MARTÍN GARCIA BLANCO CAMPEÓN DE GALICIA Y MEDALLA DE ORO EN EL TORNEO INTERNACIONAL ODIVELAS CUP: «TENGO CLARO QUE SI PASO AL PROFESIONALISMO SERÁ BAJO LA BATUTA TÉCNICA DE JAIRO RODRÍGUEZ»

Cuando el Campeón de Galicia y del Torneo Internacional Odivelas Cup Martín García Blanco estaba de camino hacia el pesaje oficial previo a su combate de Porriño, recibió la frustrante noticia de que el enfrentamiento no iba a disputarse. «Iba camino al pesaje, y llamó el portugués diciendo que no venia», cuenta desilusionado el discípulo de Jairo Rodríguez. «Intentaron salvar la pelea, pero no había rival disponible en Madrid ni en León, nada. Ninguno estaba dispuesto, últimamente nos está costando cerrar peleas».

Lo cierto, es que en muchos eventos boxísticos son muy comunes las bajas por lesiones, obligaciones laborales y otras causas imprevistas de última hora, y según comenta el boxeador del Mat´s de Marín «mi contrincante adujo que no podía presentarse porque tenía que trabajar. Manuel Jiménez le ofreció venir el sábado, que le abonaba el billete del tren, pero no aceptó. Algo de lo mismo ocurrió con Izan, pero avisaron el miércoles y consiguieron traer a un chico de Madrid».

El púgil de Vilaboa se sentía eufórico por poder combatir dentro de un evento con estelar profesional protagonizado por su «compañero y amigo David Álvarez». Pero la cancelación del combate que iba a protagonizar, «supuso una gran desilusión. Porque si, tenía mucha ilusión por pelear en esa velada, ya que nos avisaron a última hora y eso contribuyó a que fuese más complicado encontrar a otro rival».

El joven competidor de Vilaboa afirma encontrarse «un poco fastidiado por la dificultad que le supone encontrar rivales últimamente, pues la verdad, es que yo entreno para estar en forma y poder pelear las máximas veces posibles».

A pesar de la negativa circunstancia que le privó de formar parte de un laureado y selecto elenco boxístico, el popular Garrote, estuvo presente en el Pabellón Municipal de Porriño animando a sus colegas como un aficionado más. «Pues claro que sí !!! A pesar de las circunstancias tocaba apoyar a mis compañeros con los que suelo hacer sparring».

De hecho se presta a ofrecer su impresión general sobre la velada agradeciendo, en primer lugar, a «Manuel Jiménez y a la Vieja Escuela gym por hacer estos eventos que son los que hacen crecer a los boxeadores. Hubo buenos combates, buen ambiente». Reconoce que al rival del Leñador, el portugués Ricardo Luiz, «no lo conocía», pero por lo acontecido sobre el cuadrilátero opina «que no era un cualquiera, pero de todas formas David ganó claramente».

A pesar del crítico momento que atraviesa el boxeo nacional, lo que parece querer resurgir en Galicia, es el profesionalismo. Ahí está La Sombra aspirando a un nuevo entorchado, Dani Moukoko con la intención de continuar invicto próximamente en Coruña en Loita II. También continúan en candelero las licencias de Alex Barros, Adrián Miraz, Olmo de Paz, Charly López y ahora David Álvarez. Por otro lado, y a nivel estatal, la FEB parece haber dado su visto bueno a que los boxeadores de categoría olímpica encuadrados dentro de la disciplina del equipo nacional como Miguel Cuadrado, José Quiles, Emmanuel Reyes y Gazi Jalidov alternen la categoría profesional con la posibilidad de optar a clasificarse para los juegos olímpicos de París 24. Sin embargo, a pesar de haber sido difundido la noticia por fuentes cercanas a la FEB, y dada la complejidad piramidal de las normas del deporte español, habrá que esperar confirmación oficial por parte del ente deportivo competente.

Aprovechando este álgido momento de entusiasmo profesional dentro del boxeo galaico, le pregunto al boxeador vilaboés si esta circunstancia le anima a pensar en el hecho de boxear con guantes encordados, y me asegura «que es algo que tenemos pendiente Jairo y yo, pero cada cosa debe llegar a su debido tiempo, de momento estamos enfocados en el amateur. Consideramos que aún queda mucho por recorrer».

Aunque también asegura, y así lo promete, que llegado llegado el momento idóneo «si me paso al profesionalismo, lo que si tengo claro, es que sea bajo las directrices de Jairo Rodríguez. Al fin y al cabo fue con el que debute entre las 16 cuerdas, y es la persona que más me conoce dentro y fuera de un ring».

Le sugiero que al haber sido distinguido como embajador deportivo por el Concello de Vilaboa, merced a sus logros boxísticos, el que debutara dentro de la categoría profesional delante de sus paisanos constituiría todo un acontecimiento, pero con prudencia y sencillez dice que «no vamos adelantar acontecimientos, el tiempo lo dirá. Ahora hay que pensar en presente, y la siguiente la tenemos el 15 de octubre. La que organiza Manolo por el campeonato de España de la Sombra Martínez».

Éxitos pues, campeón.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.