ENRIQUE RODRÍGUEZ CAL LLEGÓ AL OLIMPO BOXÍSTICO COMO ÚNICO ESPAÑOL CONQUISTADOR DE MEDALLAS EN CAMPEONATO DE EUROPA, CAMPEONATO MUNDIAL Y JUEGOS OLÍMPICOS

Llegó al mundo en la localidad asturiana de Candás y lo acaba de abandonar, 71 años después, en Avilés.

Enrique Rodríguez Cal, «Dacal II», «Dacalito», «Tito», abonó su billete hacia el Olimpo de los Dioses del Boxeo, durante la madrugada de este 23 de noviembre. En el viaje al más allá, portaba como equipaje una medalla de Bronce en Munich 72, otra presea de Bronce en el Mundial 74 de Cuba, y una tercera de Plata en los Europeos 75 de Polonia, que le acreditan como el más laureado boxeador amateur de todos los tiempos.

«Dacalito», el más grande boxeador de la historia de España dentro de la División Mínima ( 48 kilogramos ) del boxeo hispano, nos ha abandonado desde el Hospital Universitario San Agustín de Avilés obligado por la ELA.

Rodríguez Cal formo parte del equipo galaico -astur en los Campeonatos de España, durante la época en que la zona noroeste la componían Galicia, Asturias y León, y paso luego a ser galaico-astur. Alcanzó la medalla de oro nacional de amateur, y el titulo de España profesional, e intentó el título EBU profesional en varias ocasiones.

boxeodemedianoche quiere sumarse al sentir general del boxeo español por tan sensible pérdida, así como enviar nuestras condolencias y un abrazo de ánimo al entorno familiar del admirado y respetado Dacal II.

Que la paz y la gloria le acompañen.

Imagen de Enrique Rodríguez Cal, publicada en la web social.

EL ÁGIL TECLADO DE JOSÉ MIGUEL GALA VUELVE A LLEVAR EL BOXEO A LA LITERATURA CON SU NUEVA OBRA «PERICO – MUANGSURIN. HISTORIA DE UNA LOCA RIVALIDAD»

El escritor madrileño José Miguel Lara autor, editor y productor de anteriores obras literarias sobre los legendarios boxeadores Tony «Martillo» Ortiz, Nino Jiménez y Mando Ramos, introduce una nueva joya literaria sobre Boxeo, con la publicación de un nuevo libro que lleva por título «Perico-Muangsurin. Historia de una loca rivalidad».

Se trata de un libro auto-editado, en una edición limitada, con lo que no puede localizarse en tiendas físicas o a través de formato e-book. Tiene 80 páginas y viene en formato bolsillo. Su precio es de 12 euros, con los gastos de envío incluidos, y a través de sus páginas se relata con todo lujo de detalles la famosa dilogía boxística que protagonizaron durante la época de oro del Boxeo español el maño Perico Fernández y el tailandés Saensak Muangsurin, con la disputa del título mundial super-ligero del WBC.

Todos aquellos amantes de la buena literatura boxística que estéis interesados en el ejemplar – el cual podéis solicitar firmado y dedicado – o preciséis información sobre el mismo, podéis contactar con el editor a través del correo electrónico:  libroperico@proton.me. 

Portada del libro «Perico – Muangsurin. Historia de una loca rivalidad» escrito por el prolífico y ágil teclado del escritor madrileño José Miguel Gala.

EL BOXEO GALLEGO RECIBE CON HONDO PESAR Y Y DOLOROSA SORPRESA EL FALLECIMIENTO DE TONO DA SILVA

Hace poco más de un lustro que Tono da Silva me confesaba que el boxeo «le comía mucho tiempo de su vida familiar, mi esposa está teniendo mucha paciencia, ya que el club le roba mucho tiempo que debería pasar con ella pero, con regañinas, me comprende. Mi hija es lo que me mantiene con vida, con ganas, con ilusión. Nunca en mi vida pensé que se le pudiera querer tanto a un ser. Sin el apoyo familiar y sin mis compañeros no podría hacer nada».

Media docena de años antes, en plena etapa competitiva que compaginaba con el  trabajo mariscando en las mañanas, levantando placas y tabiques por las tardes, unido al trajín del fin de semana en el pub, y al poco orden que ponía en su vida, su corazón puso el freno de mano produciendo un trombo en su carrera vital del que, afortunadamente, se recuperó. El consejo médico fue el de: fuera excesos y deporte moderado.

Dejó la competición, y siguió unido a su afición por los deportes de contacto, pero en este caso, solo como maestro.

Hoy, boxeodemedianoche acaba de recibir la luctuosa nueva, que trae dolor y tristeza a su entorno familiar, y desea expresar a Patri, su esposa, hija Alicia, a su padre Antonio, a sus hermanos Rosa María y Jesús, y demás familia, nuestro más sentido pésame, así como un abrazo de ánimo por tan sensible pérdida.

Descanse en paz el respetado y admirado Tono da Silva, todo un símbolo del deporte de contacto gallego. Su legado aún presente, se perpetuará a través de todos los boxeadores que tuvieron el privilegio de aprender y combatir bajo su dirección técnica.

Como también, son reconocidos los méritos contraídos como competidor y como técnico, a lo largo de sus distintas etapas en el Liceo Noia, Gimnasio Muiños, Club de Lucha Noia y Club Deportivo SKT.

Hoy, el boxeo y los deportes de contacto, se visten de luto para despedir a uno de sus grandes benefactores.

Fotografía de Marcos Creo, que ilustró un buen trabajo periodístico de La Voz de Galicia en Barbanza hecho publico en junio de 2017, sobre el carismático entrenador Tono Da Silva.

MARTÍN GARCIA BLANCO CAMPEÓN DE GALICIA Y MEDALLA DE ORO EN EL TORNEO INTERNACIONAL ODIVELAS CUP: «TENGO CLARO QUE SI PASO AL PROFESIONALISMO SERÁ BAJO LA BATUTA TÉCNICA DE JAIRO RODRÍGUEZ»

Cuando el Campeón de Galicia y del Torneo Internacional Odivelas Cup Martín García Blanco estaba de camino hacia el pesaje oficial previo a su combate de Porriño, recibió la frustrante noticia de que el enfrentamiento no iba a disputarse. «Iba camino al pesaje, y llamó el portugués diciendo que no venia», cuenta desilusionado el discípulo de Jairo Rodríguez. «Intentaron salvar la pelea, pero no había rival disponible en Madrid ni en León, nada. Ninguno estaba dispuesto, últimamente nos está costando cerrar peleas».

Lo cierto, es que en muchos eventos boxísticos son muy comunes las bajas por lesiones, obligaciones laborales y otras causas imprevistas de última hora, y según comenta el boxeador del Mat´s de Marín «mi contrincante adujo que no podía presentarse porque tenía que trabajar. Manuel Jiménez le ofreció venir el sábado, que le abonaba el billete del tren, pero no aceptó. Algo de lo mismo ocurrió con Izan, pero avisaron el miércoles y consiguieron traer a un chico de Madrid».

El púgil de Vilaboa se sentía eufórico por poder combatir dentro de un evento con estelar profesional protagonizado por su «compañero y amigo David Álvarez». Pero la cancelación del combate que iba a protagonizar, «supuso una gran desilusión. Porque si, tenía mucha ilusión por pelear en esa velada, ya que nos avisaron a última hora y eso contribuyó a que fuese más complicado encontrar a otro rival».

El joven competidor de Vilaboa afirma encontrarse «un poco fastidiado por la dificultad que le supone encontrar rivales últimamente, pues la verdad, es que yo entreno para estar en forma y poder pelear las máximas veces posibles».

A pesar de la negativa circunstancia que le privó de formar parte de un laureado y selecto elenco boxístico, el popular Garrote, estuvo presente en el Pabellón Municipal de Porriño animando a sus colegas como un aficionado más. «Pues claro que sí !!! A pesar de las circunstancias tocaba apoyar a mis compañeros con los que suelo hacer sparring».

De hecho se presta a ofrecer su impresión general sobre la velada agradeciendo, en primer lugar, a «Manuel Jiménez y a la Vieja Escuela gym por hacer estos eventos que son los que hacen crecer a los boxeadores. Hubo buenos combates, buen ambiente». Reconoce que al rival del Leñador, el portugués Ricardo Luiz, «no lo conocía», pero por lo acontecido sobre el cuadrilátero opina «que no era un cualquiera, pero de todas formas David ganó claramente».

A pesar del crítico momento que atraviesa el boxeo nacional, lo que parece querer resurgir en Galicia, es el profesionalismo. Ahí está La Sombra aspirando a un nuevo entorchado, Dani Moukoko con la intención de continuar invicto próximamente en Coruña en Loita II. También continúan en candelero las licencias de Alex Barros, Adrián Miraz, Olmo de Paz, Charly López y ahora David Álvarez. Por otro lado, y a nivel estatal, la FEB parece haber dado su visto bueno a que los boxeadores de categoría olímpica encuadrados dentro de la disciplina del equipo nacional como Miguel Cuadrado, José Quiles, Emmanuel Reyes y Gazi Jalidov alternen la categoría profesional con la posibilidad de optar a clasificarse para los juegos olímpicos de París 24. Sin embargo, a pesar de haber sido difundido la noticia por fuentes cercanas a la FEB, y dada la complejidad piramidal de las normas del deporte español, habrá que esperar confirmación oficial por parte del ente deportivo competente.

Aprovechando este álgido momento de entusiasmo profesional dentro del boxeo galaico, le pregunto al boxeador vilaboés si esta circunstancia le anima a pensar en el hecho de boxear con guantes encordados, y me asegura «que es algo que tenemos pendiente Jairo y yo, pero cada cosa debe llegar a su debido tiempo, de momento estamos enfocados en el amateur. Consideramos que aún queda mucho por recorrer».

Aunque también asegura, y así lo promete, que llegado llegado el momento idóneo «si me paso al profesionalismo, lo que si tengo claro, es que sea bajo las directrices de Jairo Rodríguez. Al fin y al cabo fue con el que debute entre las 16 cuerdas, y es la persona que más me conoce dentro y fuera de un ring».

Le sugiero que al haber sido distinguido como embajador deportivo por el Concello de Vilaboa, merced a sus logros boxísticos, el que debutara dentro de la categoría profesional delante de sus paisanos constituiría todo un acontecimiento, pero con prudencia y sencillez dice que «no vamos adelantar acontecimientos, el tiempo lo dirá. Ahora hay que pensar en presente, y la siguiente la tenemos el 15 de octubre. La que organiza Manolo por el campeonato de España de la Sombra Martínez».

Éxitos pues, campeón.

LA ESCUELA DE BOXEO AZTECA BOX INICIA EL CURSO BOXÍSTICO 2022-23 CON EL ESPERADO PROYECTO «CORUÑA EN LOITA II» Y LA FIRME PROMESA DE REVALIDAR EL ÉXITO MULTITUDINARIO DE LA CELEBRADA EDICIÓN ANTERIOR

A la vista de los éxitos, tanto a nivel general como individual, logrados por la Escuela de Boxeo Azteca Box dese su fundación, hasta el momento actual, se puede deducir que la academia boxística ubicada en la calle herculina de Rodrigo A. de Santiago está impartiendo excelente pedagogía de las 16 cuerdas. Así lo reconoce la propia afición herculina, la cual, acude con multitudinaria fidelidad a la llamada de los organizadores de eventos aztecas. Ese mismo leal seguimiento ha conseguido encumbrar al gimnasio que dirigen Luis Suárez y Andrés Valeiro hasta el peldaño superior del podio de audiencias boxísticas coruñesas de los últimos años.

Ya está en marcha el nuevo curso boxístico ( 2022 – 23 ), y ello me da pie para solicitar del emprendedor Luis Suárez un análisis de lo logrado en la anterior promoción, así como de lo que pueda deparar el boxeo gallego a los alumnos del gimnasio del Ventorrillo durante el nuevo curso de competición. Y para ello hemos establecido un intercambio de impresiones por correo cortésmente secundado por las respuestas del maestro coruñés.

¿ Redunda ese logro en un aumento de las matriculaciones en la Escuela de Boxeo Azteca, se mantienen, o disminuyeron en relación al  curso anterior ?

– Muy buenas Antonio, la verdad es que algo siempre ayuda a incrementar el número de alumnos, no te sabría decir en qué tanto por cien, pero es cierto que todo suma. De todas formas no podemos bajar la guardia, ni caer en la soberbia, hoy tienes un equipo con cinco o seis competidores y mañana por las circunstancias no tienes ninguno. Todo son rachas, así que seguimos trabajando duro en el día a día, tanto en los competidores, como en la gente que viene al boxeo de aprendizaje, que realmente son los que nos dan de comer.

¿ Los discípulos del dúo Suárez / Valeiro están mentalizados para intentar superar el nivel de ortodoxia logrado anteriormente por destacados alumnos de la Escuela Azteca?  

– Si, la gente nueva llega apretando, son sanamente ambiciosos, parece que no tienen límite a la hora de querer aprender, pero son conscientes que la primera competición es consigo mismos, más que compararse, siguen las consignas tanto de Andrés como mías, de hacerlo lo mejor  posible sin entrar en comparaciones. Tenemos un grupo de gente muy sanota, muy humildes y fuertes mentalmente, con una madurez que yo considero muy alta para su edad. Aún así se les sigue haciendo hincapié, en que: fuera vanidad, fuera egos y fuera apegos. Creo que si las circunstancias laborales y vitales se lo permiten, podremos ver una evolución muy grande, tanto en los que ya están como en los que van  a estar. En la próxima edición de Coruña en Loita, podremos ver el debut de Alvarito Pampín y de Paulita Rodríguez, ambos tienen un boxeo muy bonito.

A nivel de maestría, ¿ los técnicos del club son conscientes de la obligación de excelencia al que les obliga, para con sus pupilos, el enorme prestigio que ha adquirido la escuela de Boxeo que dirigen ?

– Jejeje, sinceramente, y sin que suene a falsa modestia, de verdad que no somos conscientes del prestigio de la Escuela. De lo que si somos conscientes, es que tenemos un grupo de chicos que boxean muy bien, muy disciplinados, que da gusto trabajar con ellos y van obteniendo resultados. Pero entiendo que todo es efímero. También parece que la esencia del gimnasio gusta mucho, pero reitero, que ni Andrés ni yo somos conscientes de que la escuela haya adquirido ese gran prestigio. No obstante, al margen de eso, el amor por el boxeo nos hace trabajar cada vez más, y en la medida de lo posible mejor, somos exigentes con nosotros mismos, a veces más que exigentes casi obsesivos, procuramos elevar cada vez más el nivel. Luego los resultados pueden ser mejores o peores, pero le ponemos mucho empeño a que el alumnado lo haga cada vez mejor. Se trata de que crezcamos yendo de la mano, nosotros como entrenadores y ellos como boxeadores.

En el plano organizativo ya lograron establecer la mayor asistencia de público a un evento de boxeadores amateur en el año 2015, donde destacaron Valeiro, Cañás, Markiños, Borja y el Bengala ¿ Cómo lo explica ?

Logramos crear un grupo humano muy bonito y unido, a su vez gente muy querida, cuando los vi a todos dispuestos y comprometidos, le comenté a mi primo, en ese momento propietario del recinto de Fútbol Indoor, la posibilidad de hacer allí una velada. A base de mucho trabajo logramos sacarla adelante de forma exitosa. Recuerdo con mucho cariño aquella velada, el único combate que pudo disputar Valeiro, después de haber sufrido una triada, que ya lo limitaría para siempre. Una de las espinas que llevo clavadas es que fuese el último combate de Joseka Cañás. Era la primera velada que hacíamos solos, en definitiva que lo pasé en grande. Pero eso, ese día, como les suelo decir a los chavales al día después de una victoria, o de una velada que nos sale bien: «Eso fue ayer, hoy ya es otro día, para lo bueno y para lo malo, ahora a seguir trabajando».

Un año más tarde, y en las mismas instalaciones del Indoor Coruña, vuelve a marcar la pauta multitudinaria con la repetición de Borja Martínez y el Bengala, flanqueados, en esta ocasión, por Turkito de Vergara, Damián Castiñeira, Roi Cubeiro y otros. ¿ Posee el Azteca algún truco especial para dinamizar el interés humano ?

– No, de verdad que no tenemos truco alguno, sólo se que lo hacemos lo mejor que podemos, y siempre con mucho entusiasmo. Esa es otra velada que me dejó buen sabor de boca, debut de Turkito, de Damián. Lo de Damián es otra de las espinas que llevo clavadas en los 16 años que llevo dando clase, está entre los tres o cuatro alumnos más técnicos que tuvimos. También la primera victoria de Borjita después de la grave lesión que sufrió.

Luego llegaron las míticas Noche de Titánes y la explosiva Coruña En Loita que barrió todos los registros de asistencia humana a eventos boxísticos en la Coruña de los últimos años. Y todo ello, sin atisbo de egolatría. Pero es que, además, inicia con entusiasmo la odisea de profesionalizar al primero de sus pupilos. ¿ Dónde se encuentra el límite de La Escuela Azteca de Boxeo ?

– El límite lo ponen la economía y los principios Antonio. Podríamos decir por un lado, que nuestro límite está hasta donde podamos ser nosotros mismos, en el momento que no podamos actuar con coherencia entre lo que pensamos y lo que hacemos, ese será nuestro límite. Hay líneas rojas que no queremos atravesar, llevamos años comiendo del boxeo, y siempre manteniendo nuestra esencia, creo que sería un error grave renunciar a esa esencia por caer en una ambición desmesurada en el segmento que sea. Por otro lado, siempre se depende mucho de los medios económicos, no es lo mismo tener un remanente amplio para la celebración de eventos, para reinvertir en el día a día, o mismamente en formación, que tener que endeudarse para llegar a ello. Otro factor importante es el compromiso de los alumnos, el sentido de pertenencia, si trabajamos siendo una piña para todo, siempre será mucho más fácil la consecución de objetivos. Y por supuesto, que el público siga siendo fiel y continúen apoyando, sin ellos no somos nada.

Lo que sí se apercibe en el quehacer del grupo Azteca, es el sentido común al elegir la idónea planificación organizativa teniendo en cuenta las posibles circunstancias que puedan influir en las veladas, como la posible coincidencia con grandes acontecimientos, como lo demuestra el cambió de fecha de la próxima Coruña en Loita II.

Lo teníamos previsto para el 22 de Octubre, pero como bien dices, ese día actúa Melendi en Coruña, el 5 de Noviembre era la fecha elegida, pero también actúa Dani Martín en Coruña, estamos hablando de dos artistas que arrastran gente de todas clases, edades. Así que lo más normal es que tengamos que hacerla el fin de semana del 26 Noviembre. Aunque haya que atrasarla a esa fecha, es cierto que quedaría cumplido nuestro objetivo de hacer dos veladas en este 2022. Luego, en el 2023, intentaremos hacer tres, y hago especial énfasis en que lo intentaremos, porque las circunstancias ya sabemos que son muy cambiantes, por empeño no va a quedar.

La Escuela Azteca también demuestra equidad a la hora de conceder oportunidades a sus discípulos, aunque teniendo en cuenta las circunstancias personales y el momento de forma física de cada uno de ellos.

– Los chicos van a tener las oportunidades que quieran, siempre en base a lo que entrenen, en principio tenemos lesionado a David Díaz, un problema de rodillas todavía sin diagnóstico, le está impidiendo entrenar y competir, no sabemos aún el alcance de la lesión ni lo que tardará en recuperarse. Noé tiene en estos momentos, un horario laboral por ahora incompatible con los entrenamientos, algo que esperamos solucionar en breve, y así pueda estar en este Coruña en Loita II. También volveremos a ver a Brais y a Dani, que no pararon de entrenar prácticamente en todo el año, a ellos hay sumarles a Álvaro y a Paula que harán su primer combate.

Con el cuidado protocolo organizativo con que se esboza cada evento, se entiende el porqué sus veladas acaban derivando en grandes registros de personas asistentes.

– En cuanto a los registros de audiencia, ojalá podamos lograr otro «Lleno hasta la bandera», aunque tenemos los pies en la tierra, y sabemos que es algo difícil de repetir. Seguimos trabajando con mucho mimo en la organización, con mucha cautela, escuchando las opiniones de la gente. El hecho de vivir, trabajar y movernos en un barrio, nos mantiene siempre dentro de la realidad, sabiendo qué es lo que quiere la gente, y hasta donde pueden llegar. Si la clase obrera nos da de comer todo el año, tenemos que ser conscientes de que el precio de las entradas tiene que estar al alcance de ellos, seguimos en nuestra línea de que los eventos estén al alcance de la clase obrera, de los jubilados, de los parados, de gente que lo está pasando mal y que por 12 o 13 euros se puedan divertir durante 4 horas de velada. Mención especial merecen los niños, se me pone la piel de gallina recordar que un tanto por ciento muy alto del público que asistió el 9 de abril eran niños menores de doce años. Cantidad de chiquitines de cinco, seis, siete años que daba gusto verlos gozando con el boxeo.

¿ Algo más que comentar para apostillar esta entrevista ?

– Por lo demás Antonio, agradecerte este espacio que nos concedes, y por otro, agradecer el apoyo de toda la buena gente de la muy Noble y muy Leal ciudad de A Coruña, que nunca nos dejan solos. Un abrazo muy grande . . . y ¡ Larga vida al Boxeo !

En sobreimpresión, el aglutinador de éxitos de audiencia Luis Suárez recibiendo la multitudinaria aclamación de los presentes en Noche de Titanes II. Fotos cedidas

IVÁN «LA VÍBORA» ALVARIÑO: «MIS EXPERIENCIAS EN EL BOXEO HAN SIDO MUY POSITIVAS, RECUERDO LA PRIMERA MEDALLA DE ORO QUE GANÉ EN EL CIRCUITO DE FORMAS, FUE EN MARÍN Y ME LA ENTREGÓ MIRIAM GUTIÉRREZ LA REINA»

Iván Alvariño López ( Barrio de Las Flores-Coruña, 2008 ) es un joven creyente de la ideología boxística que, el próximo viernes 2 de septiembre, recibirá su confirmación como practicante del noble arte «por culpa de David La Perla, él fue quien me incitó a ponerme los guantes, e ir a entrenar al Ludus Box, cuando yo tenía 7 años».

Antes, el infante integrado en la disciplina del Ludus Box Artabrum, tuvo que cumplir con la obligatoria asistencia a las catequesis de Boxeo de Formas, dentro de las cuales, logró aglutinar experiencias «muy positivas, recuerdo la primera medalla de oro que gané en el circuito de formas, fue en Marín y me la entregó Miriam Gutiérrez La Reina».

A partir de entonces su creencia fue in crescendo, y fueron varios los campeonatos «a los que acudí, siempre acompañado de mi entrenador y amigo Eloy Filgueira Bengala».

Tanta fe en su quehacer boxístico llamó la atención de los dioses del boxeo, quienes contentos con la fidelidad del novel competidor «me proclamaron Campeón Gallego del Circuito de Formas 2020, y me hizo muchísima ilusión traer este título a nuestro club Ludus Box, al que le debo todo lo que he aprendido del boxeo».

Aunque, no solo de pan vive el hombre y . . . «además del boxeo, me gusta jugar al billar, salir con mis amigos y juego al fútbol en el equipo de mi barrio llamado Oza Juvenil SD».

Paralelamente a la devoción deportiva, debe discurrir la obligación lectiva, y para ello estudia y adquiere conocimientos académicos «en el IES Ramón Otero Pedrayo y este año cursaré Tercero de la ESO. Lo importante es acabar la ESO, y me gustaría prepararme para ser barbero y tener mi propio negocio».

El próximo septiembre recibirá su alternativa boxística en su Barrio natal, ante su gente, y lo hará «en la categoría de school boy’s en 66 kilos contra el púgil del Brabox 76 Abiel Gómez».

Confiesa con sinceridad que le pesa la responsabilidad, «porque es la primera vez que subo a un ring delante de mi gente y porque seguro que mi rival se está preparando muy bien».

Pero afirma con serena humildad, que confía en el triunfo «porque para eso estoy trabajando y además tendré el apoyo de mi barrio».

Se reafirma en su credo boxístico adelantando el pronóstico sobre el «sueño boxístico de hacerme profesional. Se que es duro y complicado pero es mi sueño y trabajaré para conseguirlo».

Y apostilla, arengando a los aficionados a que acudan en olor de multitudes a presenciar «la velada que están preparando. Seguro que será un éxito, además de darme la oportunidad de subir al ring en casa, será un lujo compartir cartel con mis compañeros de gimnasio y con un boxeador profesional como Olmo De Paz. ¡ Vamos a disfrutar un montón !»

DAVID MARTÍNEZ GÓMEZ: «LLEGO A ESTE COMBATE MENTAL Y FÍSICAMENTE MEJOR QUE NUNCA Y CON EL ÁNIMO PUESTO EN LA VELADA PARA DEDICARLES UNA VICTORIA A LOS MÍOS, QUE NUNCA FALLAN»

Vuelve el boxeo a las instalaciones del polideportivo más tradicional de los guantes coruñeses, el del populoso Barrio de Las Flores. El viernes día 2 de septiembre, y con las fiestas patronales de fondo, el Ludus Box Artabrum organiza un nuevo evento boxístico cuyos beneficios se destinarán a sufragar las populares fiestas del Barrio.

Para dar realce y aliciente a la competición pugilística, la organización pondrá en escena a tres de los emblemáticos boxeadores locales como son David La Perla Martínez, Iván La Víbora Alvariño y Germán Rivas.

Hoy contactamos con David  Martínez Gómez ( La Coruña, 1995 ), quien está dispuesto a contribuir al éxito del interesante espectáculo del noble arte organizado por el Ludus Box Artabrum desplegando sobre el cuadrilátero la firmeza de ánimo necesaria para lograr una victoria ante el contrastado boxeador del Gimnasio Stadium Diego Cruz Cortegoso, oponente al que reconoce como «un buen boxeador y un rival que no da un pasó atrás nunca. Tengo claro que haremos una muy buena lid y que le gustará al público».

Es consciente que sobre él, y sus compañeros de gimnasio Iván Alvariño y Germán Rivas, recae la obligación de encandilar a sus incondicionales y está completamente seguro de que no defraudarán. «Mis impresiones son muy buenas, la verdad. Ivan Alvariño es muy bueno técnicamente y tiene muchas ganas de debutar en casa. Es mi primo pequeño (siempre fue el ojito derecho pero ya esta hecho un hombretón jajaja) y tengo muchas esperanzas en él. Todo esfuerzo tiene su recompensa y se que va a regalar a la gente un grandísimo combate, y que siga así que es muy joven aún, y en unos añitos le tiene que pegar al primo (a mi) jajajaja.

Sobre su otro compañero de gimnasio y fatigas Germán Rivas, que también formará parte del cartel, más que contestar, me explica a forma de pregunta «y de Germán que te voy a decir, siempre que viene a entrenar es la alegría del entrenamiento, y os va a regalar unas buenas manoplas, así que no os lo podéis perder».

Sobre él mismo, confiesa que «por circunstancias de la vida llego a este combate mental y físicamente mejor que nunca, y con el ánimo puesto en la velada para dedicarles una victoria a los míos, que nunca fallan». A este particular quiere agradecer y resaltar el apoyo de sus incondicionales mencionando «a un amigo de la infancia que no se perdió nunca ni una pelea mía, fuera donde fuera, y siempre codo con codo con él, y ese amigo es Gabi. Tener amigos así es un privilegio ya que hoy en día escasean y mucho. Y gracias a dios a mi gente como Samuelito, Dani, Isma, Kevin, Samu … la tengo a mi lado siempre».

También esta convencido que el viernes día 2 de septiembre a partir de las 20:30 horas, el Pabellón de la Calle Petunias será un hervidero de aficionados porque, según comenta «el nivel general de la velada va a ser muy bueno», y añade que en su caso particular «es una velada muy especial siempre, porque pelear en casa, con tu gente, siempre es lo mejor. Será una bomba ya veréis».

En una entrevista anterior, David, me había comentado lo orgulloso que se sentía de poseer el privilegio de pertenecer a la disciplina del Ludus Box, gimnasio hacia el que su fallecido padre le había dirigido los pasos, y sobre ese aspecto vuelve a reiterar confesando que «aún me acuerdo cuando empecé en esto, me mandó apuntarme mi padre ya que a él le gustaba, y estaba yo solo con Carlos haciendo espejo y después pegándole a la colchoneta de las niñas de gimnasia».

Continúa recordando que, cuando el local se convirtió en «un gimnasio con sacos y todo el material, empezó el loquillo de Tito como entrenador, y que pedazo de entrenador, de lo mejor que hay sin duda».

Unos años después apareció Eloy Bengala Figueira, «empezó siendo compañero de club, coincidimos en un campeonato gallego juntos y en bastantes veladas, y míralo ahora, siendo uno de mis entrenadores, y yo encantado de tenerlo a mi lado, la verdad».

Al igual que Cristina Fernández, «empezó siendo compañera también (cuánta paciencia tiene conmigo la pobre…). y ahora lleva toda la parte de administración y redes sociales del Ludus y también da clases a los niños».

Aunque le llamaron de varios otros gimnasios confiesa que como en casa no se está en ningún lado, «y el Ludus más que un gimnasio es una familia a la que le debo el apoyo recibido en el peor momento que pasé en mi vida. A Carlos le doy las gracias por lo mucho que le debo. Es el mejor club del mundo, y los mejores entrenadores, no hay más».

EL PASADO SÁBADO SE OFICIÓ EN VIGO EL SEPELIO DEL OTRORA SUBCAMPEÓN DE ESPAÑA GONZALO PÉREZ «ZAMORA»

El boxeo gallego está de luto por el inesperado fallecimiento de Gonzalo Pérez Rodríguez.

El exboxeador olívico, conocido por Zamora, fue una de las pioneras figuras surgidas del Polideportivo Saudade de Vigo, engrosando las vitrinas del club decano del boxeo gallego con el título de Campeón de España de la Marina, entorchado logrado durante el cumplimiento del servicio militar obligatorio, así como el campeonato galaico – astur del peso pluma en 1971. Asimismo, alcanzó el subcampeonato de España en la división del super-ligero en los campeonatos estatales celebrados en Oviedo, perdiendo en la final, por puntos, frente al almeriense López Barrilado , y compitió como profesional durante una decena de combates con una sola derrota.

La luctuosa nueva que trae dolor y tristeza al entorno familiar de los Pérez – Rodríguez – de la que forma parte la vicepresidenta de la FGB – también ha producido gran consternación dentro de las personas del boxeo galaico que se enteraron de la noticia, y que acompañaron a la familia en el funeral.

La triste nueva facilitada fue, por inesperada, una sorpresa para boxeodemedianoche, y desde esta página quiero sumarme al sentir general del boxeo y enviar mi sentido pésame y un abrazo de ánimo para la viuda e hijos del añorado Zamorita.

Gonzalo Pérez «Zamora», pionero de la recopilación de medallas y entorchados para las vitrinas del Polideportivo Saudade. foto archivo personal del exboxeador coruñés Fernando Castro Rey.

EL CAMPEÓN GALLEGO DE PROMESAS 2019 PABLO LINAYO FILGUEIRA SE POSTULA COMO UNO DE LOS GRANDES ALICIENTES DEL TORNEO NELSON CASTRO EN NOIA EL SÁBADO DÍA 6

Siempre positivo, «a pesar del duro trimestre durante el cual no pude disputar varios combates confirmados debido a un accidente laboral», Pablo Linayo Filgueira ( Villa de Noia, 2000 ) comenzó desde muy niño a jugar al fútbol, deporte que trocó en su adolescencia por las clases de boxeo que se impartían los lunes y miércoles en el Multiusos del Sar.

Pero, el entonces aspirante a boxeador, confiesa que le sabía a poco la brevedad boxística de los entrenamientos «la verdad, es que se me hacía escasa, ya que iba cogiendo cariño y amor por este deporte y yo quería más y más boxeo. Desde el primer día sentí algo distinto, el boxeo me enganchó y desde aquella me lo tomé muy en serio, entrenando duro y con constancia, ya que este deporte requiere sacrificio y mucho trabajo para llegar lejos y mejorar»

Finalizado un año de estudios en Santiago, retornó a su natal villa de Noia «donde empecé a entrenar en el Club de Lucha Noia».

A los pocos meses de su regreso el joven Linayo Filgueira, hijo de una Psicóloga y Educadora Social y un Policía Municipal de Noia que practicó karate en su juventud, hacía su alternativa dentro del boxeo olímpico «con victoria en la final de los Campeonatos Gallegos de Promesas, disputados en noviembre de 2019. Fue una experiencia que recordaré toda mi vida como un momento bonito y dulce, ya que debutar en Noia, delante de mis familiares, amigos y gente conocida del pueblo es un lujo del que me siento orgulloso y contento».

Con 18 años comenzó su andadura profesional en la empresa familiar de construcción que regentan un primo suyo y un socio, y me anticipa que este año piensa en realizar «un FP Dual relacionado con el sector también de la albañilería y construcción. Estoy contento y me gusta el trabajo, así que alcanzar una titulación creo que va a ser necesaria para que en el futuro tenga más opciones laborales y mejores condiciones, así como más experiencia y conocimiento del oficio».

El joven ídolo local me pone al tanto sobre la velada en recuerdo del fallecido discípulo del Club de Lucha Noia Nelson Castro que se disputará el próximo sábado día 6, en la cual, los compañeros que participarán en el evento le dedicarán sus victorias. Y comienza informando que «mi compañero y amigo Silviu Vitez disputa el campeonato del mundo wako de k1 en menos de 60 kg, al que le quiero mandar mis ánimos y mi apoyo para que haga que ese cinturón se quede en tierras noiesas, y estoy seguro que será así, ya que realizó una preparación excelente. Me confirma, también, que «van a pelear 3 compañeros míos que brindarán espectáculo a los espectadores, como Martin, Bernardo y Manuel, que estoy seguro que saldrán con el brazo en alto.

Sobre su participación en el mismo evento boxístico me informa que su rival será «un chico del Club Brabox 76 de Coruña, considero que es una pelea complicada como todas, ya que es un chico duro y fuerte que me va a poner las cosas difíciles y creo que haremos una grandísima pelea, pero por cualquier medio intentaré llevarme la victoria en mi pueblo y delante de mi gente, aspecto que me da un plus para salir con la mano en alto».

Continua el joven prospecto del Club de Lucha Noia comentando que afronta este combate «con muchísimas ganas, motivación y mucha ilusión de superar malos tragos que pasé no hace mucho tiempo, en primer lugar por el fallecimiento de mi tío hace apenas 6 meses, al que recuerdo todos los días de mi vida y tengo en mente cada vez que subo al ring».

Tras la luctuosa nueva que que trajo tristeza a su entorno familiar Pablo Linayo continuó con su periplo boxístico combatiendo en el «Open de Marín contra un chico del Club Saudade de Vigo, en la que protagonizamos una buena pelea, aunque perdí a los puntos, aunque salí contento del trabajo hecho y con ganas de progresar».

El discípulo de Moisés Hermo Barreiro, también me pone en antecedentes que el pasado abril «tenía una cita de revancha con Carlos Jackson en la velada organizada por La Escuela de Boxeo Azteca de Coruña, pero desafortunadamente la semana de la pelea me fracturé (trabajando) el dedo meñique de la mano derecha, en la que también tuve contusiones y molestias en la muñeca de esa propia mano. Este accidente me tuvo apartado del boxeo casi 3 meses, ya que la evolución no fue la esperada y volví a decaer a las pocas semanas. Intenté ser positivo siempre pero fueron momento difíciles ya que tenía varias peleas confirmadas, que no pude realizar».

De todas formas su espíritu indomable no le hizo cejar en el empeño competitivo y apostilla que «ahora me encuentro en buen momento, después de una victoria en Santiago el pasado 23 de julio ante un rival técnico y fuerte del club Mamba FC, así que, este próximo sábado 6 de agosto haré lo posible para brindar una buena pelea y salir con la victoria delante de mi gente».

Así lo esperamos.

FOTO CEDIDA.

HACE TRES DÉCADAS QUE LA VIDA DE JOSÉ MANUEL IBAR VOLÓ SOBRE EL CIELO DE MADRID DANDO ORIGEN A LA LEYENDA DEL TIGRE DE CESTONA / JULIO 1992

Se cumplen tres décadas del abandono de la vida por parte del que se convirtió en leyenda del boxeo nacional: Urtaín. Mucho se escribió ( y no todo exacto ) sobre el hercúleo boxeador norteño que monopolizó las páginas de los periódicos, tanto de información general como los de sus colegas deportivos, con sus gestas boxísticas, su agitada vida social, así como todo tipo de comentarios surgidos a través de las andanzas del carismático ciudadano nacido José Manuel Ibar Azpiazu, y que devino en la estrella idolatrada del boxeo español de los 70.

José Manuel Ibar Aspiazu ( Guipúzcoa 1943 / Madrid 1992 ) fue el boxeador español más taquillero, mediático y con la carrera deportiva más controvertida y comentada de todos los tiempos. Chicarrón del norte con una fuerza natural muy marcada, muy pronto destacó en los deportes tradicionales vascos como el de levantamiento de piedras, deporte al que popularizó allende los límites del país vasco y en el que batió todos los récords habidos hasta su llegada. José Lizarazu, empresario hostelero de San Sebastián, lo convenció para que entrase en el mundo de los guantes, y bajo la dirección de Miguel Almanzor, que fue su primer manager y entrenador,

En poco más de año y medio, el morrosko de Cestona consigue superar la cifra de 25 victorias por la vía rápida, envueltas entre la polémica del tongo y el supuesto escaso bagaje pugilístico de sus rivales. Cierto es que el boxeador guipuzcoano no era ningún ortodoxo del boxeo, pero la potencia natural de su pegada no podía ponerse en duda. En cuanto a sus rivales, y como corresponde a una buena planificación de la carrera de cualquier aspirante a campeón, no le iban a enfrentar a las primeras de cambio con campeones mundiales. Aun así, esa falsa leyenda sobre la valía de sus rivales se vio incrementada por el desconocimiento y la falta de información del público ( muchos eran recién llegados al boxeo atraídos por el carisma de Urtaín )  que acudía en masa a verle combatir, o que veía sus combates importantes ofrecidos por la televisión estatal.

En el otoño de 1969 el fenómeno del boxeo español se acercó hasta la ciudad de Vigo para noquear en 2 asaltos al estadounidense Alfred Banks, en el Pabellón Municipal de Deportes. Entre los rivales de sus inicios, podemos citar al que llegaría a campeón nacional de los semipesados José Luis Velasco (12– 9–2), Expedit Moutcho (7-3-0), Jhony Romsaas (11– 3–0), Harry Kneip (24–11–5), Lion Ven (27 –17– 1), Carl Baker (15–8–1), Kurt Stroer (18–13–4), Bas van Duivendobe (15–13–5) y así hasta los 25 adversarios vencidos antes del límite, que le facultaron para acceder al título europeo.

Ya bajo la dirección deportiva de los hermanos Del Rio le llegó la oportunidad de disputar el europeo de los pesos supremos que ostentaba el mastodonte alemán Peter Weiland (23-4-2). Corría el mes de abril del año 1970 y el Palacio de los Deportes de Madrid batió el récord de asistentes a un espectáculo deportivo desde la inauguración del mismo. Se calcula que más de 2.000 personas se acomodaron por los establecimientos de hostelería de los alrededores del Palacio de Deportes para presenciar el combate por televisión, ante la imposibilidad de adquirir una entrada que triplicaba su precio en la reventa.

Todo parecía ponerse de cara cuando una derecha del vasco envió a la lona al teutón en el primer asalto. Pero el campeón alemán supo nadar y guardar la ropa, enseñando a sufrir a un Urtaín nada acostumbrado a ver a un rival que le aguantaba los siguientes asaltos en pie, y que, además, le llegaba con duros golpes al rostro. Hasta que el empuje, el pundonor y la potencia del morrosko más entrenado de su carrera, alcanzó otra vez con su derecha al alemán en el séptimo asalto, y ahí se acabó el reinado europeo del orondo germano. ¡ José Manuel Ibar, campeón de Europa !

Después de 2 nuevas victorias por ko, defiende su título europeo ante el alemán Juergen Blind (20-7-6), alcanzando por primera vez en su historia el límite reglamentario de los 15 asaltos, y reteniendo su corona al vencer por puntos al rubio aspirante, ante el que demostró una mejoría técnica en su forma de boxear. Sufre la primera derrota de su carrera, al ser descalificado ante los puños del italiano Alfredo Vogrig (31-17-4) en San Sebastián.

En octubre del 70, viaja al Reino Unido para exponer su cinturón de campeón Europeo ante, El Frutero de LondresHenry Cooper (40-13-1). En el Empire Pool de Wembley ( London ) el veterano campeón de la Commonwealth y de la Gran Bretaña ( el hombre que había enviado a lona al mismísimo Cassius Clay en el quinto asalto de su enfrentamiento en Londres ) impartió una magistral lección de boxeo al rudo boxeador español durante los siete asaltos que duro su combate. La toalla voló desde la esquina del español, poniendo fin a la desigual contienda. Sir Henry Cooper, volvía a reinar entre los grandes pesos de la vieja Europa al arrebatar la corona que portaba, desde tan solo 6 meses, el boxeador guipuzcoano.

De vuelta a España se enfrasca en la aventura del campeonato nacional que detenta el orensano, afincado en Bilbao, Benito Canal (22-10-4) que deja el título al caer por ko en el segundo asalto del combate celebrado en Bilbao. Viaja a Alemania para noquear a Ivan Prebeg (31-13-4), y a la vuelta retiene el título nacional haciendo combate nulo con Mariano Echevarría en una abarrotada plaza de toros de Bilbao. Seguidamente sufre la tercera derrota de su carrera ante el argentino Gregorio Peralta en Madrid, pero le surge una nueva oportunidad europea ante el británico Jack Bodell.

El combate se escenifica en Madrid en diciembre de 1971, con un cuestionado Urtain, a raíz de los excesos de su vida privada y de la derrota sufrida por ko técnico ante el argentino Peralta. Sus detractores, a priori, aprovechan para criticarle y no concederle la confianza necesaria para imponerse al inglés, que se presentaba con una planta de peso pesado atlético, una cabeza más alto que el guipuzcoano, y que además portaba los títulos de Europa y del Imperio Británico refrendados a través de sus 60 triunfos sobre 69 contiendas. Pero el morrosko vuelve a dar la de cal, e impone su fuerte pegada enviando a la lona en el segundo asalto al británico y conquistando, de nuevo, la corona europea que ya se había ceñido con anterioridad.

Vuelve a enfrentarse a su conocido rival Juergen Blind con el europeo en juego en Madrid, y en esta ocasión es el alemán quien obtiene la victoria a los puntos, después de los 15 asaltos reglamentarios, que le otorgan el Cinturón de Campeón Europeo.

Encadena una serie de victorias y, a mayores, hace un combate nulo en Madrid ante el gigantesco boxeador puertorriqueño José Román, y vuelve a recuperar el título nacional, que había abandonado para optar al europeo, noqueando en Madrid a Casimiro Martínez. Acude a Almería para exponer el título ante el aspirante local José Antonio Galvez al que derrota por puntos conservando el statu quo de campeón de campeón de España. Vuelve a enlazar una serie de victorias salpicadas con una derrota ante el uruguayo Alfredo Evangelista en Madrid y consigue que se le tenga en cuenta para disputar por sexta vez en su carrera el entorchado europeo que estaba vacante.

Su adversario, y también aspirante, sería el belga Jean Pierre Coopman. El combate por la hegemonía del peso pesado europeo, se escenifica en el Sportpaleis de Antwerpen ( Bélgica ). Los dos aspirantes suben al cuadrilátero y pronto empieza el calvario para el ya veterano y castigado Urtaín que no puede aguantar en pie ante Coopman, perdiendo por ko su último combate, y por ende, su última oportunidad del campeonato europeo.
Una vez abandonado el boxeo, Urtaín se dedicó a negocios de hostelería que fracasaron comercialmente. Ello dio pie al inicio de una vida de depresión, que culminó con el lanzamiento de su toalla vital al vacío madrileño. Corría el año 1992, no había cumplido el medio siglo de vida, y había dado comienzo su trágica leyenda.

La prensa inglesa tituló el enfrentamiento Cooper – Urtain como The Fight of The Decade