¡ LOS GUERREROS GALLEGOS SE CLASIFICAN ( 5- 3 ) ANTE EL MILENIO VALLADOLID !

Durante la noche del viernes volvieron a sonar campanadas en la céntrica calle de la Acera de Recoletos de Valladolid. Pero no fueron toques anunciando llamada al angelus de las monjas franciscanas, ni a los maitines de los monjes agustinos recoletos que habitaban los antiguos monasterios sitos fuera de la verja de la ciudad castellana, no. Fueron tañidos reclamando a los Guerreros Gallegos a competir con sus oponentes de la Cúpula Milenio Boxeo Valladolid en el Parque del Campo Grande, ese pedazo de tierra sobre la que siglos antes los nobles medievales entablaban sus justas lanza en ristre y a caballo, y que en esta ocasión sirvió de escenario sobre el que gallegos y pucelanos dirimieron su pase a las semifinales de unas modernas justas boxísticas creadas por la liga Marathonbet.

Ayer comentaba en esta misma página que para este encuentro no estaban confirmados todos los contendientes por parte de ambos equipos, lo que ha sido muy recurrente durante las jornadas que se han llevado a cabo, y eso conlleva a restar una victoria al equipo que no presente competidor dentro de cada división acordada. A tal respecto creo recordar que una de las intenciones de esta liga era la de fomentar la actividad de los boxeadores aficionados de los equipos inscritos y no entiendo el por qué, si se producen ausencias obligadas, no se echa mano de otros púgiles, que seguro que los hay en condiciones de competir. Al fin y al cabo si no hay comparecencia la derrota es segura, y con la convocatoria de un sustituto podía existir una posibilidad más de sumar el triunfo al computo global del equipo. En fin, los Guerreros galaicos partieron hacia tierras castellanas con la ventaja de 2 a 1 por incomparecencias mutuas, ventaja que se incrementó durante el desarrollo de las justas pugilísticas hasta el 5 a 3 definitivo que les encumbró al liderato del grupo A.     

Comenzó ampliando ventaja Enrique García Pereira de La Vieja Escuela de Vigo. El Rayito olívico volvió a demostrar su solvencia pugilística dentro de la división del peso Pluma (-56 kg.). Si en el enfrentamiento de ida venció exhibiendo su boxeo de larga distancia y su excelente golpeo a la contra, en este de vuelta se encontró con el andaluz que representa a los pucelanos Antonio Montesinos quien, por sus características físicas, le obligó a echar mano de sus buenas maneras para desenvolverse dentro de la corta distancia, demostrando poseer el coraje para hacerse dueño de la iniciativa y obtener el triunfo por decisión unánime en una gran lid entre dos excelentes boxeadores.

Dentro del welter-ligero (-64 kg.) Alex Barros Sobral, del Club Deportivo Sagabox de Vigo, se enfrentó a Juan Antonio Iglesias. El batallador púgil del Condado volvió a demostrar que a pesar de su hándicap de envergadura, sabe contrarrestar esa desventaja a base de imponer una constante iniciativa e imprimir un ritmo de golpeo que impidió al buen boxeador pucelano cualquier tipo de reacción. La victoria correspondió al pupilo de Rafa Gil por decisión dividida, pero el campeón gallego firmó un tercer asalto para enmarcar.

Charly López, aceptó con deportividad la decisión de los jueces aunque su rostro muestra la sorpresa ante la decisión de los jueces, el gallego

Charly López, aceptó con deportividad el veredicto de los jueces, aunque su rostro muestra la sorpresa ante una decisión que, según mi parecer, perjudicó al pugilista gallego. Imagen de la retransmisión LaLigaSports

 A Charly López del Spartan de Tomiño, desde mi punto de vista, le impidieron aumentar la ventaja a favor del combinado gallego tras un gran combate con un fenomenal boxeador como su tocayo Charly Nelson. Ambos púgiles editaron uno de los épicos enfrentamientos que consiguen quedar grabados en el recuerdo de todos aquellos que lo hayan visto. Fue una gran lid en la que pude observar el orden y la ortodoxia pucelana, frente a la incansable iniciativa y bravura del coloso gallego. Mi admiración y respeto por ambos contendientes, aunque considero justo reiterar que la victoria no debió quedar en tierras castellanas. 

En la división de -81 kilos, el púgil del Kick Box Salceda David Álvarez Dominguez consiguió la quinta victoria gallega frente a Daniel Mendez.  El boxeador salcedense se mostró muy potente y batallador ante el púgil pucelano que, desbordado, acabó por cometer irregularidades que le restaron un punto en el segundo asalto. A mayores, la contundencia mostrada por el gallego aconsejó al director del combate efectuar cuentas de protección al vallisoletano en el segundo y tercer asalto.

Y dentro de la máxima división (+91 kg) Iago Mondelo, del Gimnasio Simón, no pudo continuar y se dió por finalizada la contienda a la llamada del segundo asalto del enfrentamiento con el cubano del Boxeo Valladolid Enmanuel Reyes.