EMMANUEL REYES PLA: LA ARDUA ODISEA EUROPEA DE UN EMIGRANTE ILEGAL CUBANO HASTA ALCANZAR LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

En la tarde de hoy, dirigido desde la esquina por Rafael Lozano, entrenador nacional que le apoyó y dirige desde su llegada a España, el púgil del equipo español Emmanuel Reyes Pla conquistó la medalla de Oro en la final del Memorial Internacional István en Debrecen ( Hungría ) frente al argelino Afdelhafid Ben Chabla. También el peso mosca Gabriel Escobar alcanzó el Oro al vencer al argelino Mohamed Flissi.

Nacido en La Habana, Reyes, empezó a competir con muy buen puño por las provincias de Camagüey, Santiago de Cuba, Pinar del Río y Santa Clara donde se forjó como excelente competidor, a pesar de las derrotas ante históricos como Julio Cesar la Cruz, Erislandy Savon, Lenier Pero o Jorge Luis Garbey. Con el tiempo, alcanzó triunfos en combates disputados entre Las Tunas y La Habana, llegando a la final del campeonato cubano del año 2016 disputado en la Playa Girón ( Bahía de Cochinos ), donde perdió ante el guantanamero Erislandy Savon quien, más adelante, alcanzaría el Bronce en los olímpicos de Rio de Janeiro.

No conforme con seguir siendo segundo en su país, salió de Cuba iniciando una rocambolesca odisea que le llevó a Rusia. Viajó desde la antigua CCCP a Bielorrusia, donde le esperaba un tío suyo, residente en Coruña, que le ayudaría con los trámites para poder entrar en territorio de la unión europea. No era fácil el protocolo y tuvo que volver a Moscu, donde permaneció confinado varios meses ante el temor a ser detenido como emigrante ilegal.

Emanuel Reyes Pla es declarado vencedor del Memorial Internacional Istvan tras su triunfo sobre Addelhafid Ben Chlabla. Foto transmisión del evento.

Llegó hasta Austria en busca de asilo político, donde permaneció algunos meses en un campo de refugiados, y decidió proseguir su odisea hacia nuevo destino en Alemania, desde donde se subió a un autobús con ruta hacia Francia, aunque fue detenido al llegar a la frontera. Tras unos meses internado en un campo de refugiados, las autoridades alemanas lo deportaron de nuevo a Austria. La redacción de CiberCuba, también publicó otros aspectos sobre el periplo europeo del boxeador cubano.

Al final se arriesgó a volar hacia Galicia, vía Barcelona. Desde Coruña – donde estuvo un espacio de tiempo disfrutando de parte de su familia, de la libertad extraviada y manteniendo su forma física acudiendo regularmente a un gimnasio herculino – se puso en contacto con boxeadores del equipo español que conocía. A través de ellos logró hablar con la Federación Española de Boxeo y Rafael Lozano solicitando ayuda y ofreciéndose para representar a España como boxeador olímpico. La FEB no le dejó desamparado, lo acogió en el equipo nacional, permitiéndole que alcanzase el titulo español en los nacionales de aficionados, y solicitó por medio del Consejo Superior de Deportes la nacionalidad para el púgil cubano.

En enero de 2020 el consejo de ministros le concedió la nacionalidad española por carta de naturaleza amparándose en el artículo 21 del Código Civil, según el cual, y como especifica una de las clausulas: «debido a las circunstancias excepcionales que concurren en un deportista que ha participado, o va a participar, en competiciones internacionales representando a España«.

Poco después de alcanzar la nacionalidad, el boxeador hispano-cubano Emmanuel Reyes Pla, declaró en diario Marca que «España ya es mi país. No soy un desagradecido con Cuba, donde me formé como boxeador, pero crezco como persona aquí».

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.