LA FOTO PERSONALIZADA DEL LEGENDARIO LUIS FOLLEDO RECUERDA UNA RUMOROSA ANÉCDOTA

En agosto del 67, y dentro de una expectante y abarrotada plaza de toros herculina, se disputaba una velada de boxeo patrocinada por la comisión de fiestas del ayuntamiento herculino, en la que el combate estelar correspondía a la disputa del título nacional de la división reina entre el campeón Luis Folledo y el coruñés José Grandio.

Fotografía autografiada de Luis Folledo Carmona para el boxeador Baldomero Barral, que trae a colación una rumorosa anécdota. boxeodemedianoche.com

Las estadísticas jugaban a favor del legendario boxeador madrileño, aunque la rumorología popular apuntaba a un posible triunfo del púgil coruñés. El rumor, hablaba de una supuesta consigna del presidente de la federación nacional, Vicente Gil García, a los árbitros del combate. Al parecer, se trataba de favorecer al aspirante en caso de llegar el combate al límite de los 12 asaltos.

Ni me lo creí, ni dejé de creerlo. Pero era conocedor, a través de la prensa de la época, de las singulares decisiones que el médico de cabecera de Franco, así como presidente de la FEB y EBU, había tomado con los boxeadores Benito Canal, al que había postergado a descanso forzoso casi dos años; Fred Galiana, al que había retenido su bolsa del combate ante Davey Moore; al propio Luis Folledo, al que había amenazado con la retirada y la suspensión de su aspirantazgo europeo, así como otras varias en las que demostró su autoridad.

Una reproducción de recortes de As y Marca que cuentan decisiones de Vicente Gil.

Cierto, o no cierto el rumor generalizado entre los aficionados que acudieron a la velada de boxeo, la realidad no fue otra que la que marcó el devenir del combate entre ambos púgiles. El coruñes José Grandio, que en el campo Aficionado había conseguido el sub-campeonato de España, obtuvo el privilegio de disputar el título de España de categoría profesional, pero también tuvo la desafortunada coincidencia de que el campeón se llamara Luis Folledo Carmona, y en una esperanzada plaza de toros herculina completamente abarrotada, el combate se inició con un prometedor comienzo por parte de del aspirante, pero una contra de derecha del campeón en el tercer asalto, esfumó el sueño nacional del bravo boxeador gallego.

FOTOGRAFÍAS QUE GUARDAN ANÉCDOTAS BOXÍSTICAS

Hay fotografías que cumplen el dicho de que una imagen vale más que mil palabras. Y esta que traigo a colación, en la que un amigo y colega de gimnasio ofrece una estudiada pose, no sólo cumple el dicho, sinó que aflora recuerdos y anécdotas de lejana época.

El primer plano corresponde a Emilio Pérez Leira, un peso ligero de gran envergadura que alcanzó la internacionalidad. Artesano joyero y artista plástico, criaba canarios que alcanzaron triunfos en campeonatos de canto. Falleció con apenas 53 años.

Pero es el segundo plano de la instantánea, el cartel que se encuentra sobre la pared del fondo de la fotografía con el anuncio de un combate entre el vigués Matilla y el madrileño Ejarque, lo que trae a mi recuerdo una anécdota acaecida en El Relleno herculino donde se ubicaban las barracas de feria durante las fiestas patronales de agosto. Allí mismo, en una dominguera tarde de agosto, conocí en uno de los pasatiempos feriales al boxeador Ángel Ejarque Calvo, un castizo con aires de quinqui, no exento de gracejo, cuya mirada irónica e inquieta, estaba más pendiente de lo que ocurría a nuestro alrededor, que de la charla que mantuvimos relacionada con el boxeo, la cual no se extendió más allá de diez minutos.

Salvo por el conocimiento de algunos resultados con adversarios comunes de mi hermano Mero, que llegaron a mis oídos, no volví a saber nada más de él. Hasta marzo de 2017, en que el escritor y académico Arturo Pérez-Reverte Gutiérrez lo recordó en su página, Patente de Corso, del XL Semanal que acompaña la edición dominical de La Voz, de la cual soy suscriptor jubilar.

El segundo plano de esta instantánea, esconde la clave ( en azul ) de la anécdota que da pié al comentario que acompaña. boxeodemedianoche.com

«Era duro y bravo de verdad. Era pequeño y musculoso, con cara de boxeador» relataba el doctor Honoris Causa por la Universidad de Cartagena, con motivo del fallecimiento del exboxeador.

«Era un hombre sólido, fiable, compacto, leal a sus amigos y a su modo de ver el mundo y la vida. Era de los que, también como se decía antes, se vestían por los pies. Pocas veces estuve tan seguro de la palabra lealtad como cuando, teniendo el privilegio de estar a su lado y de que me llamara colega, sentía su presencia cercana, noble y silenciosa», continuaba escribiendo el Académico que ocupa la Silla T de la RAE.

Contaba el insigne escritor que, «lo conocí, hace más de treinta años, Ángel entraba y salía por talegos y comisarías como si fueran su casa. Había crecido de golfo madrileño sin estudios, buscándose la vida en mercados, estaciones de tren y ambientes prostibularios, a punta de navaja y de echarle huevos. La ley no era más que una frontera imprecisa que él cruzaba a conveniencia».

«Juntos hicimos durante cinco años, con un equipo de gente formidable, aquel programa mítico de RNE que se llamó La ley de la calle, y él era el alma de esa tertulia irrepetible, anterior a cuanto se hace ahora, cuando las noches de los viernes nos sentábamos a comentar la vida un policía, Manolo, una puta, Ruth, un yonqui, Juan, y un delincuente, Ángel», recuerda el laureado por la Agencia EFE con el Premio Don Quijote de Periodismo ese mismo año de 2017.

El antiguo corresponsal de TVE y reportero de guerra, finalizaba diciendo que «fue aquel programa el que lo retiró de la calle, pues un oyente le ofreció un empleo –una empresa de seguridad, lo que tenía su guasa–, y Ángel, alentado por una familia maravillosa que supo ser paciente, esperar y convencerlo, se volvió un hombre honrado. Los años, colega, decía. Los años».

EL BOXEO Y EL ARTE FOTOGRÁFICO DE JUAN DEL RÍO Y FRAN PARREÑO

El arte de la lucha forma parte indisoluble de la humanidad desde su propia génesis. La litografía conserva grabados sumerios, cretenses o griegos, y son innumerables los mosaicos romanos cuyo tema se relaciona con los ludus pugilatus.

Mucho más reciente, con la aparición del daguerrotipo y la posterior modernización de la fotografía, así como la incursión del cine, el Boxeo adquirió un importante papel de protagonista. Baste como ejemplo decir, que en todos los rincones del planeta son reconocibles los rostros de Clay, Marciano o Tyson, o que los cines de gran número de países han emitido películas como Más dura será la caída, Million dollar baby o la saga sobre Rocky Balboa.

La página boxeodemedianoche.com ha tenido el privilegio de contar en gran parte de sus crónicas con las ilustraciones de dos de los grandes fotógrafos gallegos. El blog aporta la singularidad de dedicarse, exclusivamente, al boxeo gallego y, salvo las puntuales excepciones de reseñas biográficas o artículos de opinión, las ilustraciones corresponden a momentos protagonizados por boxeadores gallegos captados por las cámaras de ambos fotógrafos.

Quiero aprovechar estos tiempos del virus, carentes de actividad boxística, para rendir agradecimiento y simpatía a dos expertos cazadores de instantes para el recuerdo que han cedido sus fotografías, de manera altruista, a una publicación de categoría amateur y sin ningún interés crematístico como resulta ser esta página.

Se trata de dos apasionados de las cámaras, que han creado la iconografía del boxeo herculino de los últimos años. Sus respectivos flases han iluminado los momentos estelares acaecidos sobre los cuadriláteros coruñeses, y la flor y nata del boxeo local ha quedado reflejada en sus archivos fotográficos.

Ambos artistas del enfoque, han sabido recopilar esos instantes épicos, duros, triunfales o dramáticos, que la gran mayoría de boxeadores guardan en sus álbumes para el recuerdo.

En la imagen de la izquierda JUAN DEL RÍO se presta a colaborar con la azafata de un evento boxístico. A la derecha FRAN PARREÑO posa con su compañero de entrenamiento Ito Pistón. fotos cedidas

Uno de esos colaboradores es un profesional de la Informática y apasionado del arte fotográfico, al que sus colegas de gimnasio le distinguen con el alias de «Vigo», llamado Francisco Parreño y al que se conoce, también, por Paquito Drinkalot.

El otro personaje, que mueve hacia él mi humilde homenaje de reconocimiento, es el popular, y curiosamente también Informático de Gestión de Software, Juan del Río. Practicante de los deportes de contacto y entusiasta de la música, cuenta por decenas de miles sus disparos fotográficos.

Vaya para ambos mi perenne reconocimiento.

USO DE MASCARILLA EN EL INTERIOR DE GIMNASIOS

Siguiendo con la norma aplicada en varias comarcas gallegas sobre el uso de mascarillas en los entrenamientos de interior, recogemos las opiniones del flamante club noies SKT.

Los fundadores del Club Santuario SKT Tono Da Silva y Santi Rodriguez en un montaje fotográfico con fotos cedidas.
Fotomontaje de imágenes cedidas por los artífices del flamante Club SKT.

El Club SKT de Noia nos comenta, por medio de su portavoz Tono Da Silva, que en una reunión mantenida a nivel municipal «le preguntamos a la concejala, Santi y yo, y nos dijeron que, de momento, aquí no es obligatorio».

Asimismo el técnico noies expresa «que mi opinión es que digas que el club SKT, lleva realizando, desde el primer día, las medidas necesarias y obligatorias que los estamentos públicos mandan». Insiste en que dentro de las clases impartidas continúan «realizando un estricto protocolo de seguridad contra el covid 19, para la seguridad de nuestros usuarios, monitores y sus familiares».

El veterano entrenador expone que «no vamos a ir de más listos, ni de más burros, hacemos lo que manda la ley en vigor».

Tono Da Silva concluye su argumentación sobre la buena aplicación de las normas vigentes, afirmando que esa es la única forma para, «así quedar bien, y que la gente vea que seguimos realizando un trabajo serio».

Y así debe ser, aunque las normas varíen según el criterio de la autoridad sanitaria, o el número de brotes registrados en cada comarca, la obligación es acatarlas siempre. Guste o no, la normativa está para cumplirla.

ENTRENAMIENTOS A CARA CUBIERTA EN EL BOXEO Y DEMÁS ACTIVIDADES DE INTERIOR

No parece convencer mucho la nueva norma que ayer entró en vigor en gran parte del territorio galaico. Directores, usuarios y técnicos de centros de entrenamiento de interior deberán usar mascarilla desde ayer mismo. Con esta norma se intenta combatir la teoría, que muchos expertos comparten, de que la expansión del virus es mayor en espacios no ventilados. Gimnasios, polideportivos y escuelas de distintas actividades de salón son los más afectados.

El boxeo y las salas de entrenamiento para los deportes de contacto se convierten, también, en damnificados de la nueva reglamentación. Las contundentes manifestaciones hechas a La Voz de Galicia por el presidente de la Sociedad Española de Medicina Deportiva: «Si no toleras la mascarilla en el gimnasio, pues no hagas deporte», colocan contra las cuerdas al deporte de los guantes.

Cris Fernández, José Antelo, Charly López y Rubén Remuiñan. Detalles de fotos cedidas por los protagonistas

Desde varios centros de entrenamiento se han dejado oír las opiniones de algunos técnicos. Así, por ejemplo, el Ludus Box Artabrum del Polideportivo de la calle Petunias, por medio de la secretaria técnico-administrativa Cris Fernández, me confirma que «abrimos el lunes pero con limitación de aforo (10 personas máximo debido al brote que hay en Coruña), reducción de horario, uso obligatorio de mascarilla y sin contacto. Dependemos de una instalación municipal, así que tenemos que cumplir a rajatabla los protocolos que nos mandan».

José Antelo es uno de los técnicos que, con su innato optimismo de toda la vida, se permite dar una mano de positividad a las circunstancias negativas. El fundador del Antelo Team, al que le he recordado una de las grandes veladas organizadas por su club en el Santa Isabel de Santiago, echa mano de su proverbial entusiasmo al darme las «gracias por la crónica, a ver si pasa ya este virus y volvemos a organizar otra velada. Con que sea igual a esta, que me acabas de recordar, no me quejo ajaja. Un abrazooo».

Desde el Spartan Team Tomiño, el polivalente Charly López, envía un mensaje a través de la redes sociales, anunciando desde su club que: «hasta nuevo aviso, y como medida de prevención, quedan limitadas las afiliaciones a nuestro club. Lo sentimos por las personas que estaban pendientes de comenzar los entrenamientos, pero varios brotes por la zona nos mueven a tomar esta desagradable decisión. Pedimos paciencia, que todo se solucione, y podamos volver cuanto antes a la normalidad».

Rubén Remuiñan, director técnico en el Tae Box de la localidad de Cerceda comenta que «llevamos desde el día 10 de Junio, con estas medidas. No molan nada, pero son necesarias».

UXÍA SILVA Y ADRIÁN MOLADA, BECADOS POR LA FEB PARA EL PNTD EN MURCIA LA SEMANA PRÓXIMA

Del 25 al 30 de agosto se llevará a cabo el Plan Nacional de Tecnificación promovido por la Federación Española de Boxeo.

Hacia el Centro de Alto Rendimiento, sito en los Reales Alcázares de Murcia, se desplazará el coordinador para la zona de Galicia Antonio Rebouras García, acompañado por los infantes gallegos becados por la FEB Uxía Silva Ruibal y Adán Molada García.

Los competidores gallegos Uxía Silva y Adán Molada, becados por la FEB, partirán hacia los Reales Alcázares acompañados por el coordinador técnico Antonio Rebouras. Foto autorizada.

La pontevedresa Uxía Silva Ruibal, que compite bajo el estandarte del club Boxeo-Kicboxing David Burgos de Pontevedra, es la actual Campeona de España de Formas de Boxeo 2019, y obtuvo el liderato final de la Liga Infantil Gallega de Boxeo en Edad Escolar.

Adán Molada García, que pertenece a la disciplina del Rebouras Team de Vigo, es Campeón de España de Formas de Boxeo 2019; Campeón de España de Boxeo en Edad Escolar ( Schoolboys ) 2019; Medalla de Oro en el Open Braga ( Schoolboys ) 2019 y medalla de Oro del Open Jóvenes Valores Castilla y León.

Estos dos jóvenes competidores, junto con el coordinador técnico formarán la representación del boxeo galaico en el PNTD de Murcia.

EL BOXEO DESPIDE EMOCIONADO A XOÁN PÉREZ EN A DEVESA ( RIBADEO )

El fundador y presidente del Club Lugués de Boxeo Xoán Pérez falleció ayer a los 69 años de edad, después de luchar durante meses contra el cáncer.

Hace años le sobrevino un primer ataque de la cruel enfermedad que le obligó a soportar una traqueotomía. Además, su espíritu luchador le ayudó a superar dos infartos.

XOÁN PÉREZ, en el centro, flanqueado por Miki Sánchez y Avelino Armada (drcha), boxeadores y amigos del finado. Cedida

Oriundo de A Devesa ( Ribadeo ), donde recibirá sepultura hoy las 17.00 horas, Xoán Pérez, desarrolló durante años su labor como Jefe de Veterinarios dependiente de la Xunta de Galicia. Su trayectoria como funcionario no le impidió dedicarse en cuerpo y alma al deporte de los guantes del que era un auténtico apasionado.

Su afición por el boxeo le llevó a fundar en el año 2002 el Club de Lugués de Boxeo que llevó su nombre, y el de su ciudad, por todos los rincones del boxeo español. Del club de su creación, surgió el único boxeador, Alberto Piñeiro, que conquistó para Lugo el título de Campeón de España de boxeo.

Es de sobra conocida su querencia al mecenazgo de boxeadores a los que ayudó durante su carrera deportiva, baste citar nombres como Miki Sánchez, Valery Yanchy, Alberto Piñeiro»Piña», Cristian Álvarez, Josito Fernández u Omar Makran, entre otros muchos que conocieron su faceta filantrópica.

A mayores, cosechó gran prestigio y numerosas amistades dentro y fuera del mundo del boxeo.

A pesar de la discreción con que se ha guardado su fallecimiento, el boca a boca social se ha extendido por la comarca lucense y Miki Sánchez, inseparable durante más de cuatro décadas; el delegado gubernamental Samuel Juárez, amigo del finado; así como empresarios lucenses, y amigos personales y del boxeo, se darán cita para despedir los restos mortales de Xoán Pérez en A Devesa.

boxeodemedianoche se une al sentir general del boxeo gallego y transmite su sincera condolencia a su viuda, familia y allegados.

LA ESCUELA PRETORIAN ESGRIME UN MANIFIESTO FRENTE A LA MALEDICENCIA

Contra la maledicencia y el disparate orquestado desde las redes sociales hacia el gimnasio de Meicende relacionado con el caso cero de un brote del virus corona, La Escuela de Lucha Pretorian lanza «con todos los datos en nuestro poder», un manifiesto con la creencia de que ha llegado «el momento de que la información ponga luz y se abra paso».

Aunque parezca lo contrario, ya que escribo para una página de boxeo, no soy asiduo a las redes. Incursiones las mínimas, y por necesidad puntual de contactar de persona a persona para algo relacionado con boxeodemedianoche. Pero me han llegado diversas informaciones sobre la gran hoguera que los modernos torquemadas han alimentado en la red con el combustible de «tanta mentira, censura, crítica, y sobre todo, tanta envidia y cobardía», como también señalan los pretorianos en la nota que han hecho pública.

Emblema del gimnasio de Meicende que ha publicado un manifiesto rebatiendo algunos comentarios maledicentes en contra del personal y alumnos del centro deportivo. Foto cedida.

Dicho comunicado expresa que antes de cualquier otra cuestión «lo único importante, por encima de números, es que absolutamente todos están en casa y bien, varios asintomáticos y algunos con algo de fiebre y síntomas parecidos a una gripe. Estos son los datos y esta es la verdad y la realidad».

Con la verdad por delante y los datos en la mano, el informe escueta que las pruebas realizadas «a los 92 alumnos y monitores de la Escuela Pretorian de Lucha que conforman el núcleo de sus tres disciplinas, han dado positivo 9, y Raúl, que fue el caso 0. Todos los positivos se han dado en una única actividad, en la que Raúl entrenaba».

El mensaje del gimnasio de Meicende no quiere extenderse en argumentos, ni volver a insistir en el buen cumplimiento de las normas obligatorias porque, «los que nos conocen no necesitan explicaciones y serán nuestros mejores portavoces y testimonios. Los que no nos conocen y son personas normales, con los datos y la información objetiva que exponemos, entenderán perfectamente la realidad de lo sucedido». Pero también tienen en consideración de que habrá «un último y extenso grupo al que, por más que nos justifiquemos, o demostremos datos, jamás nos entenderán porque simplemente no les interesa».

A mayores, y para poner punto final a sus declaraciones, expresan su agradecimiento al alcalde de Arteixo; alaban la profesionalidad del SERGAS; la eficiencia del CHUAC y del Servicio de Epidemiología, al mismo tiempo que valoran las innumerables muestras de apoyo y afecto recibidas por parte de la familia, amigos, conocidos, así como destacar la actitud y comportamiento de todo el elenco de alumnos pretorianos.

EL BOXEO, EL VIRUS, Y DEL DICHO AL HECHO . . .

Las redes sociales se están convirtiendo en juez y parte del permanente litigio sanitario al que la pandemia ha sumido a la sociedad civil herculina. Lo malo de esto es que algún medio solvente, también cae en la peligrosa espiral de dar por válidas algunas conjeturas.

Los detectives privados que indagan en la red, se permiten denunciar y sentenciar a personas contagiadas con el virus como presuntos criminales que, según su versión, atentan contra la salud pública. Esa misma salud pública, en la que los propios incriminados se encontraron con el mal.

Imagen, anterior a la pandemia, de una de las jornadas boxísticas en el polideportivo de Novo Mesoiro. Foto Juan Barral

El virus está presente, nos puede tocar a cualquiera. Si alguien tiene la mala fortuna de encontrárselo, debe comunicarlo y esperar que la sanidad cumpla con su papel de control y sanación. Esa debe ser la manera de proceder por parte de cualquier infectado. En caso contrario, deberá tomarse la medida coercitiva que el protocolo imponga.

Por eso quiero romper una lanza en pro del deporte de los guantes y las circunstancias que le rodean. Y para ello, echando mano de una información reciente, quiero hacerme eco de las declaraciones que el técnico Oscar «Locomotora» López ha hecho para La Voz, en la que de forma tajante niega que se hayan incumplido las normas de seguridad e higiene en el centro en el que entrena. Esto ha sido «algo circunstancial, puntual y de mala fortuna», añadió.

No tengo base para dudar de quien, además, tiene la certeza de que «algunos contagios provengan de otros sitios y se los estén achacando al pobre hombre», en referencia a la persona que controlaba, hasta el pasado sábado, el acceso al pub Samoa. Asegura que algunos casos confirmados no estuvieron en contacto directo con Raúl, ni coincidieron en clases y horarios. «Las distancias se mantienen, todos llevan mascarilla, los protocolos se cumplen, las clases eran previa cita, el sistema de limpieza se duplicó y había unas medidas muy serias». Óscar López, termina afirmando que «lo dimos todo, no se nos puede criminalizar».

Leído lo cual, y a fe mía, debemos meditar hasta qué punto debemos considerar la veracidad de las redes. Me parece excesivo que alguien vierta en su muro que un positivo ha abandonado el confinamiento acompañado de otros amigos, y el comentario se multiplique en la red y actúe como una orden para que la fuerza pública se movilice y acuda al domicilio del implicado.

Hasta en 3 ocasiones se personaron en el domicilio de Raúl para verificar su presencia, según me confirma una persona de gran solvencia moral, la cual encuentra algo raro en que se comente, que bajó de su casa en compañía de otros compañeros, cuando Raúl está casado y reside en su domicilio con su entorno familiar, donde la policía comprobó su presencia.

Cuidémonos todos de este invisible mal que acecha cumpliendo las normas establecidas y no criminalicemos a quien nos ha precedido en sufrir un mal al que todos estamos expuestos.

EL BOXEO, EL FÚTBOL Y EL VIRUS CORONA.

Dos actuaciones de distinto signo se constituyen en la cruz y la cara de la moneda con la que, la ciudad herculina, está pagando a la pandemia que no cesa. Por un lado está la cruz de la infame actuación del caso Fuenlabrada con la Federación, la Liga y el propio equipo sembrado pánico y alarma en el sector turístico coruñés; y por otra parte se halla la cara noble y de rápida reacción de la que hizo gala un encargado de puerta de la hostelería coruñesa que, el mismo día en que notó síntomas, puso en aviso a la sanidad local y a los responsables de la empresa en la que presta sus servicios, así como a los compañeros del gimnasio de Meicende donde realiza sus entrenamientos.

Agradecida caricatura creada por Pinto & Chinto y que orgullosamente se constituye en Emblema Predilecto de boxeodemedianoche.

Cualquiera de los casos está mereciendo la atención de la sociedad civil herculina. Voy a centrarme en el segundo de los citados, por aquello de que está relacionado directamente con el boxeo.

De todos son conocidas las dos grandes humanidades, la física y la moral, que coinciden en la persona protagonista del caso que representa la cara noble de esta pandémica moneda. Pero a pesar del ejemplar comportamiento del que hizo gala tan pronto se enteró del mal que le acecha, se siente mortificado y confiesa en La Voz de Galicia que siente «que me culpabilizan, cuando soy una víctima más».

Recuperándose en casa, y con la fiebre bajando, el «portero del Samoa», hace gala de su humor bonachón al hablar con un amigo al que cuenta que el virus «tuvo que saltar para cogerme», debido a que su estatura y su fuerza tranquila supera, en mucho, a la media de los habitantes coruñeses. Ese mismo amigo que sabe por lo que está pasando el enfermo, y le anima diciendo «que sepas que eres un señor. Has hecho las cosas como debías, has avisado, y ahora toca recuperarse en casa. Siempre has estado ayudando, pues que sepas que aquí me tienes, y cuando estes mejor nos daremos un abrazo. Pues ánimo, amigo mío».

Recuperándose en su domicilio, «no estuve ingresado, como algunos dijeron», comenta a través de La Voz que «se habla y habla del caso como si fuese yo quien trajo el virus a España. A mi alguien me lo pasó. Esto es una lotería, y si te toca, hay que actuar bien». Como así hizo él, acudiendo a primera hora del sábado al hospital, y desde allí avisar a toda «la gente con la que había estado en contacto»; o sea con los empleados del local de Santa Cruz en el que trabaja viernes y sábados, con los de dos bares del Orzán donde presta servicio entre semana, así como la escuela de boxeo a donde acude a preservar su forma física.

Nobleza obliga reconocer y agradecer la actuación de una persona atacada por el virus, que no dudó en dar conocimiento de su dolencia a todos aquellos a los que, involuntariamente, pudiera ser transmisor. De momento no ha habido ningún positivo entre las pruebas realizadas a las personas con las que estuvo en contacto, y que están guardando el tiempo de incubación bajo supervisión sanitaria.