DANI CASTRO: «ADMIRO DESDE PEQUEÑO A ROY JONES Jr., PERO CLARO, IMITARLO SON PALABRAS MAYORES»

La patria chica suele dejar una huella indeleble en el carácter de cada cual. En el caso de Daniel Castro Covelo ( Arbo 1992 ) su cuna le imprimió el espíritu inquieto del río Miño que baña la Vila da Lamprea con sus aguas que llegan y se van, al igual que el joven veinteañero al que su trabajo lleva hasta Austria, Holanda o Madrid, para volver a traerlo de nuevo a su tierra.

Dani Castro atento y concentrado, durante un ritual tiempo de consejos impartidos por su entrenador Rafa Gil. cedida

Fue en su tierra, donde el boxeador del Club Deportivo Sagabox descubrió «mi afición, que viene desde pequeño, ya que mi tío tenía un gimnasio en el pueblo y de vez en cuando venían competidores a entrenar allí. Luego empezamos a entrenar entre amigos del pueblo pegándonos como podíamos y copiando lo que veíamos en internet ( Jajaja ), hasta que decidí, al tener carnet, irme a un gimnasio de boxeo y empezar a entrenar con continuidad y focalizarme en mejorar e ir a más, primero en Salceda con Santi, y luego con Rafa, con el que debuté ya hace unos años. Y así llevamos unos cuantos combates, menos de los que me gustaría, pero son los que las circunstancias laborales en tierras lejanas me permitieron disputar».

Aunque todo joven deportistas suele trazarse unas metas, el que sus circunstancias laborales no sean compatibles con la continuada preparación que exige el boxeo, han hecho que Castro Covelo no se las haya planteado, ya que, como me confiesa, «a nivel deportivo no tengo metas, que venga lo que tenga que venir. Mis metas son disfrutar del boxeo mientras se pueda, me gusta subir al ring, me gusta medirme y llevar al límite las sensaciones que se viven ahí arriba, el respeto que se respira y los valores que se transmiten».

El zurdo boxeador nacido en la localidad de Arbo, famosa internacionalmente por las lampreas y vino que ya disfrutaban los emperadores y patricios romanos, tiene claro, y así me lo confiesa, que él no considera «que tenga un estilo marcado, me gusta intentar diferentes cosas y probar alternativas. Sobre la influencia del Club Deportivo Sagabox, me quedo con el señor Rafa, con sus lecturas de las peleas, la seguridad que transmite a sus peleadores y la familia que crea a su alrededor».

Sobre los tiempos pandémicos que han puesto a prueba los cimientos de la humanidad piensa que, en su caso particular, y «con relación al boxeo me han beneficiado, además, volví a mi país retomando los entrenamientos, y con las discotecas cerradas, que también ayuda ( jajajaja )».

Me pone al corriente de que » actualmente vivo en Ourense, y estoy alternando los entrenamientos entre el Club Deportivo Sagabox y el gimnasio Turbo Box de Manu Míguez jr., al que le agradezco el trato y la dedicación que me dedica».

Declara que fuera del gimnasio su dedicación principal «es el trabajo, al que dedico bastantes horas ya que me dedico como servicio técnico de instalaciones frigoríficas. Además de entrenar y  viajar cuando se puede, no tengo mucho más dedicaciones».

A la pregunta sobre el boxeador al que trata de imitar, me confiesa ser «admirador desde pequeño de Roy Jones JR, pero claro, imitarlo son palabras mayores ( jajaja )».

El próximo día 15 de mayo competirá en el evento organizado por Rafa Gil en el Vista Alegre. Sobre esa interesante velada y su rival en la misma, dice que «sobre, Juan Sanmartín, no se mucha cosa, ni lo vi pelear en ninguna ocasión. Si tengo tiempo buscaré algo estos días. Espero que hagamos un buen combate, disfrutemos del boxeo y que el que pierda pague unas cervezas«.
Muchas gracias por la entrevista y que viva el boxeo !

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.