BUEN COMBATE DE KIKO MARTÍNEZ E INESPERADA DERROTA DE WARRINTONG

No pudo ser. Tiene razón Kiko Martínez al declarar que los árbitros ingleses no fueron justos con él. Los 118 puntos otorgados a Zelfa Barret por dos de los jueces, me parecen excesivos, y el 116 algo más tolerable. Pero, desde mi opinión, Kiko tampoco ganó el combate. Se empleó a fondo, demostró hambre de triunfo, profesionalidad, una preparación física fenomenal y puso en apuros al ingles en varios lances del disputado combate. Pero, y reitero que desde mis anotaciones, «La Sensación« de Elche se impuso en el 2º, 3º, 5º,8º y 10º asaltos, al «Brown Flash« de Manchester le apunté el 1º, 4º, 6º,9º, 11º y 12º y contabilicé como nulo el séptimo asalto ( 114 – 115 ).

En la imagen de MachRoom, Kiko Martínez inicia un ataque al ingles Barret.

Ningún inglés, excepto los avispados oportunistas de apuestas, esperaba la derrota del estoico Lees Warrior Josh Warrington, pero el Bronco mejicano Mauricio Lara se erigió en el destructor del, hasta ayer invicto, campeón mundial. Desde el cuarto asalto, en el que tanto el árbitro como la esquina no creyeron oportuno detener la cruenta contienda, el ingles combatió de forma suicida y sin control mental, hasta que en el noveno asalto se fue a la lona con alarmante dramatismo. Ojalá que tal despropósito boxístico no entrañe secuelas.

Se dejó sentir la influencia covidiana en la velada londinense, ya que «Magic Man» Hussain, que se iba a enfrentar a «Hopey» Price, dio positivo y tuvo que ser sustituido por el nicaragüense del equipo catalán de José García «Travieso» Mendoza. El imbatido púgil de Leeds no tuvo problema para imponerse ( 60 – 54 ) al nica.

El segundo combate me deparó la sorpresa del boxeador de Sheffield «Thunder» Smith. El invicto púgil ingles envió desde su octavo triunfo, siete por ko, un recado a todos los super-ligeros europeos avisando de su talento y potencia. No creo que transcurra mucho tiempo – teniendo en cuenta el apoyo con que cuenta el excelente púgil ingles – en que pueda acercar sus guantes al título continental. Ayer proclamo su superioridad manifiesta sobre Ishmael Ellis, que abandonó la contienda al finalizar el tercer asalto.

Durante el tercer combate del evento se ofició la disputa del título británico de la división pluma entre Leigh Wood de Nottingham y el imbatido púgil de Doncaster Mould Reece. El nuevo campeón Leigh Wood, oriundo del condado del legendario Robin de los Bosques, mantendrá en usufructo ( solo lo obtendrá en propiedad si lo revalida en 3 ocasiones ) el más clásico y prestigioso de los entorchados boxísticos del boxeo actual ( el Lonsdale Belt ), al imponerse por ko en el noveno asalto.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.