LA III COPA GALICIA SE QUEDA EN MARÍN FRENTE A UN EQUIPO VALENCIANO QUE NO MERECIÓ TAN ABULTADA DERROTA / RESULTADOS

El sábado día 11 se disputó en A Cañota de Marín la denominada III Copa de Galicia. A través del canal You Tube he podido visionar el grueso de los combates de dicho evento en el que 5 boxeadores gallegos, elegidos para la ocasión con enfrentamientos neoprofesionales, fueron declarados vencedores del torneo.

Además de los encuentros coperos se disputaron combates de rivalidad regional, saliendo en primer lugar al cuadrilátero el boxeador local David González y el boxeador del Gimnasio Stadium Gianfranco Salazar. Menos talla y envergadura del púgil local que intentaba suplir con arrojo e iniciativa la diferencia física, aunque con ataques muy desarmados y precipitados que se encontraban con la clara respuesta de los guantes del boxeador de Arteixo, quien según mi opinión se hizo acreedor al triunfo, aunque la victoria quedó en casa por decisión dividida. En el segundo enfrentamiento el boxeador del Gimnasio Stadium de Arteixo Diego González Aller, se impuso por puntos a Pablo Lubian dentro de un combate bastante bien disputado por parte de ambos contendientes. Raúl Loira se impuso a Carlos Silva por RSC, antigua decisión arbitral de inferioridad manifiesta, en el segundo asalto.

En el combate de categoría femenina la boxeadora del Club Deportivo Sagabox, Paula Simal, venció por puntos a la púgil del Thunder Johana Jiménez. Buen combate de las féminas, con la alumna de Rafa Gil imponiendo la distancia y la experiencia, ante la entrega a la lucha y el desparpajo de la discípula de Alberto Pereira.

A continuación se decidió el enfrentamiento pendiente de las finales del campeonato gallego de categoría Promesas. En -67 kg se enfrentaban Ricardo Álvarez del Polideportivo Saudade y Noé Rodríguez del Club Deportivo Sagabox, con victoria para el primero. Debo volver a expresar mi opinión diferente a la emitida por los jueces, pues Noé Rodríguez se hizo dueño del centro del cuadrilátero llevando a Ricardo Álvarez contra las cueras, sorprendiéndole en varias ocasiones con el cambió del clásico uno-dos por el inesperado dos-uno que impactaban en su oponente. Según mi anotación, el rincón rojo debió sumar un triunfo a su favor.

Ya en territorio neo profesional Angelo Vázquez anotó el primer triunfo para el combinado gallego, al vencer al levantino Hamza Lanhouki. Amancio Piedras hizo lo mismo frente a Julen Klykostky. Por su parte, Manel López volvió a sumar otro discutido punto para los gallegos ante Alex Pozhilyk. El boxeador del Club de Lucha Noia Goyo Rubio, habitual en este tipo de enfrentamientos interregionales, venció por puntos al valencianista Ramón Kovacs. Otro habitual de enfrentamientos de nivel nacional como es el púgil del The Club Kick & Box Salceda David Álvarez, volvió a demostrar su contundencia imponiéndose al representante valenciano Adrián Martínez.

Ya en el combate estelar del evento, el club levantino logró con todo merecimiento el triunfo del honor por medio de su representante Louzaine Otmane, quién, al menos, libró a su equipo de retornar a Valencia con un cero en el equipaje. Su justa victoria ante Aarón González Diz, aguó la fiesta final en el Pabellón Municipal A Cañota de Marín.

Imagen de YouTube de la final Gallega de Promesas entre Ricardo Álvarez (azul) y Noé Rodríguez.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.