CARLOS GARCÍA CAL Y EL CGA FUNCTIONAL BOXING DE ARTEIXO

El virus covidiano ha golpeado con fuerza a todos los estamentos sociales, provocando en su camino la desaparición de miles de vidas, millones de hogares sin asalariados e innumerables empresas arruinadas.

Dejando al margen la ineptitud, inoperancia y el egocentrismo político general responsable de todos esos males, me es grato inspirar el viento que trae soplos de esperanza, espíritu de lucha y emprendimiento, hacia los autónomos de la hostelería y el deporte.

Ciñéndome al deporte de los guantes, que es lo que se trata en boxeodemedianoche, quiero hacer hincapié en los Gimnasios y Clubes de Boxeo. Afectados por el tiempo pandémico en el que tuvieron que soportar cierres y adecuarse a arduas restricciones han tenido que luchar duro para no arrojar la toalla del abandono.

Uno de los enconados supervivientes del acoso covidiano es Carlos García Cal (Sada 1997), que formó parte de la selección gallega de boxeo, con la que conquistó medallas de Bronce y Plata. Forjado boxísticamente en el Club Boxing Sada, el joven técnico y entrenador, inauguró en enero de 2020 su centro de entrenamiento CGC Functional Boxing en la Avenida de Fisterra del industrial municipio de Arteixo. Unos meses más tarde tuvo que echar el cierre por imperativo sanitario.

Imagen promocional de un combate entre Carlos «La Sensación» García y David «La Perla» Martínez. foto Juan del Río

A través de un reportaje publicado en el Comarcal, que edita La Voz, me entero que La Sensación, apelativo con el que se conoce al empresario dentro del mundillo boxístico, su gimnasio le va bien.

Durante el prolongado cierre obligatorio no perdió el contacto con sus clientes, a los que daba clases gratuitas vía telemática. «No puedo cobrar a una persona que no tengo enfrente» confiesa, y añade que él vende «clases privatizadas a grupos reducidos, vendo una experiencia».

Técnico en distintas disciplinas, Carlos García, sigue opinando en el suplemento Comarcal que: «lo único bueno que hizo la pandemia es que la gente practique más deporte que antes». «Lo he podido constatar cada vez que he abierto las puertas del gimnasio». Apostilla que la mala fortuna se cebó con los gimnasios a la hora de promulgar los cierres: «nuestra temporada alta es en enero y septiembre; pues justo en esos meses nos cierran». finaliza.

El CGC Functional Boxing en la Avenida de Fisterra 127 de Arteixo (670 975 337), es un gimnasio en el que se aprende boxeo sin contacto, y con entrenamientos funcionales que como bien reza su eslogan: nos ayudan a mejorar la resistencia física y la salud cardiovascular, así como quemar calorías e incrementar masa ósea y mejorar la autoestima.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.