¡ NOMBRES DE BOXEADORES HERCULINOS EN EL RECUERDO !

Hoy me apetece recordar nombres del boxeo coruñes anterior a 1980. Siempre he seguido el deporte de los guantes herculino con inusitado interés, ya que he compartido gimnasio y conocido a un gran número de boxeadores salidos de los distintos barrios de la Ciudad de Cristal desde que el boxeo entró en mi vida. Los años de estudiante interno en los salesianos me privaron de asistir a algunas de las veladas llevadas a cabo en la ciudad en que crecí, pero persiste el recuerdo de muchas otras veladas disfrutadas en el desaparecido Centro Cultural Santa Lucia, Plaza de Toros, pabellón de la Fábrica de Tabacos, Cine Hercules, o el Palacio de Deportes, así como a las que acudí ( formando parte de alguna que otra ) en Carballo, en el pabellón de Lugo, la plaza de Abastos de Padrón, la Sala Club Radio de León y en Asturias. Por lo tanto, guardo el recuerdo de nombres de coruñeses (algunos ya fallecidos) a los que quiero homenajear con esta página. He conocido, personalmente, a todas las personas que cito en esta reseña, aunque a algunas no las haya visto boxear por diferencia de edad, pero si he sabido de su deambular deportivo por tradición oral y hemeroteca.

Equipo de Viejas Glorias: Rojo ,Acosta, Torrecilla, Castiñeiras, Anya, Grandio, Castro, Barral, Ferreiro, Gerardo, Ferrin.

Viejas Glorias coruñesas: Rojo ,Acosta, Torrecilla, Castiñeiras, Anaya, Grandio, Castro, Barral, Ferreiro, Gerardo, Ferrin y otros.

Hubo nombres míticos de boxeadores nacidos en La Coruña, pero merece mención aparte el emblemático Moncho Casal ( falleció en Orihuela en 2014 ), quien llegó a enfrentarse, venciendo en varios casos, a campeones de Europa de la talla de Agustin Senín, Rene Libeer, Alponse Halimí, Bob Allotey y Manuel Calvo, y a campeones mundiales como el hispano cubano José Legra o el italiano Salvatore Burruni. Disputó en 8 ocasiones el título español, logrando la corona de las divisiones gallo y pluma en 3 ocasiones. Otros nombres que recuerdo son los pertenecientes a Ferrín, Dito García Aragón, Calvete, Torrecilla, Gerardo, Castiñeiras, Pirulo Ferreiro ( fallecido en 2017 ), Manolo Pombo, José Grandio y Alfonso Rojo.

Moncho Casal campeón de España de los pesos Gallo y Pluma y su preparador José Vidal

Moncho Casal campeón de España de los pesos Gallo y Pluma y su preparador José Vidal

También quiero rendir homenaje a prestigiosos entrenadores como José Vidal, Carlos Anaya, Francisco Beltran, Paco Acosta, quienes intentaban enseñar, con escasos medios, el abecé del boxeo a cientos de chavales en locales como el gimnasio Acosta, el del Frente de Juventudes, el cultural santa Lucía, el Imperator del barrio de los Marineros, el gimnasio de la calle del Sol, la Bolera Labordeta, y algún que otro destartalado bajo de barrio. Yo mismo he recibido lecciones pugilísticas de Francisco Beltran, que dirigió parte de la carrera profesional de mi hermano Mero, y tuve el privilegio de contar varias veces en mi esquina con los consejos de Carlos Añaya.

Fernando Castro Rey

Fernando Castro Rey campeón inter-regional aficionado y profesional prematuramente retirado por una lesión, fue promotor de boxeo.

Hubo sagas como la de los hermanos Barrientos, oriunda de los Marineros y tanto Guillermo, como el Rubio José Manuel o Victorino fueron destacados púgiles. De hecho Guillermo se proclamó campeón en los campeonatos nacionales de la Marina durante su servicio militar. La saga aumentó con la llegada por vía matrimonial  de los cuñados Manel el Melenas Bestilleiro ( progenitor de otro buen boxeador como Tito Bestilleiro ) y Fernando Castro (con los que tuve el privilegio de compartir sesiones de guantes y entrenamientos). Este último estuvo presente en un campeonato nacional celebrado en Barcelona, y llegó a disputar varios combates de profesional, entre los que se enfrentó al campeón nacional Mariano García, pero una lesión en la mano le apartó de la actividad. De la misma zona de Labañou surgieron boxeadores de la talla de los hermanos José Luis y Julio Cesar Vidal, hijos del célebre entrenador que dirigió en etapas a Beltran, Casal, Barral, Grela y tantos otros. Aunque lo conocí personalmente, a José Luis no le vi boxear, pero he visto crónicas que daban cuenta del combate nulo que había hecho, entre otros muchos combates, con el campeón europeo Young Martín. Reputado tallista de la madera, José Luis, falleció en diciembre de 2016.

Barral, en el rincón, Carlos Anaya y Joe Grandio en la esquina.

Barral, en el rincón. El entrenador Carlos Anaya y el exárbitro y exboxeador Joe Grandio en la esquina.

Otra de las excelentes sagas que parió el boxeo coruñés fue la de los hermanos Jorge, Mero y Toñin Barral. Era una época en la que los boxeadores coruñeses que aspiraban acudir a los campeonatos nacionales debían clasificarse primero en los gallegos, para eliminarse luego con asturianos y leoneses. Es decir, debían proclamarse vencedores inter-regionales de Galicia, Asturias y León. La dinastía de hermanos surgida de la calle Torre, lograron atesorar tres convocatorias nacionales. Mero debutó con 19 años en el boxeo de pago obteniendo 13 triunfos 2 derrotas y un nulo, hasta que un infame atentado terrorista segó su vida y la de su esposa en Madrid. Jorge, con muy buena carrera de aficionado, también falleció joven, pues una enfermedad se lo llevó con apenas 38 años.      

El Centro Santa Lucia fue uno de los grandes viveros del boxeo herculino de la época, en el que, en distintas etapas, entrenaron José Grandio, Heriberto González, Chicho Rey, Enrique Pan, Kid Moro y José Luis Vázquez, apodado Televis, otro de los vencedores inter-regionales que acudieron por méritos a campeonatos nacionales. 

Por el gimnasio de la calle del Sol pasaron nombres como Javier Tejeira fino estilista de la escuela ferrolana de Alejos que era pariente de Pirulo Ferreiro; Nuño, otro campeón inter-regional de mano pesada, que acudió a los nacionales; Buceta un profesional con el que hice muchas sesiones de guantes; Modesto que acudió a los nacionales en Madrid donde le tocó enfrentarse con el que a la postre se adjudicó el título, que era Victor Varon padre del destacado púgil Rubén Varón; Ringo Valeiro que se haría profesional enfrentándose a campeones como Nino Jimenez, Fernando Bernardez o Daniel Rodriguez Figueiroa.

En la esquina Vidal, sobre la lona Barral. La foto está copiada de un reportaje de la Revista Boxeo que editaba la FEB.

En la esquina Vidal, sobre la lona Barral. La foto está copiada de un reportaje de la Revista Boxeo que editaba la FEB.

Hubo excelentes púgiles a los que la presión paternal acortó su carrera en el boxeo, como Emilio Pérez Leira, un peso ligero de gran envergadura que alcanzó la internacionalidad. Artesano joyero y artista plástico, criaba canarios que alcanzaron triunfos en campeonatos de canto. Falleció con apenas 53 años.

Otro boxeador que se encontró con cierta oposición familiar, es el prestigioso Gestor Administrativo y Graduado Social coruñes Isidro Pousada. Peso ligero de ortodoxo estilismo, al que añadía una dura precisión en sus golpes. Era, y supongo que lo seguirá siendo, un apasionado de la tauromaquia, hasta el punto de hacer viajes a Salamanca para acudir a las capeas sin consentimiento familiar.

Más nombres que me vienen a la memoria son los de el militar profesional Fufo Quiñoá, Toque, Felix, Toni Valle, Tonecho que alternaba el fútbol modesto, como destacado jugador, con el boxeo; Manuel FariñaChiruca y Severo García. Luego fueron surgiendo Carlos Vilariño hoy reputado entrenador que dirige el Ludus Box Artabrum; Eduardo Carreira, Vicente el Chato, Tasende y otros. Y con estas lineas quiero rendir homenaje, y recuerdo, a todos ellos, pidiendo disculpas a los que he dejado en el tintero. Y quedo abierto a cualquier posible corrección en caso de error, puesto que lo que he escrito es, exclusivamente, fruto de mis recuerdos personales.