PROFESIONALES GALLEGOS QUE ASPIRARON A REINAR EN EUROPA Y LUCHAR POR UN MUNDIAL

A lo largo de la historia del boxeo galaico 10 boxeadores profesionales adquirieron el derecho a disputar un Campeonato de Europa. Tan solo Iván Pozo – del que se habló en el capítulo correspondiente al 18/V/20 – logró alcanzar el preciado entorchado continental. Dentro de esa decena de excelentes púgiles gallegos podemos encontrar, también, los 3 magníficos que dispusieron de una oportunidad de luchar por un Título Mundial.

Quiero aclarar que, exclusivamente, se hace referencia a púgiles nacidos en Galicia. ( No entran en la relación el campeón de Alemania José Varela, nacido en Coristanco-Coruña, que se proclamó campeón de Europa combatiendo bajo licencia y bandera alemana; tampoco Valery Yanchy, el púgil bielorruso residente en Sada-Coruña, que obtuvo el título dentro de las 7 ocasiones en que lo intentó ). Asimismo, especificar que los títulos elegidos para esta reseña son el oficial EBU ( European Boxing Union ) y los oficiales de los organismos WBA, WBC, WBO y la IBF.

Imagen histórica con Manolo Pombo, Roberto Castañón, Fernando Rodríguez, su preparador Fabio Matilla y Carlos Miguel, que acoge las sobreimpresiones de: González Dopico, Pantera Rodríguez, Senén Bernárdez, Jorge Araujo, Pedro Ferradas, Roberto Domínguez y Alfredo Costas. Foto archivo de Rubén Moralejo Alcántara

José González Dopico ( Ferrol 1944 – Ferrol 2007 ) el Bombero Boxeador, fue el primer gallego en optar al título de Europa. En el otoño de 1973 acude a París en busca del cinturón de Campeón de Europa, que se encontraba bien custodiado entre los poderosos puños del eterno Roger Menetrey. En el momento de su enfrentamiento con el campeón español el púgil galo presentaba unas temibles credenciales de 55 combates con 53 triunfos ( 44 ko ), una derrota por puntos ante Mantequilla Napoles en su asalto al mundial, y un nulo. A pesar de la derrota por puntos, González Dopico siempre afirmó haber merecido el triunfo. El gran combate realizado por parte del ferrolano, le valió para que el famoso actor Alain Delon, que también se dedicaba a promotor de boxeo, le firmase un contrato para volver a boxear en París frente a Roger Zamí.

Fernando Bernardez Villar ( Vigo 1951 ) Le llegó su oportunidad europea en Vigo ante el francés Daniel Trioulaire. El montaje del importante evento tuvo sus inconvenientes previos al salir a colación el conflicto de intereses que mantuvieron el promotor y manager Elio Guzmán y el entrenador olívico Francisco Amoedo sobre los derechos que ambos habían adquirido con el púgil vigués. El boxeador francés, quizá el menos emblemático de los campeones aquí citados, retuvo la corona continental conquistada en su quinceavo combate profesional ante el hispano-ghanes Bob Allotey, al hacer combate nulo con el púgil olívico.

Felipe Rodriguez Piñeiro ( Vilaxoan 1953 – 2000 ) el eterno campeón español de la máxima división. Nadie consiguió arrebatarle el Cinturón que se llevó puesto a su retiro. Dispuso de dos oportunidades para alcanzar el Campeonato de Europa. Una ante Lorenzo Zanón, que se había aupado al trono continental venciendo a Evangelista, y que derrotó al pontevedrés por puntos en octubre del 79. Y la segunda, en París frente a Lucien Rodríguez, con derrota por idéntico resultado en noviembre del 81. Tanto el púgil transalpino, como el boxeador franco-marroquí intentaron el mundial ante Larry Holmes.

Carlos Miguel Rodriguez ( Vigo 1957 ) guarda un paralelismo en su antología europea, con el inmortal boxeador Luis Folledo Carmona, pues, al igual que el madrileño, lo intentó en 3 ocasiones y se encontró con los más poderosos campeones de la época. La primera con derrota por ko técnico en el otoño de 1981 ante Carlos ¨Pecho Liebre¨ Hernández, quien disputó el entorchado europeo en doce ocasiones. La segunda oportunidad surgió en León frente al todopoderoso  Roberto Castañon – 17 disputas continentales y 2 mundiales – quien le venció por puntos en el invierno de 1983. Y la tercera en Carballo, enfrentándose al ocho veces campeón de Europa Poli Díaz, quien le venció por ko técnico en el noveno asalto del combate que disputaron en septiembre de 1990, justo 8 meses antes de aspirar al mundial de Whitaker. Fue el último combate del buen boxeador gallego.

Alfredo Costas Soto ( Vigo 1963 ), le llegó una ocasión para opositar al Campeonato de Europa en agosto de 1985. Viajó a la Calabria italiana para enfrentarse al temible mauritano, afincado en Roma, Cheid Tidjani Sidibe. El púgil de color – 74 triunfos con 54 ko´s – que había adoptado el nombre latino de Nino La Rocca, no le dio opción al vigués, venciendo por ko técnico.

Fernando Rodriguez ( Vigo 1960 ), dispuso de una exitosa carrera como aficionado dirigido por Fabio Matilla en la que alcanzó el subcampeonato nacional. Con tan solo veinte combates en su trayectoria profesional de siete años, lo que arroja una media inferior a tres combates por año, logró aspirar en cinco ocasiones al título nacional y una vez al continental. A este último entorchado tuvo acceso en la primavera de 1986, en Brustem ( Bélgica ), frente al púgil local Jean Marc Renard que alcanzó 8 títulos en las 9 ocasiones en que lo disputó, y que aspiró, en vano al mundial de WBA. El belga se impuso al gallego por ko.

Pedro Ferradás Couso ( Marín – Pontevedra 1966 ) Persona de férrea voluntad, sufrió un grave accidente laboral en plena carrera boxística, pero contra todo pronóstico y gracias a su  tesón y constancia, logró recuperarse de nuevo para el boxeo. Optó en dos oportunidades al campeonato de Europa cayendo derrotado por ko técnico, en ambas ocasiones, ante el kazajo Anatoly Alexandrov, que se coronó en seis de las siete lides con el europeo en juego, y obtuvo el mundial WBO. La primera en Porriño durante el estío de 1996, y justo dos años después, en Vigo. Con anterioridad había logrado la fortuna de intentar el asalto al título mundial en el verano de 1995, pero el británico Steve Robinson le venció por ko técnico en el Reino Unido.

Roberto Dominguez  Pérez ( Vigo 1961 ) optó al Cinturón de Europa frente a Crawford Ashley en Liverpool cayendo por ko, en marzo de 1997. Paradójicamente, antes de su oportunidad europea había disputado el título mundial WBO, ante el pegador polaco Dariusz Michalczewski, en un combate disputado en Colonia, y donde el vigués llegó a sentar al teutón en la lona durante  el primer asalto. Pero en el segundo asalto llegó el potente puño del campeón, y se produjo el adiós del vigués al sueño mundialista.

Jorge Araujo Alonso ( Vigo 1970 ), debutó en el profesionalismo con 28 años y en su carrera de apenas un bienio obtuvo el aspirantazgo al título continental en febrero de 2003. El ruso Roman Karmazin le cerró el camino de la gloria europea, venciendo por ko técnico en el combate que ambos disputaron en La Cubierta de Leganés.

HOMENAJE A LOS 22 GALLEGOS QUE OCUPARON EL TRONO DEL BOXEO ESPAÑOL PROFESIONAL

Salvo error u omisión, y habiendo hecho una recopilación de datos sobre la historia del boxeo profesional gallego, he podido constatar que veintiun boxeadores oriundos de este rincón del noroeste han logrado ostentar la corona de España del pugilismo. Por provincias se lleva la pauta Pontevedra con once monarcas, le sigue Coruña con ocho reyes coronados, y empatan Orense y Lugo entronizando a un soberano cada una. A mayores Pontevedra puede presumir de haber aspirado en tres ocasiones al mundial, y diecinueve veces al europeo, de los que conquistó uno. La provincia de Coruña también suma a la historia boxística un aspirantazgo europeo.

García Sobral, Segundo Bartos, Joaquin Alejos, Ángel Grela, González Dopico, Paco Beltran, Benito Canal, Pantera Rodríguez, Fernando Bernárdez, Jorge Araujo, Pedro Ferradás, Roberto Domínguez, Carlos Miguel, Alfredo Costas, Locomotora Lopez, Cahorro Ferreiro, Iván Saáchez, Marta Brañas, Moncho Miras y Alberto Piñeiro, de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Falta la foto de Fernando Rodríguez

Ángel García Sobral, el León de Geve ( Pontevedra 1908 – 1986) comenzó su carrera pugilística en Brasil, adonde había emigrado con 16 años. Accedió al trono de la división reina en Vigo allá por el año 1931, venciendo por ko en 3 asaltos al valenciano Vicente Lorenzo. Lo perdió, también antes del límite, ante Francisco Ros en Madrid. Una lesión le  apartó unos meses de la competición, y a su vuelta recuperó de nuevo el cinturón del peso medio derrotando por ko, en Vigo, a Félix Gómez.

Segundo Bartos ( Vigo 1908- Madrid 1970 ) otro emigrante del boxeo gallego. Obtuvo su corona en el año 1933 frente Vicente Riambau en el Circo Price de Madrid, venciendo por puntos. Lo retuvo en el mismo escenario ante José Mico, al que derrotó por decisión a los puntos.

Francisco Beltran Camba ( Cuba 1922- La Coruña 1989 ). La Plaza de toros de La Coruña fue el escenario que vio como el estilista boxeador apodado el Toro del Matadero alcanzaba el título de España del peso ligero venciendo a los puntos al catalán José Pico en 1945. Volvió a intentarlo por segunda en 1949 ante Bartolomé Martí en Barcelona, perdiendo por puntos

Joaquin Alejos Cartelle ( Mugardos 1920 ). Aspiró por primera vez al trono nacional de los plumas profesional ante el célebre Luis Romero que le venció por ko en el Gran Price de Barcelona. Tres años más tarde alcanzó el cinturón de los pluma en la plaza de toros coruñesa venciendo a Francisco Latorre por puntos. Otro grande de la posguerra española, Luis de Santiago, le arrebató el título meses más tarde venciendo  por ko en el Gran Price barcelonés.

Benito Canal Rodriguez ( Orense 1940 – Burgos 2016 ) con 22 años se proclamó campeón nacional del peso pesado venciendo al vasco Mariano Echevarría. Disputó el título en 9 ocasiones, enfrentándose a púgiles de la talla de Luis SerraJosé GonzálezJosé Luis Velasco, el citado Mariano Echevarria, y José Manuel Ibar Urtain ante el que perdió por ko el cinturón nacional que logró ostentar en 6 ocasiones.

Ramón Casal ( La Coruña 1940 – Orihuela 2014 ) alcanzó su primer cinturón nacional del peso gallo derrotando por puntos a José Bisbal en el Gran Price de Barcelona. Alcanzó gran prestigio internacional con su victoria ante el campeón europeo Alphonse Halimi en París, y obteniendo un combate nulo con el 8 veces campeón europeo y  mundial del peso mosca  Salvatore Burruni. Felix Alonso le arrebató el entorchado en Madrid por ko técnico, y el coruñés volvió a recuperarlo en Carballo, venciendo por puntos. José Arranz le despoja del título en Madrid. Alcanza el de la división pluma ante Manolo Calvo, y lo pierde en la revancha en una polémica decisión. Opta, en vano, a un nuevo entorchado ante Francisco Martínez Sancho.

Ángel Grela Lopez ( Pontecesures – Pontevedra 1937 ) fue el rey del ko. Tanto en victorias como en derrotas, no tuvo termino medio, o tumbaba, o le tumbaban. Otro típico caso del boxeador emigrante, realizó la gran mayoría de sus combates ( muchos de ellos no están registrados como ocurre con los que sostuvo en Oslo y Buenos Aires  ) por todo el orbe. Alcanzó en Madrid el entorchado nacional, noqueando en el noveno asalto al sempiterno campeón de los cruceros José Luis Velasco. Meses más tarde, y para no romper su máxima de tumbar o ser tumbado, perdió el título por ko técnico a manos del mismo adversario.

José González Dopico ( Ferrol 1944 – Ferrol 2007 ) el Bombero Boxeador, discípulo de Joaquin Alejos, además de haber sido el primer gallego en optar al título de Europa ante el francés Roger Menetrey, obtuvo 8 entorchados en las 11 ocasiones en que disputó el trono nacional en las divisiones super-ligero y welter. Obtuvo su primer cinturón nacional welter ante Carmelo García, el cual le derrotó en la revancha. Recuperó el cinturón noqueando al que sería campeón de Europa Toni Ortiz, para dejarlo ante Antonio Torres, al que conseguiría arrebatárselo un año y medio más tarde en La Coruña.Vuelve a defender con éxito ante el propio TorresDomingo Barrera CorpasEugenio Cabrera y  frente a Dum Dum Pacheco en 2 ocasiones.

Fernando Bernárdez Villar ( Vigo 1951 ) dispuso de su primera oportunidad por el campeonato de España en Vigo ante Daniel Rodríguez que le venció por puntos. En su segunda oportunidad, ante el mismo rival y en el mismo lugar, alcanza el cinturón del peso gallo. Le llega una oportunidad europea en Vigo ante el francés Daniel Trioulaire, quien retiene la corona continental, haciendo combate nulo ante el ídolo vigues del momento. Vuelve a disputar en dos ocasiones más el entorchado nacional con sendas derrotas ante Pedro Molledo y Mariano Rodriguez.

Carlos Miguel Rodriguez ( Vigo 1957 ), aspiró al título europeo en 3 ocasiones. En Vigo ante Carlos ¨Pecho Liebre¨ Hernandez, en León frente al todopoderoso  Roberto Castañon, y en Carballo enfrentándose a Poli Díaz. Conquista su primer cinturón nacional super-pluma en Vigo ante García Marichal. Lo retiene en 2 ocasiones ante Mimum ¨Chato Melillense¨ Amar y Pedro Molledo. Conquista un nuevo título ante Benito Murillo, y lo retiene ante García Marichal, para dejarlo ante el leones Roberto Castañón. Vuelve a optar al nacional haciendo combate nulo con Esteban Eguía, y persiste ante J. Luis Bicho, saliendo derrotado por puntos en Vigo. Alcanza su primer cinturón de la división ligero, ante Hugo Carrizo. Lo retiene ante Jesús Matilla, y lo pierde en Vigo frente a José Antonio Hernando.Vuelve a recuperar el título ligero ante el dominicano nacionalizado  González Padilla, y lo retiene mediante un combate nulo con José Cantero.

Pedro Ferradás Couso ( Marín 1966 ) alcanzó su título de España en Castellón de La Plana venciendo al local José Suárez. Meses más tarde, lo retuvo en Panjon venciendo por puntos al mismo José Suárez. Optó en dos oportunidades al campeonato de Europa cayendo derrotado en ambas ocasiones ante el sovietico Anatoly Alexandrov en Vigo y en Porriño.  Aspiró al título mundial, pero el británico Steve Robinson le venció por ko técnico en el Reino Unido.

Roberto Domínguez  Pérez ( Vigo 1961 ) doble campeón nacional aficionado y  profesional del peso semi-pesado. Estando el título de España vacante, se le nombró co-aspirante junto con el andaluz Rafael Marín al que venció en Barcelona por ko. Volvió a aspirar al título en dos ocasiones más, siendo derrotado por puntos, en ambos combates, por Juan Nelongo. Intentó el título mundial ante el polaco Dariusz Michalczewski, perdiendo por ko. Optó como co-aspirante al Cinturón de Europa frente a Crawford Ashley cayendo por ko.

Felipe Rodriguez Piñeiro ( Vilaxoan 1953 – 2000 ) conquistó el campeonato nacional de la máxima división venciendo por ko técnico al canario Fermin Hernandez. Nadie consiguió arrebatar su Cinturón de campeón, que lo defendió ante Benito Escriche, Alfredo Evangelista ( 2 veces ), Avenamar Peralta ( 2 ocasiones ), Antxon Iraeta ( 2 veces ), Francisco Fiol y Victor Varón. Dispuso de dos oportunidades de alcanzar el Campeonato de Europa, una en el Piamonte italiano ante Lorenzo Zanón siendo derrotado por puntos, y la otra en París frente a Lucien Rodríguez con derrota por idéntico resultado.

Fernando Rodriguez ( Vigo 1960 ) dirigido por Fabio Matilla durante su exitosa carrera amateur en la que alcanzó el subcampeonato nacional, no se prodigó mucho durante los siete años que duró su carrera profesional, pero le bastaron para hacerse con el título superpluma en Vigo, ante el canario Vicente Jorge. Lo retuvo frente a José M, Guervos y lo reconquistó en 2 ocasiones más venciendo, en ambas, a J. María Arenas. Logró disputar el europeo, en vano, con el belga Jean Marc Renard.

Jorge Araujo Alonso ( Vigo 1970 ) consiguió auparse como campeón de España de las categorías aficionado y profesional. Alcanzó el entorchado nacional del super-welter en Gijón ante Alejandro Valls. Se adentró en tierras de la Mancha para defender su cetro, consiguiendo la victoria ante Rubén Varon. Y lo volvió a defender con éxito ante el maño José Ramón Escriche en Vigo. El ruso Roman Karmazin le cerró el camino de la gloria europea, venciendo por ko técnico en el combate que ambos disputaron en La Cubierta de Leganes.

Alfredo Costas Soto ( Vigo 1963 ) alcanzó el entorchado welter ante el canario Ángel «Tajinaste» Hernández. Meses más tarde lo perdió en Vigo por ko técnico ante el madrileño Idelfonso Martinez y medio año después lo volvió a recuperar en Vigo ante el mismo Idelfonso Martinez. En una cuarta oportunidad de alcanzar la corona welter, se interpuso en su camino Alfonso Redondo, quien le venció en Madrid. Le llegó una ocasión para opositar al Campeonato de Europa ante Nino La Rocca, que venció por ko técnico.

Oscar López Álvarez ( La Coruña 1974 ) adquirió el rango de co-aspirante al título nacional vacante del  super-medio, junto con el canario Alexis Callero. Locomotora López se aupó al trono nacional super-medio, venciendo al boxeador local por puntos.

Jesús Ferreiro García ( La Coruña 1985 ) hizo doblete como campeón de España en las categorías de Aficionado y Profesional. Conquistó su primer cinturón nacional imponiéndose por puntos al canario Adasat Rodriguez. Reconquista un nuevo reino super-medio, venciendo al cántabro Iván Salcines sobre la lona del cuadrilátero del Frontón herculino, y lo conserva al imponerse por puntos a José Manuel «Punky» Iglesias.

Iván Sánchez Castro ( La Coruña 1975 ), siempre dentro de la división super-welter, conquistó su primer entorchado en Ferrol ante » El Payo » Martínez. Lo retuvo ante Daniel Pérez Salido, Markitos Muñoz, David Pulido, Luis García-Morato, Javier Chatarrero García, Aitor Nieto y lo dejó en puños de Isaac El Chaca Real.

José Ramon Miras Lago ( Ames 1985 ) apodado La Amenaza de Ames, se erigió monarca nacional del peso gallo, en una épica y dramática batalla llevada a cabo en el Frontón de Riazor, ante Saúl Tejada. Lo retuvo ante el vasco Javier Díaz Javitxin y frente al hispanomarroquí Mouman Mahdaj. Aspiró en 3 ocasiones al entorchado de la división mosca, haciendo nulo con Aramis Torres y cayendo en dos ocasiones ante Juan Hinostrosa

Alberto Piñeiro Louzau ( Barrio Piringalla / Lugo 1989 ) también hizo doblete, habiendo alcanzado el título español de boxeo Aficionado y Profesional. Los árbitros dictaminaron el resultado de combate nulo que permitió al asturiano José Manuel Punki Iglesias conservar su cetro, en la primera oportunidad del lucense en optar al título. El púgil del barrio lucense de La Piringalla, no cejó en su empeño por alcanzar su espacio en la élite nacional, y ante tres millares de seguidores se aupó al trono de la división reina al imponerse a Daniel Pérez Salido.

Marta Brañas Rumbo se ciñó la única corona registrada dentro de la categofía femenina.

IV ANIVERSARIO DE LA ASCENSIÓN AL OLÍMPO DE MUHAMMAD ALÍ-CASSIUS CLAY

El 4 de julio de 2016, El más Grande, abandonó su condición humana para hacerse inmortal en el Olimpo de los dioses deportivos. 

EL MÁS GRANDE en pleno combate.

Se fue el icono del boxeo por antonomasia, Cassius Marcellus Clay, el boxeador que engrandeció y activó el boxeo, consiguiendo con su inteligencia boxística y su espectacular carisma promover y despertar el interés y la atención de millones de aficionados indolentes hacia el noble arte, que, desde que descubrieron las fintas y bailes del Loco de Louisville, se perpetuaron como adictos al deporte de los guantes.

Aun después de muerto, Muhammad Ali, ha seguido engrandeciendo el boxeo; miles de páginas de todos los periódicos del mundo, cientos de emisoras de televisión, otras tantas de radio (en muchos de estos medios, entra y sale el año sin publicar ninguna crónica de boxeo )  y todas las redes mundiales de internet, han dedicado millones de lineas y miles de horas, a hablar, difundir y recordar al boxeo, gracias a la luctuosa nueva del fallecimiento del campeón olímpico y mundial.

Se ha ido, El más Grande de todos los tiempos habidos, y ( muy probablemente ) por haber.

Nos ha dejado el hombre al que algunos odiaron, otros quisieron, pero . . . al que todos ( sin excepción ) admiraron.

Ha marchado, volando como una mariposa y picando como una avispa, hacia los cuadriláteros del más allá . .  . cierta envidia, me dan, los que allí le esperan. 

PANTERA DE AROSA, EL CAMPEÓN ETERNO / RETROSPECTIVA DE 2014

Felipe Rodríguez Piñeiro ( Vilaxoan 1953 – 2000 ) alias Pantera de Arosa, se retiró del boxeo llevándose puesto el cinturón de campeón nacional de los pesados, que conquistó venciendo por ko a Fermín Hernández en Pontevedra.

Púgil rápido, potente ( obtuvo 14 de sus 26 victorias por ko ) y técnico, nunca boxeó en su peso natural  semipesado porque, consciente de que vendía más la máxima división, prefirió hacer su carrera en el peso pesado.

Después de una excelente etapa en el boxeo olímpico, durante la cual se proclamó campeón nacional y formó parte de la selección española con la que disputó encuentros internacionales, dió el paso al boxeo profesional venciendo en su debut madrileño al andaluz López Barrilado.

Nadie pudo arrebatarle su título de España en las 9 ocasiones en que lo puso en juego ante rivales de la talla de Alfredo Evangelista, con quien hizo dos combates nulo en Mallorca y  Pontevedra.

En otras dos ocasiones lo expuso ante el argentino nacionalizado Avenamar Peralta. Madrid y Pontevedra fueron los escenarios de los triunfos logrados por el segundo de la saga Pantera de Arosa ante el campeón sudamericano.

Ante el vasco Antxon Iraeta lo defendió otras dos veces, una en Bilbao con victoria por puntos, y otra en Tenerife con idéntico resultado.

Viajó de nuevo a Palma de Mallorca para volver a retener su corona de la máxima división venciendo por ko a Francois Fiol.

Pantera en su etapa de aficionado obtuvo la medalla de oro en dos campeonatos nacionales y formó parte de la selección Española.

Se desplazó hasta Zaragoza para brindarle una oportunidad al maño Benito Escriche al que derrotó por ko.

También obtuvo una victoria por ko en Villagarcía de Arousa ante el retador madrileño Víctor Varón.

En medio de esas nueve defensas de su exclusivo título, discurre la polémica trilogía con el francés Lucien Rodriguez

El primer acto de la antología se celebra en Pontevedra, con combate eliminatorio para el campeonato europeo, y con la incomprensible descalificación de Pantera Rodríguez en el quinto asalto por supuesto mordisco en el hombro del boxeador galo. Esta decisión arbitral desencadenó un serio altercado público con lanzamiento de sillas al ring. La EBU decide que se interprete un segundo acto que aclare el enredo del anterior. De nuevo en la ciudad que baña el río Lérez, el púgil galo obtiene un triunfo por puntos, con lo que consigue ser nominado aspirante al europeo.

Semanas antes de la fecha límite para celebrarse el campeonato, se produce la vacante en el europeo por renuncia del campeón, y Felipe Rodríguez Piñeiro es nominado por la EBU aspirante al trono continental, de manera conjunta al boxeador parisino. El tercer combate entre ambos contendientes se desarrolla en París con ajustada victoria del francés, y nuevo campeón europeo, Lucien Rodríguez.

Dos años antes, en los albores de su carrera, ya había intentado conquistar el europeo que se le escapó por puntos durante doce asaltos del combate, en Italia, ante Lorenzo Zanon.

Casi al final de su carrera sufrió sus derrotas más significativas, una ante el italiano que fuera campeón mundial Francesco Damiani, quien le derrotó por ko en Sassari. También, en Brasil, cayó por ko ante el gigante brasileño Adilson «Maguila» Rodríguez. Y en la ciudad de Johannesburgo, sufrió el tercer ko de su carrera ante el campeón sudafricano Pierre Coetzer.

Realizó su último combate en Villagarcia, en 1987, despidiéndose del boxeo activo con un triunfo por puntos sobre el francés Jean Maurice Chanet.

Falleció por causa de un tumor cerebral en Vilaxoan en el año 2000.

JOSÉ LEGRÁ, EL PUMA DE BARACOA, NOQUEÓ AL COVID-19

Diversos medios de comunicación se han hecho eco de la infección, y posterior recuperación sobre el corona virus, del que fuera campeón europeo y mundial de la división pluma Pepe Legrá. El cubano-español, de 77 años, ha conseguido su particular victoria sobre la pandemia que nos asola. Es por ello, que quiero rendir un pequeño homenaje al legendario boxeador rememorando su singular curricúlo deportivo.

José Legra Utría ( Baracoa / Cuba 1943 ) con apenas 18 años debuta como profesional en La Habana. Con 20 años y una treintena de combates le alcanza la ley del nuevo régimen cubano que prohíbe el deporte profesional, lo que le mueve a emigrar a España, donde comienza a labrarse un porvenir boxístico bajo las directrices de Kid Tunero.

Debuta en Madrid en otoño de 1963 venciendo por ko técnico en el sexto asalto al gregario marroquí Layachi Ben Mohamed, y enlaza victorias ante los excampeones nacionales José Luis Martínez ( en dos ocasiones ) y José Luis Biescas entre otros, hasta hacer combate nulo en Tenerife frente a otro campeón nacional como el sordomudo Cayetano «Kid Tano» Ojeda, al que vencería en otras dos ocasiones en Las Palmas.

Además de la visita a la localidad de Carballo Legra estuvo en Santiago, donde hizo dos exhibiciones con los púgiles gallegos José Grandio y Manolo Pombo, dentro de una velada en la que José Arranz se gano la condición de aspirante al título gallo venciendo a Berdonce. Como recuerda el recorte ( que me envió hace un tiempo Fabio Antonio Matilla Ameijeiras ) del diario compostelano La Noche.

En el verano del 64 el púgil cubano visita Galicia para intervenir en una gran velada internacional que se llevó a cabo en el Campo de Fútbol de la boxística localidad coruñesa de Carballo. Como bien recuerda esa enciclopedia viviente del boxeo gallego que es, el otrora boxeador y promotor, Fernando Castro Rey: » El cartel del evento fue grandioso. Abrió la velada Barral frente al campeón nacional Romerito, venciendo Barral en un gran combate. José Legrá se enfrentaría al dos veces aspirante nacional Rafael Gallo, venciendo el cubano. González Dopico vencería a José Luis Simón.Y el estelar fue el campeonato nacional gallo entre Ramón Casal y Félix Alonso. Volvería a ser campeón de España Moncho Casal «.

Después de otra racha triunfal de 13 combates, hace combate nulo en Bilbao con Angel Neches.

Cinco triunfos más repartidos entre Madrid y Tenerife le llevan hasta Gales ( Reino Unido ) donde sufre la primera derrota desde su llegada a España, a puños del fabuloso Campeón del Imperio Británico, Campeón de Europa y Campeón del Mundo Howard Winstone.

Tras la derrota frente al gales consigue enlazar una etapa de 43 victorias ante importantes primera serie de la época como los campeones nacionales José Bisbal, Moncho Casal, Juan Rodríguez, José Luis Torcida ( en 2 ocasiones ) o los campeones de Europa del peso pluma Manuel Calvo ( en 2 ocasiones ) y Maurice Tavant. Además de internacionales de renombre como el nigeriano Rey «Joe King» Rafiu, el ghanés Sumoo Allotey, el francés Paul Rourre, el norteamericano Don Johnson o el italiano Vicenzo Pitardi.

Es por ello que la Federación Europea de Boxeo ( EBU ) le designa aspirante al título europeo de la división Pluma, junto con el argelino de nacionalidad francesa Yves Desmarets. El cubano había obtenido la nacionalidad española en el año 1966, gracias a la intervención del presidente de la EBU Vicente Gil, médico personal de Franco. El combate por el título europeo se escenifica en Madrid en la noche de la tradicional fecha en que se celebra el sorteo de navidad, y al hispano-cubano José Legrá Utría le tocó el gordo del campeonato de Europa al acertar con un triunfo por ko en el tercer asalto, sobre el aspirante francés.

Llega una serie de triunfos internacionales ante el campeón argentino y sudamericano Ernesto Miranda, frente al ghanés Joe Tetteh campeón de Ghana y del Imperio Británico, contra el campeón alemán Klaus Jacoby y el portugués Fernando Tavares, que le colocan en la senda del mundial del CMB.

El portador del cinturón verde y oro, es el excelente púgil gales Howard Winstone. A pesar de la minusvalía que le produjo un accidente, privándole de las falanges superiores de los dedos meñique, anular y corazón de la mano derecha, el púgil gales atesoraba siete títulos británicos, otros siete europeos, y había disputado en tres ocasiones el mundial de la división pluma ante Vicente Saldivar.

En julio de 1968 se escenifica, en la localidad galesa de Porthcawl el campeonato del mundo de la división pluma. La contienda fue transmitida en directo por la TVE. Y en esta ocasión, el nacionalizado español conquista el segundo mundial de la historia para el boxeo patrio, batiendo por ko técnico en el quinto asalto al púgil galés. Una vivienda unifamiliar y un coche de fabricación americana fueron los regalos, a mayores de la bolsa, que le hizo Franco al campeón mundial.

Seis meses más tarde José Legrá defiende su título, en medio de una anárquica situación de la división pluma desde la retirada del poderoso Vicente Saldivar, ante el franco-australiano Johnny Famechon. El combate se disputó en el Albert Hall de Londres, y el campeón de Australia y de la Commonwealth, le arrebató el mundial del peso pluma al representante español, venciendo por puntos en un polémico combate en el que el australiano besó la lona en 3 ocasiones. 

Después de varios triunfos y una derrota frente al reaparecido Vicente Saldivar, el hispano-cubano enfila la senda en pos del título europeo que ostenta el italiano Tomaso Galli. El combate frente al púgil romano se escenifica en el Pabellón de los deportes de Madrid y se resuelve con el triunfo de Pepe Legrá por puntos.

Retiene su corona europea en Londres ante el ingles Jimmy Revie. Y tres combates después sufre el tercer ko de su carrera ante el tunecino Tahar Ben Hassen en Madrid. Vuelve a defender con éxito su corona europea ante el italiano Giovanni Girgente en Madrid; frente a Evan Armstrog en el Albert Hall; contra Tommy Glencross en Birmingham, y delante de Daniel Vermandere en Madrid. Antes de esta última defensa europea había sido vencido por el nigeriano Jonathan Dele en Barcelona. 

Y le llega la oportunidad de aspirar al cinturón mundial del WBC que detenta el mejicano Clemente Sánchez. Seis años antes de su muerte a tiros, el púgil de Monterrey era ya un boxeador en horas bajas. Se presento a defender su título ante el Puma de Baracoa con sobrepeso. Se negó a a rebajar el exceso antes del combate, por lo que perdió toda opción a mantener su corona. Solo en caso de victoria, accedería al título el español.

Como así sucedió al día siguiente en la Monumental de Toros de Monterrey, dentro de un combate a 10 asaltos en el que José Legra se erigió por segunda vez rey mundial de la división pluma al anotarse el triunfo por ko técnico en el último asalto.

Medio año después, deja el título en los guantes del fenómeno brasileño Eder Jofre, quien le vence por puntos en Basilia. Obtiene una victoria por puntos ante Jimmy Bell en Mallorca, y termina su carrera boxística en Nicaragua, donde es derrotado por el excepcional Alexis Arguello por ko en el primer asalto.

Hasta aquí la síntesis de una carrera única del boxeo español. En la actualidad, y después de recuperarse del corona virus, José Legrá Utría vive en una residencia para mayores en Madrid.    

RETROSPECTIVA 2017 / 25 AÑOS DEL ADIÓS DE LA LEYENDA URTAÍN

Se cumple un cuarto de siglo del abandono de la vida por parte del que se convirtió en leyenda del boxeo nacional: Urtaín. Mucho se escribió ( y no todo exacto ) sobre el hercúleo boxeador vasco que monopolizó las pagínas de los periódicos, tanto de información general como deportivos, con sus gestas deportivas, su agitada vida social y con las leyendas surgidas a través de las andanzas del carismático ciudadano nacido José Manuel Ibar Azpiazu que devino en la estrella idolatrada del boxeo español de los 70.

José Manuel Ibar Aspiazu ( Guipuzcoa 1943/ Madrid 1992 ) fue el boxeador español más taquillero, mediático y con la carrera deportiva más controvertida y comentada de todos los tiempos. Chicarrón del norte con una fuerza natural muy marcada, pronto destacó en los deportes tradicionales vascos como el de levantamiento de piedras, deporte al que popularizó allende los límites del país vasco y en el que batió todos los récords habidos hasta su llegada.

José Lizarazu, empresario hostelero de San Sebastián, lo convenció para que entrase en el mundo de los guantes, y bajo la dirección de Miguel Almanzor, que fue su primer manager y entrenador, debutó en un abarrotado campo de fútbol de Arana venciendo al santanderino Johnny Rodri, al que arrojó fuera del ring con el ímpetu de sus golpes.

En poco más de año y medio, el morrosko de Cestona consigue alcanzar la cifra de 26 victorias por la vía rápida, envueltas entre la polémica del tongo y el escaso bagaje pugilístico de sus rivales.  Cierto es que el boxeador guipuzcoano no era ningún ortodoxo del boxeo, pero la potencia natural de su pegada no podía ponerse en duda. En cuanto a sus rivales, y como corresponde a una buena planificación de la carrera de cualquier aspirante a campeón, no le iban a enfrentar a las primeras de cambio con campeones mundiales. Aun así, esa falsa leyenda sobre la valía de sus rivales se vio incrementada por el desconocimiento y la falta de información del público ( muchos eran recién llegados al boxeo atraídos por el carisma de Urtaín )  que acudía en masa a verle combatir, o que veía sus combates importantes ofrecidos por la televisión estatal.

URTAIN muestra las piedras que levantada, a su compañero en algunas fiestas nocturnas, y periodista, FERNANDO VADILLO. foto web

En el otoño de 1969 el fenómeno del boxeo español se acercó hasta la ciudad de Vigo para noquear en 2 asaltos al estadounidense Alfred Banks, en el Pabellón Municipal de Deportes. Entre los rivales de sus inicios, ( de los que ponemos entre paréntesis sus victorias, derrotas y nulos hasta el momento de su enfrentamiento con el guipuzcoano ), podemos citar al campeón nacional de los semipesados José Luis Velasco (12– 9–2), Expedit Moutcho (7-3-0), Jhony Romsaas (11– 3–0), Harry Kneip (24–11–5), Lion Ven (2 –17– 1), Carl Baker (15–8–1), Kurt Stroer (18–13–4) o Bas van Duivendobe (15–13–5) y así hasta los 27 adversarios vencidos antes del límite, que le facultaron para acceder al título europeo.

Ya bajo la dirección deportiva de ManoloAlfonso del Rio le llegó la oportunidad de disputar el europeo de los pesos supremos que ostentaba el mastodonte alemán Peter Weiland (23-4-2). Corría el mes de abril del año 1970 y el Palacio de los Deportes de Madrid batió el récord de asistentes a un espectáculo deportivo desde la inauguración del mismo. Se calcula que más de 2.000 personas se acomodaron por los establecimientos de hostelería de los alrededores del Palacio de Deportes para presenciar el combate por televisión, ante la imposibilidad de adquirir una entrada que triplicaba su precio en la reventa.

Todo parecía ponerse de cara cuando una derecha del vasco envió a la lona al teutón en el primer asalto. Pero el campeón alemán supo nadar y guardar la ropa, enseñando a sufrir a un Urtaín nada acostumbrado a ver a un rival que le aguantaba los siguientes asaltos en pié, y que, encima, le llegaba con duros golpes al rostro. Hasta que el empuje y pundonor del morrosko más entrenado de su carrera, alcanzó otra vez con su derecha al alemán en el séptimo asalto, y ahí se acabó el reinado europeo del orondo germano. ¡ José Manuel Ibar, campeón de Europa !

Después de 2 nuevas victorias por ko, defiende su título europeo ante el alemán Juergen Blind (20-7-6), alcanzando por primera vez en su historia el límite reglamentario de los 15 asaltos,  reteniendo su corona al vencer por puntos al rubio aspirante, y demostrando una mejoría técnica en su forma de boxear.

Sufre la primera derrota de su carrera, al ser descalificado ante los puños del italiano Alfredo Vogrig en San Sebastián.

En octubre del 70, viaja al Reino Unido para exponer su cinturón de campeón Europeo ante, El Frutero de Londres, Henry Cooper (40-13-1). En el Empire Pool de Wembley ( London ) el veterano campeón de la Commonwealth y de Europa ( el hombre que había enviado a lona al mismísimo Cassius Clay en el quinto asalto de su enfrentamiento en Londres ) impartió una magistral lección de boxeo al rudo boxeador vasco durante los siete asaltos que duro su combate. La toalla voló desde la esquina del español, poniendo fin a la desigual contienda. Sir Henry Cooper, volvía a reinar entre los grandes pesos de la vieja Europa al arrebatar la corona que portaba, desde tan solo 6 meses, Jóse Urtaín.

De vuelta a España se enfrasca en la aventura del campeonato nacional que detenta el orensano, afincado en vizcaya, Benito Canal (22-10-4) que deja el título al caer por ko en el segundo asalto del combate celebrado en Bilbao.

Viaja a Alemania para noquear a Ivan Prebeg (31-13-4), y retiene el título nacional haciendo combate nulo con Mariano Echevarría en una abarrotada plaza de toros de Bilbao.

Seguidamente sufre la tercera derrota de su carrera ante el argentino Gregorio Peralta en Madrid, pero le surge una nueva oportunidad europea ante el británico Jack Bodell.

El combate se escenifica en Madrid en diciembre de 1971, con un cuestionado Urtain, a raíz de los excesos de su vida privada y de la derrota sufrida por ko técnico ante el argentino Peralta. Sus detractores, a priori, aprovechan para criticarle y no concederle la confianza necesaria para imponerse al inglés, que se presentaba con una planta de peso pesado atlético, una cabeza más alto que el guipuzcoano, y que además portaba los títulos de Europa y del Imperio Británico refrendados a través de sus 60 triunfos sobre 69 contiendas. Pero el morrosko vuelve a dar la de cal, e impone su fuerte pegada enviando a la lona en el segundo asalto al británico y conquistando, de nuevo, la corona europea que ya se había ceñido con anterioridad.

Vuelve a enfrentarse a su conocido rival Juergen Blind con el europeo en juego en Madrid, y en esta ocasión es el alemán quien obtiene la victoria  a los puntos después de los 15 asaltos reglamentarios, que le otorgan el Cinturón de Campeón Europeo.

JOSÉ URTAÍN, MANO DE PIEDRA DURÁN, MANUEL CALVO, JOSÉ DURÁN, MIGUEL VELAZQUEZ Y DUM DUM PACHECO. ¡ Casi nada ! foto recorte de prensa.

Encadena una serie de victorias, y un combate nulo en Madrid ante el gigante puertorriqueño José Román, y vuelve a recuperar el título nacional, que había abandonado para optar al europeo, noqueando en Madrid a Casimiro Martínez. Acude a Almería para exponer el título ante el aspirante local José Antonio Galvez al que derrota por puntos conservando el statu quo de campeón de campeón de España. Vuelve a enlazar una serie de victorias salpicadas con una derrota ante el uruguayo Alfredo Evangelista en Madrid y consigue que se le tenga en cuenta para disputar por sexta vez en su carrera el entorchado europeo que estaba vacante. Su adversario y co-aspirante sería el belga Jean Pierre Coopman.
El combate por la hegemonía del peso pesado europeo, se escenifica en el Sportpaleis de Antwerpen ( Bélgica ). Los dos aspirantes suben al cuadrilátero y pronto empieza el calvario para el ya veterano y castigado 
Urtaín que no puede aguantar en pié ante Coopman, perdiendo por ko, su último combate y por ende su última oportunidad del campeonato europeo.
Una vez abandonado el boxeo,
Urtaín se dedicó a negocios de hostelería que fracasaron comercialmente. Ello dio pié al inicio a una vida de depresión, que culminó con el lanzamiento de su toalla vital al vacío madrileño. Corría el año 1992 y no había cumplido el medio siglo de vida.

JOSÉ GONZÁLEZ DOPICO / RESEÑA BIOGRÁFICA PUBLICADA EN MAYO DE 2015

Hoy espero que os distraiga unos minutos esta pequeña glosa sobre el perfil boxístico del primer boxeador gallego de la historia que tuvo el privilegio de llegar a disputar el Título de Europa y que logró alzarse con el cinturón nacional en 9 ocasiones.

José González Dopico ( San Juan de Filgueira / Ferrol 1944  – Ferrol 2007 ) se crió en el barrio de Esteiro y entrenaba entre otros muchos chavales ferrolanos, bajo la dirección de Joaquín Alejos , en un garage en el que los antiguos sifones ( botellas que contenían el agua carbónica que acompaña al tradicional vermú )  hacían la labor de ducha, y el rústico saco de lona estaba relleno  de arena de playa. Los contactos del maestro Alejos, que había sido campeón de España,  consiguieron la autorización de los estamentos militares que les permitió entrenarse en las acondicionadas instalaciones deportivas que la Marina Española tenía en Ferrol. Fue un destacado púgil amateur alcanzando el subcampeonato de España y formó parte del equipo nacional de boxeo.

 Debuta como profesional en 1963 venciendo en el estadio Manuel Rivera de Ferrol al catalán Guasch.

Cartel anunciador de la velada en la que debutó como profesional José "Japones" González Dopico.

Cartel anunciador de la velada en la que debutó como profesional José «Japones» González Dopico.

En su octavo combate conquista por primera vez el entorchado nacional del peso welter derrotando por puntos en Carballo al canario Carmelo García «Gancho» Alonso.  El boxeador de las Islas Afortunadas, había conquistado el título frente al irrepetible Exuperancio «Fred» Galiana, al que derrotó por ko. técnico en el undécimo asalto. Tres meses más tarde, y ante el mismo rival, el ferrolano perdía el cinturón en el estadio Insular de Las Palmas. 

 Dos años más tarde intenta reconquistar en vano el título al hacer combate nulo en Ferrol con el catalán Antonio Torres.

Cosa que si consigue un año más tarde en el mismo escenario al imponerse, por ko en el primer asalto,  al madrileño Toni Ortiz que fuera campeón de Europa de los super-ligeros.

Acude al Gran Price barcelonés donde de nuevo se cruza en su camino Antonio Torres y le arrebata el título nacional. Casi dos años después, nuevo enfrentamiento entre ambos en La Coruña y victoria y nuevo cinturón para José » Japones » González Dopico, que volvería a revalidarlo dos veces más ante el catalán, con el que mantuvo 6 enfrentamientos a lo largo de su carrera deportiva.

Mantiene dos encuentros con el fenomenal trotamundos cubano Ángel Robinson García, quien contaba en su palmares con combates contra José «Mantequilla» NapolesMiguel VelázquezJosé Durán o Ken Buchanan, y los resuelve con una victoria y una derrota a los puntos.  

Conserva el título nacional venciendo por kot. en Madrid a » Dum Dum» Pacheco y  meses más tarde ante Eugenio » Cloroformo » Cabrera  en La Coruña por puntos.

Vuelve a retener el título en un dramático combate ( por la incertidumbre que ocasionó su desarrollo )  con el tinerfeño Barrera Corpas, el cual fue ingresado en un centro médico coruñés, tras sufrir un espectacular ko en el primer asalto. Afortunadamente el magnífico y legendario púgil tinerfeño, que  había optado en 2 ocasiones al mundial superligero enfrentándose a los campeones Nicolino Loche y Bruno Arcari, fue dado de alta después de una noche de observación en el hospital San Rafael. 

Acude a París en busca del campeonato de Europa, que se encuentra entre los puños del eterno  Roger Menetrey, y es declarado perdedor por puntos en un combate que, al decir de las crónicas e imágenes de la época, Dopico había ganado justamente.

Vuelve al boxeo patrio para recuperar el título que había dejado vacante durante su incursión europea, venciendo de nuevo a » Dum Dum » Pacheco en La Coruña.

Después de tres derrotas ante el brasileño Costa Acevedo (en 2 ocasiones ) y otra más ante el británico Eddie Blay,  se retira del boxeo en 1975 abandonado, también, el entorchado nacional de los welter que seguía en su poder, y habiendo figurado desde 1970  a 1973 entre los Top Ten del mundo en el ranking del Consejo Mundial de Boxeo.

Prosiguió con su profesión de bombero en su Ferrol natal donde, además, ejerció como industrial de hostelería muchos años.

Un agresivo cáncer de pulmón segó, de forma casi fulminante, su vida en el 2007. 

RAFA GIL: DE LOS MARES DEL NORTE AL CLUB DEPORTIVO SAGABOX DE VIGO.

Aunque nacido en la ciudad de Malmoe, perteneciente a la región de Escania situada al sur de Suecia, Rafael Gil Hesseldahl lleva casi toda su existencia en la ciudad  Olívica donde, según él mismo me comentó, » toda mi vida, y mi domicilio y la sede del Sagabox están en Vigo «.

La afición boxística llegó hasta Vigo para encandilar al joven nórdico y desde su adolescencia caló tan hondo, que llegó a convertirse en la pasión deportiva de un adulto Rafa Gil. Como otros muchos jóvenes vigueses, con apenas 15 años se inició en el aprendizaje del noble arte de los guantes aleccionado » por un amigo que era boxeador profesional y me animó a probar «. Consiguió la licencia federativa, la cual supongo que llevaría la firma del por entonces presidente de la federación nacional Roberto Duque, y con 16 años, se lanzó a boxear en una época en la que no existían categorías de edad dentro del boxeo amateur.

No alargó mucho su primer periplo boxístico, y con no más de media docena de combates, siguió el ejemplo de aquellos antepasados vikingos que surcaban los mares a bordo de su drakkar en pos de conquistas, y un verano de principio de los 70, alumbró su decisión de enrolarse en la marina mercante en busca de su peculio particular. Aunque, a pesar de los distintos derroteros que trazaba su flotante puesto de trabajo, cualquiera de los horizontes que oteaba, a babor o estribor, le seguían recordando su afición pugilística.

Había sobrepasado los treinta y cuatro años de edad cuando Rafa Gil resolvió retornar a la esquina del cuadrilátero en calidad de entrenador, al mismo tiempo que aceptó colaborar con la Federación Gallega de Boxeo tras petición hecha desde el ente autonómico. » Me sorprendió una llamada en la que me solicitaron que echara una mano « declaró el técnico vigués. Se comprometió tanto en mejorar el deporte de los guantes que, un día, decidió aceptar la presidencia de la FGB. Durante 7 años, aquel joven sueco que ejercía de vigués, se entregó con determinación a pilotar la nave del boxeo gallego.

Una vez cumplida su travesía federativa comenzó a fraguar la que, a la postre, sería la más grande obra de su carrera boxística, el Club Deportivo Sagabox. El propio técnico vigués cuenta que » nació en 2002 como la unión de varias personas que montamos un ring y empezamos a entrenar. Allí empezó todo y con el tiempo sacamos a chicos a boxear y a hacer veladas. Y aquí estamos». Curiosamente, el Sagabox, organiza bastante más eventos en los alrededores como Salceda de Caselas, Ponteareas, Soutomaior o Baiona, que en la propia sede del Club, que es Vigo, y el propio técnico lo explica diciendo que » en Vigo es complicado por los costes de los pabellones «. Aunque las instalaciones del Hotel Bahía son las elegidas cuando se trata de promover a sus pupilos en los eventos organizados dentro de la capital, » porque allí tienen un aforo más limitado, pero más apiñado, que contribuye a que el ambiente sea mejor para una noche de boxeo « sostiene el cofundador del Club que asegura que sus promociones no intentan hacer negocio, «lo hacemos por darle cabida a los chavales que entrenamos «. Y desde luego que ese filantrópico trabajo pugilístico ha dado sus frutos con la crianza de excelentes boxeadores gallegos que han surgido del club ubicado en el Centro Vista Alegre de García Barbón.

El SAGABOX de Rafa Gil será protagonista el sábado en el Pabellón Álvaro Pino de Ponteareas. foto cedida por sagabox.

El Club Deportivo SAGABOX de Rafa Gil, lleva 18 años formando a excelentes competidores que han aportado sus cualidades boxísticas para mantener la supremacía que ejerce la provincia de Pontevedra en el boxeo gallego. Cedida

Juan Simón Sanjuán que iniciará en febrero pedagogía en su flamante centro de entrenamiento Club Boxeo Sanjuán, y Alex Barros con nueva etapa en otra escuela viguesa, son dos alumnos diploma de plata galaica, el primero, y licenciatura de bronce hispana, el segundo, de los que Rafa Gil opina que » los cambios siempre son buenos para crecer, me alegro por todos. Alex es joven y quiere volar, lo cual es lógico, él tendrá nuevas metas. Simón ha fundado un nuevo club, Boxeo Sanjuán, que ya cuenta con gente que dará que hablar. Es gratificante que mis alumnos crezcan sin mi paraguas, es ley de vida «, confiesa el propio entrenador, que termina apostillando » yo seguiré trabajando para conseguir sacar a alguien que supere las metas de los que ya han triunfado».

Pero ha habido, y seguirá habiendo, cosechas de alumnos cultivados en el bancal del Deportivo Sagabox que han alcanzado la talla de las boxeadoras Najla Shami, Paula Simal, Alejandra Martínez, Hanna Alonso, Cora Represas, o de los púgiles Alberto «Rayo» Rosales, Luis «Siul» Montada, Unai Colorado Olveira, Abnael Nieto, Pedro Martínez, Dani Castro, Matias Silva Maldonado, Bruno Cardosço, Alvaro «Flaco» Pardellas, Dani «Inca» Díaz, Miguel Santamaría, o Santi «Chacal» Alonso y otros muchos más que no figuran en el archivo de boxeodemedianoche, y a los que pido disculpas por no citarlos.

Y más que vendrán.

ECOS DE PRENSA: ALBERTO TEIJEIRO PEREIRA BAJO EL TECLADO DE ZAIRA CORCHEIRO

El Diario de Pontevedra ha publicado una semblanza humana del entrenador nacional de boxeo Alberto Teijeiro Pereira. Bajo la óptica gráfica de la redactora Zaira Corchero, la cabecera pontevedresa sintetiza en sus páginas el esfuerzo titánico que viene realizando durante años un luchador enfermo crónico de anquilopoyética por encumbrar a los alumnos de su club de boxeo.

Dado el interés humano y deportivo del excelente trabajo periodístico que muestra la gran voluntad de una persona a la que hay que admirar y distinguir por su épica batalla contra la inmovilidad, me tomo la licencia de reproducirlo para los lectores de boxeodemedianoche por la relación que guarda con el noble arte.

Fotografía realizada por Javier Cervera-Mercadillo que ilustra el reportaje sobre Alberto Teijeiro, surgido del teclado de la periodista Zaira Corchero del diariodepontevedra.es.

Fotografía realizada por Javier Cervera-Mercadillo, que ilustra el reportaje, sobre Alberto Teijeiro, surgido del teclado de la periodista Zaira Corchero del diariodepontevedra.es.

 diariodepontevedra.es / Zaira CR

» El entrenador del Team Thunder tiene una historia que deja huella: comenzó a practicar boxeo cuando le diagnosticaron Espondilitis Anquilosante, una enfermedad que reduce progresivamente la movilidad de su cuerpo

Es LA CARA no visible del Team Thunder, un club que es exitoso gracias a su esfuerzo y sacrificio. Trabaja en la sombra luchando por los sueños de los deportistas, y luchando por él. Y es que no todo es color de rosa. El boxeo le devolvió la vida y las ganas de seguir adelante cuando hace diez años los médicos le diagnosticaron una enfermedad que le cambiaría por completo: Espondilitis Anquilosante. Ese nombre no se le olvidará jamás. Es la dolencia que hace que cada día vaya perdiendo movilidad en su cuerpo debido a que sus huesos se van soldando a medida que pasa el tiempo. No tiene cura, pero hoy, tras años de lucha constante, puede caminar y por si fuera poco, es el creador de los mejores talentos del ring que existen en la actualidad en Pontevedra. Y todo gracias a su empeño.

Alberto Teijeiro (Suiza 12-07-1981) amanece cada mañana inmóvil. El despertador le devuelve a la realidad. Prepara su bolsa de entrenamiento y sus guantes y pone rumbo al pabellón A Raña, donde cada día da un golpe a la enfermedad que le quiere vencer. Berto, como cariñosamente le llaman sus conocidos, es más fuerte que ella. Entrena durante dos horas para activar su cuerpo y ralentizar así la enfermedad que a los 28 años le cambió la vida. «Tenía muchos dolores, pero no daban con lo que era, hasta que un día me la diagnosticaron, por fin. A partir de ahí todo fue un infierno» recuerda.

Pruebas y más pruebas para conseguir un tratamiento que le frenase el dolor. «No quería vivir. Es muy duro levantarse cada mañana sabiendo que te va a doler todo el cuerpo y no puedes hacer nada. Además piensas: a ver qué parte del cuerpo no voy a poder mover hoy. Yo no aguantaba más», recuerda.

Por aquel entonces su decisión fue dejar la vida pasar. Se resignó a luchar. Sin trabajo, puesto que la enfermedad no le permitía desarrollar sus funciones con normalidad, y sin ilusión, Berto se sumió en una profunda depresión. «Me encerré en casa y no quería salir». Hasta que su mujer y su hija le pusieron un ultimatum: si no luchaba por su vida, se marcharían. Él lo tiene claro: «No podía permitirme perder a mi hija, así que lo hice por mi familia».

A partir de ahí, Alberto comenzó una nueva vida. «Me recomendaron el boxeo como deporte de movilidad, era la forma de mantenerme activo. Al principio sólo iba dos días a la semana, porque no me convencía la idea de salir de casa. Hoy puedo decir que me salvó la vida».

Comenzó a practicar una actividad que nunca pensó que le cambiaría la forma de pensar y sobre todo, de ser. «Al final me enganchó. Vas viendo como día a día puedes moverte más y te sientes realizado, y aunque el dolor sigue estando, al menos me muevo. El boxeo forma ya parte de mi vida»». Un golpe de realidad.

En los últimos años la progresión de este entrenador ha sido asombrosa. Su innegable poder de superación le ha convertido en el alma máter del Team Thunder. Sus alumnos no conciben el club sin él. Y es que, tras demostrarse a si mismo y a sus compañeros que puede lograr lo que se proponga, decidió seguir dando pasos en su vida, y se dispuso a hacer el curso de entrenador para recuperar lo que un día perdió. «Me gusta ayudar a la gente. Yo he necesitado mucha ayuda, y quizá de eso se aprende. Para mí es un orgullo ver cómo los competidores pasan por mis manos y se van formando». Ha vuelto a sonreír

Su día a día se presenta en el pabellón, donde ha formado una familia. Su mujer y su hija quisieron formar parte de esta segunda oportunidad que le dio la vida, y ahora comparten esta afición con él.

Alberto conoce el desenlace de esta historia. «Se que con el tiempo no podré moverme y que la enfermedad me vencerá, pero estoy intentando posponerlo al máximo. Cada vez los brotes son mayores. A veces no puedo mover un brazo, otras veces las piernas… He llegado a ir con bastón a entrenar a los chavales. Pero lo importante es seguir haciéndolo».

Sus palabras denotan seguridad. El boxeo le dio la oportunidad de volver a nacer y quiso aprovecharla. Hoy, la Espondilitis Anquilosante que padece va perdiendo la batalla. Berto luce en su brazo un tatuaje con las siglas de esta enfermedad, con la que sabe que tendrá que convivir para siempre. Ha aprendido boxeo y sobre todo, ha aprendido a vivir.

Practica boxeo todas las mañanas para seguir batallando contra esta enfermedad que no le da tregua. Sin embargo, por las tardes se pone el mono de trabajo para ayudar a cumplir sueños: forma a los púgiles y actualmente tiene el título de entrenador nacional que le cataloga como uno de los entrenadores con más proyección en Pontevedra.

Puede presumir de haber forjado a campeones gallegos, nacionales e internacionales en los últimos años y no se pone techo. Le apasiona ver como sus boxeadores van creciendo en el ring y confían en sus manos a la hora de cruzar las dieciséis cuerdas.

Además, su pasión por los niños ha hecho que de un paso adelante y sea parte del elenco de entrenadores infantiles del Team Thunder, donde trabaja a diario para formar la cantera que sabe que un día llegará a darle grandes alegrías. Dentro de cada entrenamiento, Alberto Teijeiro deja resquicios de su historia para inculcar a sus alumnos la lucha constante en la vida. Él lo está consiguiendo y quiere ser un ejemplo.

CHARLY LÓPEZ: LA PROGRESIÓN DE UN POLIVALENTE AUTODIDACTA QUE ILUSIONA EL CAMPEONATO NACIONAL

Las cualidades innatas para la lucha que atesora Charly “The Spartan” López ( Goián 1988 ), le han facultado para ser un autodidacta dentro de las austeras disciplinas de los guantes desde muy niño, ya que se las ingeniaba para idear sus propios útiles de entrenamiento. Esas mismas cualidades son las que trata de inculcar a sus alumnos del Club Spartan Team Tomiño, que él mismo dirige con gran éxito, y prueba de ello es que varios de sus alumnos ya forman parte del selecto club de Campeones Gallegos de Promesas y Clubes. 

Polivalente y curtido en numerosas batallas de Boxeo, Kick, K1 o Full, el batallador púgil ha logrado la medalla de Bronce en el Campeonato de España 2019, además de haberse proclamado Campeón de Galicia Élite de Boxeo en 3 ocasiones. Asimismo es Subcampeón de España de Kickboxing, Campeón Gallego de Full-contactCampeón Gallego de Kick Boxing. Es también competidor de Muay Thai, y optó al Titulo Mundial de K1 profesional ante Willy Borrel, con derrota a los puntos.

De cara a una nueva temporada en su carrera pugilística he mantenido contacto con el valeroso púgil, que suele convertir sus combates en las mejores lides de las veladas en las que boxea, para que me cuente sus inicios, su actualidad y lo que espera de su futuro deportivo. Y debo agradecer su dedicación y cortesía por haber hecho posible esta primera reseña del 2020 para boxeodemedianoche.

Los dos grandes protagonistas de la noche de boxeo en O Barco, Charly López y Nono Jimenez. Cedida

Imagen posterior de uno de los épicos combates llevados a cabo por Charly López, que resultó ser la mejor lid de una noche de boxeo en O Barco. Su rival fue el corajudo Nono Jimenez. Cedida

  ¿ Como te iniciaste en los deportes de contacto ?

– Antes de nada, agradecer tu tiempo e interés en hacerme esta entrevista, muy agradecido con ello y con tu tiempo dedicado al boxeo y en este caso a mi persona, muchisimas gracias. Pues bien, mi presentación ante los deportes de contacto fue a través del Wushu Sanda, un arte marcial de origen chino el cual empecé a practicar en cuanto tuve la posibilidad de desplazarme al obtener el carnet de conducir con 18 años. Cierto es que me hubiese gustado comenzar antes a practicar deportes de contacto o artes marciales, pero nunca había tenido la oportunidad y en mi casa no eran muy partidarios de ello, ja ja. Y eso que algunos de mis familiares me comentan que ya desde bien pequeño construía mis propios sacos de boxeo con bolsas de plástico llenas de arena que colgaba en cualquier lugar para que pudiese golpearlo, algún recuerdo aun tengo de ello ja, ja. A través del Sanda llegué al full contact donde debuté en la modalidad de ring, y ya seguidamente inicié mi carrera deportiva en el kick boxing y el K1. Este último, es una disciplina que me fascina por su combinación de golpes y ritmo y en la cual, hasta la actualidad, tengo mi mayor numero de combates, unos 35 o 40.

¿ Cuando y en donde se conocieron el Boxeo y Charly López ?

– Siempre me ha gustado el boxeo, boxear, la combinación de puños y piernas, por ello, y aunque sin centrarme plenamente, decidí presentarme a mi primer campeonato gallego en 2012. Pierdo en la final, pero era mi primer campeonato, una plata y con un resultado muy justo no estaba mal ( más sabiendo que la semana anterior había competido en K1). Después de este campeonato, entre las lesiones y estar centrado en el K1 profesional, solamente me permitieron participar en alguna que otra velada de forma esporádica. Hasta que en 2017 vuelvo a presentarme al campeonato gallego de boxeo, esta vez haciéndome con el título, y ya más decidido a centrar mi carrera un poco más hacia el boxeo. En 2018 de mis 16 combates 15 fueron de boxeo, en 2019 solamente 1 no fue boxeo, y 2020 es posible que el cien por cien de mis combates sean de boxeo.

 ¿ Ha cambiado mucho el boxeo desde entonces ?

– Como decía, aunque me gustaba mucho el boxeo, veía entrenamientos de ídolos a los que quería copiar, pero no estaba dentro del mundo del boxeo para saber realmente los cambios que pudo haber. Lo que si creo y para ello no hace falta mucha información, es que el boxeo gallego está en un gran momento, creo que la FGB está haciendo un gran trabajo para ello y los clubes están respondiendo. Cursos, veladas, entrenamientos… se están haciendo cosas, el boxeo se ve, se habla y se practica mucho más que hace unos años en Galicia, y eso es excelente.

¿ Que opinas de que, en el momento actual, alcances medallas nacionales, conquistes entorchados autonómicos y formes parte del equipo gallego ? 

– Pues la verdad que estoy muy contento de que las muchas horas de trabajo estén dando sus resultados, a pesar de no tener ni los mejores medios, ni haber podido obtener una buena supervisión en mi carrera deportiva debido a mi situación geográfica. Creo que se compensa con las ganas y la actitud que he tenido durante muchos años y hoy día mantengo casi el mismo nivel que exige el boxeo nacional. Este año he podido hacer medalla en el campeonato nacional de boxeo, algo que me ha alegrado mucho a pesar de que íbamos a por el cinturón, ja ja. Pero lograr una medalla no es fácil y menos en mi peso. Tocando el tema de los Guerreros del Bronx, equipo del cual formo parte y estoy muy agradecido, creo que hemos hecho un trabajo increíble. Un equipo cien por cien gallego, llegamos a las finales, hemos dado guerra en todo el torneo, creo que hemos hecho un trabajo casi inmejorable y me siento orgulloso por todos los que hemos formado ese equipo, desde deportistas a entrenadores y patrocinadores.

Charly " Spartan " López volvió a demostrar poderío y combatividad a raudales. En la imagen de LaLigaSports con su resistente oponente.

Charly » Spartan » López demostró poderío y combatividad a raudales para conquistar la medalla de Bronce en el Campeonato de España 2019. En una imagen de LaLigaSports.

Todo campeón, antes y después de serlo, suele tener un modelo o un ídolo en el que reflejarse, ¿ Quien o quienes son tus referencias ?

– Pues si, aunque he sido muy infiel en este aspecto, ya que he tenido muchos, ja ja. Nunca hubo uno que me conquistase del todo, siempre iba viendo a varios, al principio más de Kick y k1 como Masato, Buakaw, Jerome LeBanner, Bonjasky . . .  y después empecé a decantarme también por boxeadores como Cotto, De La Hoya o Tyson. Me gustaba ver videos de los que más me gustaban e intentar coger lo mejor de cada uno, basándome en el método de aprendizaje de mi gran y autentico referente Bruce Lee.

Desde mi punto de vista, tu perfil de boxeador encajaría perfectamente dentro de los guantes encordados y el vendaje duro. Te has parado, en algún momento,  a analizar la disyuntiva entre guantes con velcro o cordón ?

– Pues si es posible que tengas razón y mi boxeo encaje mejor en el boxeo profesional, he hecho ya algunos combates con vendaje duro y guante de cordón en las modalidades de Kick y K1, y la verdad, no he notado mucha diferencia, ni he noqueado, ni me han noqueado, ja ja. La mano quizás va más cómoda y protegida, y creo que ese es el mayor cambio, proteger la mano y pegar con más seguridad, pero por lo demás, no te da super pegada ni nada de eso. Yo por lo menos no he notado un gran cambio, ja ja.

¿ Cuales son tus pretensiones dentro del boxeo, y las metas que deseas alcanzar en tu carrera pugilística ?

– Soy muy ambicioso, aunque también realista de que no soy un chaval, pero intentaré seguir trabajando duro y fuerte para llegar lo más alto posible. Si tuviese que poner ahora mismo un objetivo a cumplir, sería ser Campeón de España. Mi ilusión, ya desde mi paso por el piragüismo, siempre ha sido disputar una olimpiada, ya no digo ganarla, pero sí participar y disfrutarla. Creo que es el objetivo de todo deportista de deporte olímpico. Tengo claro que ese objetivo ya no es alcanzable, pero si ser campeón de España. Este objetivo sí es posible alcanzarlo, con mucho trabajo y un poco de suerte.

Charli López del Spartan Team de Tomiño con su flamante Cinturón y la medalla de Oro que le acreditan como Campeón de Galicia. Cedida

Charly López, del Spartan Team de Tomiño, atesora 3 Cinturones y 3 medallas de Oro que le acreditan como TRI – Campeón de Galicia de Boxeo. Cedida

 ¿ Compaginas bien familia, trabajo, boxeo, o hay discusiones por prioridades ?

– Hace años que trato de encuadrar el trabajo al deporte, para permitirme entrenar, descansar… Aunque esto no es fácil y a veces supone sacrificar otras muchas cosas. Supone muchas veces vivir al día para poder dedicar el tiempo suficiente a los entrenamientos y no tener un trabajo demasiado pesado que te limite a entrenar, aunque a veces es inevitable. He pasado por la construcción, el reparto, la seguridad de día y de noche, y alguno que otro más que me quedará atrás. Siempre he tratado de adecuar horarios y turnos para poder entrenar. Por suerte, en la actualidad consigo sostenerme dando clase en el club Spartan Team, el cual dirijo, y dando clases también en gimnasios de mis cercanías.  A veces no es fácil compaginar trabajo, familia y deporte, pero es parte de un buen deportista saber coordinar todo adecuadamente.

Al margen del deporte, ¿ eres aficionado a la música, al cine, a la pintura o cualquiera otra actividad lúdica ?

– Mi vida la verdad que va muy encadenada al deporte, pero también dedico algún tiempo a esas otras cosas, aunque no soy un especialista en ninguna de ellas, ja ja. Mi chica, mi familia y amigos son mi entorno principal fuera del deporte, y ya después ir improvisando algún plan sobre la marcha. Me encantan los animales y pasar tiempo con ellos.