprobéis la cultura literaria que, por maravillosa paradoja, puede atesorar un personaje que forma parte del rudo y cruento mundo del noble arte.

«De bien nacido es ser agradecido», reza el acertado refrán. No quisiera yo dejar pasar más tiempo sin agradecer la labor de tu pluma voraz y certera, sin ambigüedades ni posiciones ventajosas o apadrinadas. Eres la voz escrita de un mundo acorralado en ocasiones por sí mismo. Eres el grito comedido y el susurro amigo. Un disparo de tinta a la línea de flotación de los egos desmesurados y un refugio para los ojos ávidos de literatura boxística de calidad. No existe en tu pluma el insulto o el desprecio, únicas medicinas válidas para el mediocre autocomplaciente. Tus crónicas son el pulso y la sangre del boxeo galaico en todas sus facetas y categorías, desde la élite hasta el candor de los infantes. Siempre encuentras la palabra adecuada, huyendo de lo repetitivo y lo más peligroso… El clientelismo. Eres la mano verdaderamente experta, sincera e independiente que tenemos la gran suerte de poder disfrutar y de la que podemos aprender. Creo que te mereces este minúsculo reconocimiento por mi parte y al que seguro muchos se unirían. Recibe un gran abrazo y el aprecio por tu entrega a todos los que forman la familia de esa loca aventura de las cuerdas. Gracias Maestro

HOMENAJE A LOS 22 GALLEGOS QUE OCUPARON EL TRONO DEL BOXEO ESPAÑOL PROFESIONAL

Salvo error u omisión, y habiendo hecho una recopilación de datos sobre la historia del boxeo profesional gallego, he podido constatar que veintiun boxeadores oriundos de este rincón del noroeste han logrado ostentar la corona de España del pugilismo. Por provincias se lleva la pauta Pontevedra con once monarcas, le sigue Coruña con ocho reyes coronados, y empatan Orense y Lugo entronizando a un soberano cada una. A mayores Pontevedra puede presumir de haber aspirado en tres ocasiones al mundial, y diecinueve veces al europeo, de los que conquistó uno. La provincia de Coruña también suma a la historia boxística un aspirantazgo europeo.

García Sobral, Segundo Bartos, Joaquin Alejos, Ángel Grela, González Dopico, Paco Beltran, Benito Canal, Pantera Rodríguez, Fernando Bernárdez, Jorge Araujo, Pedro Ferradás, Roberto Domínguez, Carlos Miguel, Alfredo Costas, Locomotora Lopez, Cahorro Ferreiro, Iván Saáchez, Marta Brañas, Moncho Miras y Alberto Piñeiro, de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Falta la foto de Fernando Rodríguez

Ángel García Sobral, el León de Geve ( Pontevedra 1908 – 1986) comenzó su carrera pugilística en Brasil, adonde había emigrado con 16 años. Accedió al trono de la división reina en Vigo allá por el año 1931, venciendo por ko en 3 asaltos al valenciano Vicente Lorenzo. Lo perdió, también antes del límite, ante Francisco Ros en Madrid. Una lesión le  apartó unos meses de la competición, y a su vuelta recuperó de nuevo el cinturón del peso medio derrotando por ko, en Vigo, a Félix Gómez.

Segundo Bartos ( Vigo 1908- Madrid 1970 ) otro emigrante del boxeo gallego. Obtuvo su corona en el año 1933 frente Vicente Riambau en el Circo Price de Madrid, venciendo por puntos. Lo retuvo en el mismo escenario ante José Mico, al que derrotó por decisión a los puntos.

Francisco Beltran Camba ( Cuba 1922- La Coruña 1989 ). La Plaza de toros de La Coruña fue el escenario que vio como el estilista boxeador apodado el Toro del Matadero alcanzaba el título de España del peso ligero venciendo a los puntos al catalán José Pico en 1945. Volvió a intentarlo por segunda en 1949 ante Bartolomé Martí en Barcelona, perdiendo por puntos

Joaquin Alejos Cartelle ( Mugardos 1920 ). Aspiró por primera vez al trono nacional de los plumas profesional ante el célebre Luis Romero que le venció por ko en el Gran Price de Barcelona. Tres años más tarde alcanzó el cinturón de los pluma en la plaza de toros coruñesa venciendo a Francisco Latorre por puntos. Otro grande de la posguerra española, Luis de Santiago, le arrebató el título meses más tarde venciendo  por ko en el Gran Price barcelonés.

Benito Canal Rodriguez ( Orense 1940 – Burgos 2016 ) con 22 años se proclamó campeón nacional del peso pesado venciendo al vasco Mariano Echevarría. Disputó el título en 9 ocasiones, enfrentándose a púgiles de la talla de Luis SerraJosé GonzálezJosé Luis Velasco, el citado Mariano Echevarria, y José Manuel Ibar Urtain ante el que perdió por ko el cinturón nacional que logró ostentar en 6 ocasiones.

Ramón Casal ( La Coruña 1940 – Orihuela 2014 ) alcanzó su primer cinturón nacional del peso gallo derrotando por puntos a José Bisbal en el Gran Price de Barcelona. Alcanzó gran prestigio internacional con su victoria ante el campeón europeo Alphonse Halimi en París, y obteniendo un combate nulo con el 8 veces campeón europeo y  mundial del peso mosca  Salvatore Burruni. Felix Alonso le arrebató el entorchado en Madrid por ko técnico, y el coruñés volvió a recuperarlo en Carballo, venciendo por puntos. José Arranz le despoja del título en Madrid. Alcanza el de la división pluma ante Manolo Calvo, y lo pierde en la revancha en una polémica decisión. Opta, en vano, a un nuevo entorchado ante Francisco Martínez Sancho.

Ángel Grela Lopez ( Pontecesures – Pontevedra 1937 ) fue el rey del ko. Tanto en victorias como en derrotas, no tuvo termino medio, o tumbaba, o le tumbaban. Otro típico caso del boxeador emigrante, realizó la gran mayoría de sus combates ( muchos de ellos no están registrados como ocurre con los que sostuvo en Oslo y Buenos Aires  ) por todo el orbe. Alcanzó en Madrid el entorchado nacional, noqueando en el noveno asalto al sempiterno campeón de los cruceros José Luis Velasco. Meses más tarde, y para no romper su máxima de tumbar o ser tumbado, perdió el título por ko técnico a manos del mismo adversario.

José González Dopico ( Ferrol 1944 – Ferrol 2007 ) el Bombero Boxeador, discípulo de Joaquin Alejos, además de haber sido el primer gallego en optar al título de Europa ante el francés Roger Menetrey, obtuvo 8 entorchados en las 11 ocasiones en que disputó el trono nacional en las divisiones super-ligero y welter. Obtuvo su primer cinturón nacional welter ante Carmelo García, el cual le derrotó en la revancha. Recuperó el cinturón noqueando al que sería campeón de Europa Toni Ortiz, para dejarlo ante Antonio Torres, al que conseguiría arrebatárselo un año y medio más tarde en La Coruña.Vuelve a defender con éxito ante el propio TorresDomingo Barrera CorpasEugenio Cabrera y  frente a Dum Dum Pacheco en 2 ocasiones.

Fernando Bernárdez Villar ( Vigo 1951 ) dispuso de su primera oportunidad por el campeonato de España en Vigo ante Daniel Rodríguez que le venció por puntos. En su segunda oportunidad, ante el mismo rival y en el mismo lugar, alcanza el cinturón del peso gallo. Le llega una oportunidad europea en Vigo ante el francés Daniel Trioulaire, quien retiene la corona continental, haciendo combate nulo ante el ídolo vigues del momento. Vuelve a disputar en dos ocasiones más el entorchado nacional con sendas derrotas ante Pedro Molledo y Mariano Rodriguez.

Carlos Miguel Rodriguez ( Vigo 1957 ), aspiró al título europeo en 3 ocasiones. En Vigo ante Carlos ¨Pecho Liebre¨ Hernandez, en León frente al todopoderoso  Roberto Castañon, y en Carballo enfrentándose a Poli Díaz. Conquista su primer cinturón nacional super-pluma en Vigo ante García Marichal. Lo retiene en 2 ocasiones ante Mimum ¨Chato Melillense¨ Amar y Pedro Molledo. Conquista un nuevo título ante Benito Murillo, y lo retiene ante García Marichal, para dejarlo ante el leones Roberto Castañón. Vuelve a optar al nacional haciendo combate nulo con Esteban Eguía, y persiste ante J. Luis Bicho, saliendo derrotado por puntos en Vigo. Alcanza su primer cinturón de la división ligero, ante Hugo Carrizo. Lo retiene ante Jesús Matilla, y lo pierde en Vigo frente a José Antonio Hernando.Vuelve a recuperar el título ligero ante el dominicano nacionalizado  González Padilla, y lo retiene mediante un combate nulo con José Cantero.

Pedro Ferradás Couso ( Marín 1966 ) alcanzó su título de España en Castellón de La Plana venciendo al local José Suárez. Meses más tarde, lo retuvo en Panjon venciendo por puntos al mismo José Suárez. Optó en dos oportunidades al campeonato de Europa cayendo derrotado en ambas ocasiones ante el sovietico Anatoly Alexandrov en Vigo y en Porriño.  Aspiró al título mundial, pero el británico Steve Robinson le venció por ko técnico en el Reino Unido.

Roberto Domínguez  Pérez ( Vigo 1961 ) doble campeón nacional aficionado y  profesional del peso semi-pesado. Estando el título de España vacante, se le nombró co-aspirante junto con el andaluz Rafael Marín al que venció en Barcelona por ko. Volvió a aspirar al título en dos ocasiones más, siendo derrotado por puntos, en ambos combates, por Juan Nelongo. Intentó el título mundial ante el polaco Dariusz Michalczewski, perdiendo por ko. Optó como co-aspirante al Cinturón de Europa frente a Crawford Ashley cayendo por ko.

Felipe Rodriguez Piñeiro ( Vilaxoan 1953 – 2000 ) conquistó el campeonato nacional de la máxima división venciendo por ko técnico al canario Fermin Hernandez. Nadie consiguió arrebatar su Cinturón de campeón, que lo defendió ante Benito Escriche, Alfredo Evangelista ( 2 veces ), Avenamar Peralta ( 2 ocasiones ), Antxon Iraeta ( 2 veces ), Francisco Fiol y Victor Varón. Dispuso de dos oportunidades de alcanzar el Campeonato de Europa, una en el Piamonte italiano ante Lorenzo Zanón siendo derrotado por puntos, y la otra en París frente a Lucien Rodríguez con derrota por idéntico resultado.

Fernando Rodriguez ( Vigo 1960 ) dirigido por Fabio Matilla durante su exitosa carrera amateur en la que alcanzó el subcampeonato nacional, no se prodigó mucho durante los siete años que duró su carrera profesional, pero le bastaron para hacerse con el título superpluma en Vigo, ante el canario Vicente Jorge. Lo retuvo frente a José M, Guervos y lo reconquistó en 2 ocasiones más venciendo, en ambas, a J. María Arenas. Logró disputar el europeo, en vano, con el belga Jean Marc Renard.

Jorge Araujo Alonso ( Vigo 1970 ) consiguió auparse como campeón de España de las categorías aficionado y profesional. Alcanzó el entorchado nacional del super-welter en Gijón ante Alejandro Valls. Se adentró en tierras de la Mancha para defender su cetro, consiguiendo la victoria ante Rubén Varon. Y lo volvió a defender con éxito ante el maño José Ramón Escriche en Vigo. El ruso Roman Karmazin le cerró el camino de la gloria europea, venciendo por ko técnico en el combate que ambos disputaron en La Cubierta de Leganes.

Alfredo Costas Soto ( Vigo 1963 ) alcanzó el entorchado welter ante el canario Ángel «Tajinaste» Hernández. Meses más tarde lo perdió en Vigo por ko técnico ante el madrileño Idelfonso Martinez y medio año después lo volvió a recuperar en Vigo ante el mismo Idelfonso Martinez. En una cuarta oportunidad de alcanzar la corona welter, se interpuso en su camino Alfonso Redondo, quien le venció en Madrid. Le llegó una ocasión para opositar al Campeonato de Europa ante Nino La Rocca, que venció por ko técnico.

Oscar López Álvarez ( La Coruña 1974 ) adquirió el rango de co-aspirante al título nacional vacante del  super-medio, junto con el canario Alexis Callero. Locomotora López se aupó al trono nacional super-medio, venciendo al boxeador local por puntos.

Jesús Ferreiro García ( La Coruña 1985 ) hizo doblete como campeón de España en las categorías de Aficionado y Profesional. Conquistó su primer cinturón nacional imponiéndose por puntos al canario Adasat Rodriguez. Reconquista un nuevo reino super-medio, venciendo al cántabro Iván Salcines sobre la lona del cuadrilátero del Frontón herculino, y lo conserva al imponerse por puntos a José Manuel «Punky» Iglesias.

Iván Sánchez Castro ( La Coruña 1975 ), siempre dentro de la división super-welter, conquistó su primer entorchado en Ferrol ante » El Payo » Martínez. Lo retuvo ante Daniel Pérez Salido, Markitos Muñoz, David Pulido, Luis García-Morato, Javier Chatarrero García, Aitor Nieto y lo dejó en puños de Isaac El Chaca Real.

José Ramon Miras Lago ( Ames 1985 ) apodado La Amenaza de Ames, se erigió monarca nacional del peso gallo, en una épica y dramática batalla llevada a cabo en el Frontón de Riazor, ante Saúl Tejada. Lo retuvo ante el vasco Javier Díaz Javitxin y frente al hispanomarroquí Mouman Mahdaj. Aspiró en 3 ocasiones al entorchado de la división mosca, haciendo nulo con Aramis Torres y cayendo en dos ocasiones ante Juan Hinostrosa

Alberto Piñeiro Louzau ( Barrio Piringalla / Lugo 1989 ) también hizo doblete, habiendo alcanzado el título español de boxeo Aficionado y Profesional. Los árbitros dictaminaron el resultado de combate nulo que permitió al asturiano José Manuel Punki Iglesias conservar su cetro, en la primera oportunidad del lucense en optar al título. El púgil del barrio lucense de La Piringalla, no cejó en su empeño por alcanzar su espacio en la élite nacional, y ante tres millares de seguidores se aupó al trono de la división reina al imponerse a Daniel Pérez Salido.

Marta Brañas Rumbo se ciñó la única corona registrada dentro de la categofía femenina.

IV ANIVERSARIO DE LA ASCENSIÓN AL OLÍMPO DE MUHAMMAD ALÍ-CASSIUS CLAY

El 4 de julio de 2016, El más Grande, abandonó su condición humana para hacerse inmortal en el Olimpo de los dioses deportivos. 

EL MÁS GRANDE en pleno combate.

Se fue el icono del boxeo por antonomasia, Cassius Marcellus Clay, el boxeador que engrandeció y activó el boxeo, consiguiendo con su inteligencia boxística y su espectacular carisma promover y despertar el interés y la atención de millones de aficionados indolentes hacia el noble arte, que, desde que descubrieron las fintas y bailes del Loco de Louisville, se perpetuaron como adictos al deporte de los guantes.

Aun después de muerto, Muhammad Ali, ha seguido engrandeciendo el boxeo; miles de páginas de todos los periódicos del mundo, cientos de emisoras de televisión, otras tantas de radio (en muchos de estos medios, entra y sale el año sin publicar ninguna crónica de boxeo )  y todas las redes mundiales de internet, han dedicado millones de lineas y miles de horas, a hablar, difundir y recordar al boxeo, gracias a la luctuosa nueva del fallecimiento del campeón olímpico y mundial.

Se ha ido, El más Grande de todos los tiempos habidos, y ( muy probablemente ) por haber.

Nos ha dejado el hombre al que algunos odiaron, otros quisieron, pero . . . al que todos ( sin excepción ) admiraron.

Ha marchado, volando como una mariposa y picando como una avispa, hacia los cuadriláteros del más allá . .  . cierta envidia, me dan, los que allí le esperan. 

CONVERSACIÓN CON EL ÁRBITRO DE BOXEO JOSÉ MANUEL VILAS CARRILLO

El Secretario del Comité Gallego de Árbitros Vilas Carrillo asegura que hace tiempo viene delegando funciones dentro del organigrama del ente coruñés. Yo pienso, que los años de dedicación a la dirección y dictámenes de combates, el tiempo hurtado a la familia, y el que la pujanza de antaño ya no guarda la misma robustez en el presente, hayan influido en la lógica reacción del prestigioso árbitro de limitar su cometido boxístico. Aunque, y reitero, lo dicho es suposición propia.

Lo que verdaderamente me interesaba de la charla mantenida con el referí gallego, era el de conocer su parecer sobre los efectos que la pandemia pueda suponer para el boxeo. Y debo reconocer mi sorpresa al comprobar que los argumentos del señor Vilas Carrillo, y los que, el mismo día de nuestra entrevista yo había insertado en boxeodemedianoche, coincidían en lo fundamental.

El director de combate José Manuel Vilas, se dispone a oficiar la proclamación del vencedor en una competición amateur. foto cedida

De hecho, José Manuel Vilas, se expresa con similares palabras sobre lo «complicado que resultará para el boxeo, sobretodo el amateur, volver a la normalidad competitiva que nos tenía acostumbrados hasta que no haya una vacuna», agregando que «como no se contenga la trasmisión del virus, todo el deporte de contacto está jodido».

El reputado árbitro de boxeo considera «imposible controlar tanto personal necesario para organizar una velada, y ya se sabe, sumar personas es aumentar riesgos».

Reitera que su referencia es hacía el contacto amateur, «ya que si exigen al que quiera competir o asistir no estar contagiado, quien paga los test para comprobarlo». Además se pregunta «como se puede mantener en cuarentena a tanto personal como suponen médicos, auxiliares, árbitros o competidores en un evento de nivel amateur; quien da el dinero».

A mayores expone que «si pasa algo en una velada, y surge el contagio, quien asegura ese evento, las compañías de seguros».

Finaliza en sus afirmaciones y reitera que debe imperar la calma y «no precipitarse, porque solo una vacuna a corto plazo podrá salvar el deporte de contacto entre aficionados»

COMPENDIO DE LAS EXPECTATIVAS Y OPINONES DE TÉCNICOS GALLEGOS

Una vez finalizada la publicación de la serie de entrevistas que contemplaron las expectativas y opiniones de los técnicos más destacados del boxeo gallego – a los cuales, y desde esta misma página, expreso mi cordial agradecimiento – me siento obligado a resumir los distintos pareceres que han expresado los expertos en deportes de contacto, sobre el delicado momento que atraviesa el boxeo gallego. Espero haber acertado a compendiar sus comentarios.

Los técnicos que analizaron el crucial momento del boxeo gallego, en un montaje sobre óleo de Juan Barral. Fotos cedidas

Las rutas que otean los entrenadores entrevistados, van desde el «veo la cosa complicada, no se si aguantaremos este golpe tan duro«, hasta el que tiene dudas sobre que camino tomar por «la incertidumbre del gobierno, un día dicen una cosa y al otro cambian«, y continúan con el que va hacer hincapié en la «seguridad e higiene, parando 15 minutos entre clases para limpiar y desinfectar el material y las zonas comunes«. También hay quien piensa que «para esta mala época que estamos pasando mi frase se adapta bien: aprendiendo y creciendoooo», y quien mira hacia «el aspecto más misterioso y que está un poco en el aire, y que es el de la competición, hasta ahora te jugabas el bolsillo con un aforo muy superior y sin el coste de las medidas de desinfección e higiene, ahora la situación será más complicada».

Está el que cree que no es posible reaparecer «en el caso de no haber vacuna«, porque una contagiosa velada puede provocar que «el mundo del deporte en general se lleve un batacazo muy grande«; o el que espera y confía pensando con «la reapertura del gimnasio garantizando todas las medidas, a la mayor brevedad posible, retomar la actividad y cumplir los objetivos de tener a nuestros chicos preparados«. Está el que recomienda seguir el protocolo de «cuidar la salud, y tomar todas las medidas indicadas por los expertos, es lo primordial«; o el que avisa de que, en el caso de vuelta, «Las medidas van a ser estrictas y vamos a estar mirados con lupas»

Otros técnicos de clubes de boxeo están pendientes de las decisiones que tomen las distintas administraciones: «al estar en una sala que pertenece al Ayuntamiento, lo único que podemos hacer es esperar a que nos digan cuando será posible empezar y en qué condiciones», o el que obligado por las circunstancias ha adaptado su «gimnasio con las medidas sanitarias y protocolos recogidos en el BOE, lo bueno, dentro de lo malo de la situación, es que no empezamos de cero, porque tenemos muchos clientes fieles«, y aquel otro que se pone en guardia manteniendo «las distancias que nos marquen, incluso un poco más, y seguiremos a rajatabla todos los protocolos de seguridad e higiene que nos exija»

Algunos muestran su pesimismo «pues atisbo un futuro muy incierto. Como deportista y entrenador este año ya lo doy por terminado»; y otro se lamenta de «una situación complicada que no deja a nadie indiferente , y que me hizo cancelar, una semana antes, el Comezo da Lenda» mientras un tercero se lamenta de que esta «situación nos ha quedado grande a todos/as, pero nuestra disciplina es el boxeo y si algo nos identifica del resto de Deportes es la constancia y la evolución». Y pone el énfasis final aquel que habla de «que no va a ser fácil para nuestro deporte pero esperamos, poco a poco, recobrar la forma y la ilusión. A sabiendas de que esta temporada está cerrada, nos levantaremos y seguiremos con más fuerza».

EL OPTIMISMO DE MARTÍN GARCÍA Y LA SENSATEZ DE FELIPE MORALES, PONEN FIN A LAS OPINIONES DE COMPETIDORES

Martín García Blanco está en posesión de la Medalla de Oro de la Odivelas Cup, el torneo internacional portugués que se celebra anualmente, donde fue designado como el Mejor Competidor Senior del certamen. A la vuelta de haber solicitado su opinión sobre el momento actual que atraviesa el boxeo aficionado gallego, me envía un correo iniciado con un cordial saludo, y a continuación me expresa que sus «expectativas, al igual que las ganas y la ilusión, son las mismas que antes de que todo esto sucediese». El popular pupilo de Jairo Rodríguez en el Mat´s de Marín, declara ser «optimista y espero que, poco a poco, iré recuperando la normalidad en los entrenamientos y volver a competir al nivel al que estaba. Hay que ser positivos y esperar que pronto podamos volver a disfrutar, como hasta ahora, de nuestro deporte». A mi pregunta sobre cuánto tiempo calcula que será necesario para poder celebrar competiciones de boxeo, el joven titán de rápidas y explosivas manos cree «que a partir de septiembre sin público aunque sea, y después ir metiendo aforo limitado». Conocido popularmente como Martín «Garrote» el joven marinense confía en «pelear antes de que acabe este año, que es mi pasión, y las ganas están al cien por cien para volver a la normalidad».

Con las declaraciones de Martín García Blanco y Felipe Morales Rodríguez finaliza la serie de entrevistas con boxeadores aficionados. Fotos cedidas de ambos competidores, en un montaje sobre pintura al óleo de Juan Barral

Felipe Morales Rodríguez es reconocido dentro del boxeo con el sobrenombre de la Joya Valdeorresa. Surgido de la cantera de los hermanos Luis y Juan J. Pardo, el licenciado en Biología inicia su sesudo análisis con la frase «No hay que precipitarse en reiniciar las competiciones de boxeo, despacito y buena letra». Y continúa aconsejando que «ahora mismo lo importante es cumplir con las medidas preventivas y seguir escuchando a los expertos. Es difícil pronosticar cuándo volveremos a subirnos al ring, de momento no tenemos veladas a la vista, quizás a final de año se pueda hacer algo, depende de cómo avance el virus». «Ahora mismo lo único que podemos hacer es entrenar para intentar mantenerse en forma, ayudados en parte por la apertura de las instalaciones deportivas en el mes de junio», reitera el boxeador barquense, al mismo tiempo que añade, «en mi caso empezaré el día 1 a entrenar en el gimnasio Tae Par de Santiago, donde llevaré a cabo entrenamientos personalizados y enfocados al boxeo de la mano de Amaro Xesús y Alberto Dávila». Añade que ha «perdido forma, algo que hace que tenga muchas más ganas de entrenar y, de paso, olvidarme un poco de la situación que vivimos. Como comentaba antes, es complicado que se hagan veladas durante este año, únicamente en los últimos meses, pero lo más probable es que tengamos que esperar a 2021 para volver a competir. No tengo prisa, prefiero que hagamos las cosas bien y volvamos a la normalidad lo más pronto posible, el resto es secundario». Continúa su comentario con la explicación de que, en mi caso, «he acabado la carrera de biología este año, pero el siguiente me encontraré en Santiago cursando un máster, que seguro puedo compaginar con los entrenamientos como hice durante la carrera», para finalizar sus expectativas sobre el boxeo, comentando que «cuando todo pase seguro que mi equipo y mis compañeros están preparados y motivados para afrontar nuevos combates. Hasta entonces hagamos las cosas bien y cuidemos de los nuestros», recomienda.