¡ ACTUALIDAD DEL BOXEO FEMENINO GALLEGO !

La actualidad de la categoría Élite femenina del boxeo gallego parece sentir un retroceso dentro de la competición pugilística galaica. De hecho basta echar un vistazo a las hemerotecas y constatar que tan solo el combate entre Christine Oya y Zaira Corcheiro, el debut de Clara Millares y Ana Layesca Bolivar el pasado marzo en Ribeira, así como el combate que se llevó a cabo durante la II Copa de Galicia entre Zaira Corcheiro y Monica Aguilera, en A Cañota de Marín, conforman los únicos duelos femeninos del presente año en suelo gallego.

A mayores, tendríamos que retroceder hasta el mes de octubre pasado en el Álvaro Pino de Ponteareas para recordar otros combates entre las féminas Laura SimalLucía Nuñez, o el de Najla ShamiMaría Vilas. Muy atrás queda la presencia en el Boxam de Talía Muiño del Club de Lucha Noia. Y tendríamos que viajar hasta julio para ver a nuestra élite femenina en los nacionales de Córdoba, aunque, sólo fueron representantes genuinas gallegas la medalla de Plata Olga Vázquez Carro del Club Boxing Sada y la púgil herculina Lucía Díaz Rogel. Las demás componentes del elenco boxístico que representaron a Galicia en los campeonatos celebrados en Córdoba son boxeadoras allende nuestras fronteras, como la balear Susana Torres Cabañero, la asturiana Rocío Suárez y la guipuzcoana Lorea Murgoitio.

La constancia de Diego Cruz ha fructificado en un asentamiento pugilístico que engloba una racha de triunfos. En la imagen con su compañera del Stadium María Vilas . foto cedida

La popular boxeadora María Vilas Rey con su compañero de guantes en el Gimnasio Stadium Diego Cruz. foto cedida

El escaso patrocinio y la desidia de promotores hace que escaseen las oportunidades de afianzar el boxeo femenino, e incluso obliga a nuestras competidoras a competir en otras autonomías. Tal es el caso de María Vilas Rey ( Coruña 1990 ), que forma parte del grupo de competición del Club Deportivo Stadium de Arteixo y que en marzo pasado compitió en el Polideportivo Los Canapés de Aviles. Y no es la primera vez que esta púgil que, ” llevo 4 años de entrenamiento bajó la supervisión del entrenador nacional de boxeo Jesús A. Penela Tajes “, cruza los lindes gallegos en busca de oportunidades de combate, ya que en febrero del 2018 acudió al Pabellón Deportivo Pedro Velarde de Maliaño, para tomar parte de una velada protagonizada, exclusivamente, por aguerridas boxeadoras en la que María Vilas se enfrentó a la boxeadora local Cristina Mera. A pesar de su buen combate, la púgil del Stadium no logró alcanzar el triunfo. ” Lo más difícil todavía es encontrar rivales de mi peso, eso me obliga a tener que desplazarme para poder guantear o buscar rivales de mi peso en Galicia, Asturias y Santander

La falta de rivales y el compaginar la obligación con la pasión, son problemas añadidos a la carrera de esta popular boxeadora que milita en la categoría mini-mosca (45-48 kilos) en la cual obtuve la medalla de plata en los años 2017 y 2018, y la mayoría de las veces guanteo con chicos o chicas que me aventajan en peso. Guanteo muchas veces con Manu Trigo o con Diego Cruz, que cada uno de ellos tiene un diferente boxeo y de ahí saco lo mejor de cada uno de ellos. Para esta profesional de la rama de hostelería el problema es ” compaginar mi trabajo de camarera con el boxeo, mi gran pasión. Este año tengo pensado presentarme a los campeonatos gallegos de boxeo Élite femenino que se van a celebrar en Padrón y Ferrol en el mes de junio. ” María Vilas termina sus comentarios argumentando firmemente ” que el auge del boxeo femenino, viene aumentando desde unos años atrás “ y sobre el pugilísmo en general opino que mucha gente tiene que cambiar el concepto de una boxeadora. De mí esperan una competidora grande, musculosa,  con nariz rota, y yo soy pequeña y no tengo ninguna marca, por ahora. Además necesitamos que haya más combates femeninos en las veladas, que nos den más oportunidades para seguir cosechando éxitos y que los sponsors apuesten por nosotras.

Chistine Oya Steinbrugenn seal zó con el triunfo en Ribeira ante Zaira Corcheiro. foto cedida

Chistine Oya Steinbruggen se alzó con el triunfo, en Ribeira, ante Zaira Corcheiro. foto cedida

La púgil hispano alemana Christine Oya Esteinbruggen es otra de las competidoras gallegas más prolíficas de la actualidad y confiesa llevar ” 3 años dentro del boxeo,  me presenté a dos campeonatos de formas en el 2017, en los cuales me dieron medalla de bronce en ambos. Al año siguiente empece a combatir en veladas y de los 7 combates que realicé hasta ahora, he obtenido el triunfo en 6 ocasiones. Y en el campeonato gallego del año pasado quede sub-campeona.

Al igual que otras colegas deportivas, también ha combatido a lo largo de Galicia y en Asturias y aunque cree queel boxeo femenino en Galicia está creciendo, es consciente de que aun le falta mucho todavía. Ahonda en la falta de competiciones boxísticas y a veces es complicado encontrar una rival que sea de tu peso y tenemos que salir fuera a buscarlo. Comenta que es una ardua tarea el buscar oportunidades de hecho, estuve 8 meses sin competir porque no me salió ningún combate durante todo ese periodo de inactividad. La púgil del Rebouras Team desea y espera que crezca el apoyo al Boxeo por que es importante fomentar este deporte ya que tiene muchos beneficios y es muy saludable para las mujeres. Lo estamos mejorando desde la base con los PNTD y el Boxeo de Formas. Y ahora, también, con la creación de un equipo de exhibición femenina de boxeo, gracias a mi entrenador Antonio Rebouras.

Sobre el aspecto general del pugilísmo, la boxeadora olívica, se declara entusiasta de la ténica pugilística de un deporte muy noble y muy completo en el que, poco a poco, se va lavando esa mala fama que tenía y viendo los verdaderos valores de humildad, constancia, compañerismo y respeto.