EL CLUB DEPORTIVO SKT GUARDÓ MINUTO DE SILENCIO POR SALVADOR RODRÍGUEZ CASTRO EN UN EVENTO CON TRIUNFOS DE SILVESTRE, GORRAS Y JUANLU

Eran las 20:30 horas del sábado, cuando la característica voz rasgada del maestro de ceremonias Toni Planas, ponía en conocimiento de los aficionados, congregados alrededor del cuadrilátero del Agustín Mouris, el orden de actuación de los protagonistas del evento boxístico organizado por el Club Deportivo SKT en la villa de Noia.

La modalidad de savate fue la primera en saltar a la palestra noiesa a través de los guantes y punteras de Paula Blanco del ITF Noia y Lucía Piñeiro del Turbo Box. El triunfo viajó en la mochila de Piñeiro hacia la la provincia de Orense.

Siguió otro episodio de competición femenina, en este caso dentro de la disciplina del noble arte, en el que se enfrentaron la púgil viguesa Lucía Fernández del Gimnasio Simón González, y la boxeadora ribeirense Clara Millares de la Escuela de Boxeo El canario. Triunfo para la discípula de Israel Benítez por puntos.

En el apartado de boxeo masculino inauguraron el programa de la noche los jóvenes Julio Rodríguez del Turbo Box, y Jesús «Gitano» Hernández del The Garaje Compostela. El Gitano, dirigido desde la esquina por Manuel Blanco, se impuso por ko técnico en el segundo asalto.

Al finalizar este combate, la organización pidió un minuto de silencio en memoria de Salvador Rodríguez Castro, patrocinador y perteneciente al entorno familiar de personas vinculadas al SKT.

A continuación el maestro de ceremonias llamó al cuadrilátero del Agustín Mourís a los protagonistas de un nuevo combate de savate, este de categoría masculina, entre el local del ITF Noia Martín Iglesia y el catalán Alex Carniga. Victoria para el púgil local al termino de los 3 asaltos pactados.

De nuevo retornó el boxeo sobre la lona del cuadrilátero de Noia, donde el prometedor Silvestre Gómez, ahora enrolado en la disciplina del SKT, se llevó el triunfo por puntos frente al boxeador Raúl Loira del The Thunder.

También logró la victoria el popular Dani «Gorras» González ante el boxeador del Gimnasio Stadium Diego «Carneiro» Cruz.

Después de veinte minutos de descanso dispuestos por la organización, tiempo que los agradecido asistentes aprovecharon para hidratarse ya que el termómetro llegó a los 32º centígrados, y dentro de la actual disciplina de moda en Galicia, la neo-profesional, se disputó un combate entre dos corajudos y potentes boxeadores. Desde el Turbo Box de Orense, y con sus bártulos boxísticos a punto en el rincón el azul, llegó Luis «Vene» Piza, para enfrentarse al boxeador local Juanlu Del Río. Combate serio, deportivo – el director de combate pasó desapercibido – con un brioso y disputado tercer asalto con buenos golpes por parte de ambos boxeadores. El triunfo lo consiguió el púgil local, justo, pero merecido.

En el pleito pugilístico semi-estelar, el experimentado, y veteranísimo, Franklin Varela no demostró ser rival para el espartano de Domayo Charly López. En su retorno al cuadrilátero, después de una prolongada lesión, el corajudo Charly se impuso por ko técnico al venezolano antes de finalizar el segundo asalto.

El punto final al evento lo puso el triunfo por puntos de Olmo de Paz Dorado, en su segunda confrontación profesional, ante el riojano Ivan Lacarra.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.