DAVID «DINAMITA» ÁLVAREZ HARÁ GALA DE SU FLAMANTE TERCER PUESTO NACIONAL EN CORUÑA EL SÁBADO 17 DE JULIO

Los que conocen la trayectoria del poderoso boxeador de Tuy y residente en Porriño, David Álvarez Domínguez, saben que sus combates resultan ser los más destacados de las veladas en las que interviene. Suelen ser enfrentamientos estruendosamente ovacionados por los asistentes, y calificados como de los que crean afición debido a la épica, la voluntad de victoria y la potencia que confluyen en el boxeo desplegado por el boxeador del Kick & Box Salceda al que apodan, muy acertadamente dadas sus explosivas características, «Dinamita».

Eso lo saben los organizadores de veladas, que no dudan en llamarle para que realce el cartel de sus eventos, cosa que va a suceder el sábado día 17 de julio en Coruña donde se enfrentará con el balear Marc Lucel Peroni. Aunque él, dentro de su sencillez, prefiere mostrar su agradecimiento por las oportunidades que le brinda «a federación Galega, que está a facer un moi, moi bo traballo, e está a levantar todo o boxeo, e hai que agradecelo a Manolo Planas todo ese bo traballo, porque aquí non fican boxeadores do meu peso e teñen que arranxar cos de fora», me comenta a través del teléfono.

Desde que debutó con triunfo, en en el Polideportivo Álvaro Pino de Ponteareas en un evento organizado por Rafa Gil, la progresión en su fructuosa carrera ha ido in crescendo, como lo demuestra el hecho de haber salido airoso frente a grandes rivales que le aventajaban en número de lides y años de experiencia como el ingles Morgan Lee, el africano del Azteca Box Daniel Moukoko, el vallisoletano Daniel Méndez, el luso Rafael Gonçalves, el marinense Aarón González o Alberto «Rayo» Rosales del Club Deportivo Sagabox.

David «Dinamita» Álvarez celebra con sencillez su segundo triunfo en los Campeonatos de España Élite. Retransmisión LaLigaSportstv

Además, algo tendrá cuando le ficharon, hace un par de años, para formar parte de la desaparecida liga MarathonBet, en la que obtuvo el triunfo en las dos convocatorias en las que compitió, y cuando lo seleccionaron para los últimos campeonatos estatales, inscribiendo su nombre en el cuadro de honor del torneo nacional por excelencia, merced a su medalla de bronce.

Pero lo que más llamó la atención del asombrado boxeo nacional, fue el combate en el que puso en un brete a Miguel Cuadrado Entrena. Ocurrió en el Abierto Nacional de Boxeo, donde «Dinamita» Álvarez disputó la semifinal al omnipresente campeón español distinguido como Miguelón. El boxeador gallego fue declarado perdedor por los jueces, pero pudo haber cambiado el signo del combate, de no mediar una salvadora interrupción por parte arbitral durante el peligroso momento que estaba pasando el boxeador del equipo olímpico español, ante el continuo golpeo de David, en el tercer asalto. Este combate, más su formidable actuación en los nacionales absolutos, constituyeron un serio aviso para la nómina de los boxeadores españoles que componen la división de -75 kilos.

Fue su primer maestro, Eliseo Fernández Romero, el que lo inició en el deporte de los guantes a través del Full contact y el Krav Magá. Ahora, ya enfocado en exclusiva hacia el boxeo, también le asesora y aconseja Santi Moraes. Desde entonces han crecido su espíritu competitivo y ha ganado en experiencia boxística, como lo demuestra su excelente actuación en el último Campeonato de España disputado en tierras palentinas, con triunfo de inicio ante Marc Lucel Peroni y Emmanuel Gutiérrez González en segunda ronda, demostrando la destructiva potencia que enfundan sus guantes, aunque volviendo a sufrir los rigores arbitrales ante el representante del equipo olímpico nacional Pablo Coy.

Álvarez Domínguez se me antoja como un joven fuerte e inteligente y creo que las expectativas que esta fraguando, se incrementarán a corto plazo. Y como él mismo me comentó por teléfono «prefiere rivales duros que le ofrezcan oposición para entablar combates de los que pongan al público en pie». Alguno de sus rivales, con más envergadura y experiencia, no le van ese tipo de enfrentamientos y, como es lógico, tratan de coger el centro, «entonces intento llevarlos hacia las cuerdas, donde es más difícil salir, para quitarle piernas golpeándoles abajo y doblando arriba».

¡ Lo dicho, un chico listo, este boxeador con envidiado futuro !

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.